la referencia hipotecaria cae a mínimos históricos

Barclays y SG abren la veda en el euríbor para que la banca 'pague' por las hipotecas

Draghi ha abierto la puerta a la aplicación de más medidas monetarias expansivas en la Eurozona. Las expectativas ya se están calentando y el índice hipotecario está más cerca del 0% que nunca

Foto: El presidente del Banco Central Europeo, Mario Draghi. (EFE)
El presidente del Banco Central Europeo, Mario Draghi. (EFE)

El euríbor a 12 meses, la referencia para la mayoría de las hipotecas a tipo variable en España, lleva muchos meses instalado en mínimos históricos. Es más, como cada vez se encuentra más cerca del 0% solo queda la duda de si llegará a situarse en negativo. Y todo indica que este hito acabará ocurriendo si el Banco Central Europeo (BCE) acaba cumpliendo el compromiso anunciado el pasado jueves y refuerza sus estímulos monetarios en la reunión del 10 de marzo.

Los primeros pasos en esta dirección ya se han dado. El pasado viernes, el día después de que el presidente del BCE, Mario Draghi, adelantara nuevas medidas para marzo, 2 de los 23 bancos que componen el panel de entidades a partir del que se calcula el euríbor a 12 meses ya situaron el interés a este plazo en negativo. Se trata de Barclays Bank y Société Générale, que, según los datos del Instituto Europeo de Mercados Monetarios (EMMI, en sus siglas en inglés), especificaron que estarían dispuestas a prestar dinero en el mercado interbancario a un plazo de 12 meses a un interés del -0,02% en ambos casos.

Barclays Bank y Société Générale estarían dispuestas a prestar dinero en el mercado interbancario a un plazo de 12 meses a un interés del -0,02%

No es la primera vez que ambas entidades ponen los tipos en negativo a este plazo, pero sí es la primera vez que las dos lo han puesto tan bajo al mismo tiempo. Además, un número mayor de entidades del panel, en el que se encuentran los españoles Banco Santander, BBVA, CaixaBank y Cecabank, está cada vez más cerca del 0%.  

El euríbor a 12 meses se calcula a partir de los datos diarios que ofrece ese panel de bancos. En concreto, cada entidad especifica la estimación del interés que cobrarïa a otra por prestarle dinero por el plazo de un año. Es decir, a la espera de que entre en vigor el cambio en el que ya está trabajando EMMI, que es la asociación que se ocupa del cálculo del euríbor, la referencia hipotecaria se calcula a partir de esa estimación. Con la reforma en marcha, el euríbor se obtendrá a partir de operaciones reales, no de la manifestación de una voluntad. 

Continúa la caída del Euríbor, que no se sabe dónde terminará. (Corbis)
Continúa la caída del Euríbor, que no se sabe dónde terminará. (Corbis)

En caso de que el euríbor llegue a situarse en negativo, representaría otro alivio para los hogares que lo tengan como referencia porque se restaría al diferencial que se aplica sobre el índice en el contrato hipotecario. Para que el euríbor en negativo se traduzca en que el banco acabe pagando al hipotecado, la referencia hipotecaria tendría que bajar hasta una tasa negativa que sea superior a ese diferencial, algo muy improbable salvo que el BCE emule, por ejemplo, al Banco de Suiza y situé los tipos de depósito en tasas del -0,75% o más bajas. Actualmente, estos tipos se encuentran en el -0,30% y los pronósticos contemplan que en marzo podría recortarlos hasta el -0,40%. Además, el efecto favorable del euríbor en negativo se producirá siempre que no exista una cláusula suelo que lo impida. 

Eso sí, los tipos vigentes en el mercado monetario sí descuentan que el euríbor tiene margen para entrar claramente en negativo, más allá de las tentativas que empiezan a verse en el panel de bancos. Al menos, así lo refleja el derivado a 12 meses sobre el tipo de interés interbancario a un día (swap eonia a 12 meses), una referencia que antes de la crisis caminaba muy cerca del euríbor a 12 meses. De hecho, entre 1999 y el inicio de la crisis, en el verano de 2007, el euríbor a 12 meses superó de media al swap eonia en apenas 7,5 puntos básicos. Actualmente, con el swap en el -0,36%, la brecha alcanza los 39,4 puntos básicos. Esta mayor diferencia se deriva de las tensiones sufridas durante la crisis y la huella que han dejado -y que aún se siente- en el interbancario. Adicionalmente, esa bercha denota el hito que representa traspasar la barrera del 0% -para entrar en negativo- a un plazo tan largo como un año. 

Por debajo del 0,05%

A la espera de ver si el euríbor llega tan lejos, por el momento ya ha empezado a reaccionar a las expectativas auspiciadas por Draghi el pasado jueves. El viernes bajó al 0,032% y este lunes marcó un nuevo mínimo histórico diario al descender hasta el 0,028%. Con la caída de las últimas sesiones, la media mensual del euríbor, que es la que se tiene en cuenta en las revisiones hipotecarias, se sitúa en el 0,048%. A falta de cuatro datos para cerrar enero, este dato anticipa ya que la media definitiva será la más baja de siempre, por debajo del 0,059% de diciembre. 

Este dato garantiza una rebaja en las cuotas para aquellos hogares que revisen sus condiciones con los datos de enero, salvo que los contratos cuenten con una cláusula suelo. Hace un año, la media mensual del euríbor a 12 meses se situó en el 0,298%, mientras que hace seis meses estaba en el 0,16%.  

En negativo de 1 día a 9 meses

De los diferentes plazos para los que se calcula el euríbor, solo la referencia a un año se sitúan todavía en positivo. El euríbor a 3 meses, que es una referencia clave para la financiación de las empresas, lleva por debajo del 0% desde abril y ahora se encuentra en el -0,15%. Por su parte, el euríbor a 9 meses se encuentra en el -0,02% y lleva dos semanas en negativo. 

Antes, el plazo a nueve meses ya entró en negativo a comienzos de diciembre, como anticipo de la reunión que el BCE celebró el 3 de diciembre y en la que el mercado también esperaba que el BCE actuara porque Draghi así lo había anticipado. En efecto, la entidad actuó, pero con menos contundencia de la esperada, de ahí que el euríbor a 9 meses volviera a terreno positivo hasta hace dos semanas. Este precedente evidencia que el euríbor a un año llegará a ponerse en negativo siempre que Draghi no defraude

También se encuentra en negativo el tipo de interés interbancario a un día, llamado eonia. En su caso, se encuentra en el -0,24%. La particularidad del Eonia, y que puede servir como brújula para el euríbor, es que se calcula con los datos que proporciona el panel de bancos a partir de operaciones reales que tienen lugar en el interbancario, el mercado en el que los bancos se prestan dinero entre ellos, con lo que es una referencia real por no estar basada en estimaciones, sino en datos de operaciones efectuadas. 

 

Economía

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
2 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios