ve Buenas oportunidades de negocio

Margallo saca pecho por los lazos con Irán con las inversiones extranjeras en el aire

El ministro desliza que este país podría construir una refinería en Algeciras tras el fin de las sanciones internacionales, un anuncio que llega en un momento de máxima incertidumbre política en España

Foto: Los ministros españoles, de Fomento, Ana Pastor (3i); de Industria, José Manuel Soria (i), y de Asuntos Exteriores, José Manuel García-Margallo (3d), durante su visita a la mezquita y plaza del Iman en Isfahán (Irán). EFE
Los ministros españoles, de Fomento, Ana Pastor (3i); de Industria, José Manuel Soria (i), y de Asuntos Exteriores, José Manuel García-Margallo (3d), durante su visita a la mezquita y plaza del Iman en Isfahán (Irán). EFE

Apenas han pasado dos días desde el levantamiento de sanciones internacionales a Irán, pero al Gobierno le ha faltado tiempo para sacar pecho por sus buenas relaciones con este país. José Manuel García-Margallo ha sido uno de los primeros en hacerlo con un anuncio que confirma lo ya conocido: Teherán busca nuevos mercados para su crudo y ya ha puesto el ojo en España. Concretamente en Algeciras, donde Irán podría establecer una refinería y contribuir así a "crear puestos de trabajo en el Campo de Gibraltar", señaló ayer el ministro de Asuntos Exteriores y Cooperación. Este anuncio llega en plena formación de Gobierno, un momento de máxima incertidumbre política que pone nerviosos a los inversores extranjeros.

Margallo ve "buenas oportunidades de negocio" para las empresas españolas ahora que el Consejo de Seguridad de la ONU ha acabado con las sanciones a Irán. Por eso cruza los dedos para que el pacto nuclear se traduzca en más inversiones. "Hay que reconstruir todo el aparato energético de Irán y estamos muy bien colocados. Nuestra posición política es muy buena", matizó. Al presidir el comité de sanciones, España fue quien anunció el fin de las medidas contra Teherán después de que el Organismo Internacional de la Energía Atómica (OIEA) confirmase que el país había cumplido las exigencias para poner en marcha el histórico acuerdo atómico.

España ha sido una pieza clave en el levantamiento de sanciones y mantiene un estrecho vínculo con IránLas buenas relaciones entre Irán y España se remontan a finales de los años noventa. "Somos un socio muy fuerte" tanto en lo económico como en lo político, y no solo por haber contribuido al levantamiento de las sanciones. "El Consejo de Seguridad de la ONU eligió a España como facilitador" en el proceso, y las relaciones entre los dos países son muy fluidas desde hace tiempo, explica el profesor Alberto Priego a este periódico. El director del departamento de Relaciones Internacionales de la Universidad Pontificia de Comillas asegura que España es una pieza clave en el acuerdo nuclear con Irán porque mantiene una posición flexible dentro del grupo de países occidentales. Esto hace que Teherán vea a Madrid como un valioso aliado.

Que Irán baraja la posibilidad de implantar una refinería petrolífera en España -con capacidad para dar salida a 200.000 barriles al día- no era ningún secreto. Ya lo dijo hace unos días el viceministro de Petróleo iraní y director gerente de la Compañía Nacional Iraní de Refinado y Distribución, Abbas Kazemi: "Las negociaciones todavía no han concluido pero hay varias empresas españolas que han ofrecido sus propuestas para construir esta refinería", que contaría con un presupuesto de más de 3.000 millones y estaría financiada al 50% entre la Compañía Nacional Iraní de Refinado y Distribución y empresas españolas. ¿Por qué en Algeciras -donde ya está Cepsa- y no en otro destino? "La situación geográfica es muy buena, al estar entre dos mares", explica Priego. En la actualidad existen nueve refinerías en la Península.

Irán pone sus ojos en España tras el fin de las sanciones: podría construir una refinería en Algeciras. (EFE)
Irán pone sus ojos en España tras el fin de las sanciones: podría construir una refinería en Algeciras. (EFE)

Irán quiere asegurar mercados para su crudo y cree que la forma más segura de aumentar las exportaciones es invertir en refinerías en el exterior. De hecho, ya ha firmado preacuerdos con Indonesia y Brasil, y pretende hacer lo mismo con otros países como India o China. No obstante, el experto cree que la existencia de inversiones españolas en Irán "tendría más lógica" que las inversiones iraníes aquí. España no solo es un compañero diplomático de confianza, sino que mantiene estrechos lazos con importantes socios estratégicos de Teherán como Rusia o Siria. Además, será la encargada de vigilar el cumplimiento del acuerdo nuclear firmado el pasado 14 de julio.

El fin de las sanciones supone la entrada de un nuevo actor en la oferta de petróleo en el mundo y aumenta la competencia, lo que ha hecho bajar todavía más el precio del crudo: el barril de Brent ya cae por debajo de los 29 dólares. La vuelta de Irán al circuito se traducirá en la entrada de 500.000 barriles al día, a los que se sumará otro medio millón en los próximos meses.

Economía

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
4 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios