crece la brecha entre los subsidios y las prestaciones

El Estado se ahorrará 4.600 millones por la caída del paro y el descenso de la cobertura

La 'factura' del paro se ha abaratado de forma notable para las arcas públicas por segundo año consecutivo. No llegará a 21.000 millones, cuando estaban presupuestados 25.300 millones

Foto: La ministra de Empleo y Seguridad Social, Fátima Báñez. (EFE)
La ministra de Empleo y Seguridad Social, Fátima Báñez. (EFE)

El mercado laboral español mejora. Pero aún arrastra graves problemas. Y esta combinación de buenas y malas noticias arrojará entre otras consecuencias que la 'factura del paro' le saldrá al Estado 4.600 millones de euros más barata en 2015 de lo que estaba previsto. 

En los Presupuestos Generales de 2015, el Gobierno había destinado una partida de 25.300 millones de euros a la cobertura del desempleo. Los datos publicados este martes por el Ministerio de Empleo confirman que, finalmente, el desembolso efectivo será mucho menor. Hasta noviembre, último mes del que se tienen datos, la cuantía acumulada en 2015 se limitaba a 18.845 millones. Con los datos de diciembre, y siempre según las medias registradas en los 11 primeros meses del año, la cuantía final se moverá en torno a los 20.700 millones de euros, 4.600 millones por debajo de lo presupuestado. 

En noviembre, el gasto total por prestaciones se limitó a 1.671,4 millones de euros, un 13,3% por debajo de los 1.928,5 millones de noviembre de 2014. En el mismo mes de 2013, la cifra alcanzó los 2.355,5 millones de euros. La media mensual de los 11 primeros meses de 2015 se situó en los 1.725 millones de euros.  

Una tendencia buena... y otra mala

Este respiro se apoya en dos tendencias, una buena y una mala. La primera, el descenso del número de parados. El pasado año acabó con 4.093.508 parados, 354.203 menos que a finales de 2014. Los datos de un mes antes, los correspondientes a noviembre, reflejaban ya un descenso interanual de 362.818 personas, hasta los 4.149.298 parados. Esta evolución había contribuido a que el número de beneficiarios de prestaciones bajara en noviembre hasta las 2.162.456 personas, un 12,2% menos que un año antes. 

Beneficiarios de prestaciones por desempleo en noviembre. (Fuente: Ministerio de Empleo)
Beneficiarios de prestaciones por desempleo en noviembre. (Fuente: Ministerio de Empleo)

Pero también existe el segundo motivo que explica la reducción del número de beneficiarios. Y este segundo es el malo. La crudeza de la crisis ha generado un paro de larga duración que impide a muchos parados recibir ayudas porque han agotado ya todos los plazos y requisitos. Así lo refleja la tasa de cobertura, que en noviembre cayó hasta el 55,3%, frente al 57,9% del mismo mes de 2014 y el 61,4% de noviembre de 2013. Es decir, prácticamente 45 de cada 100 parados no reciben ayudas económicas. 

El empeoramiento de estas cifras se manifiesta en otra realidad: la ampliación de la brecha entre quienes reciben prestaciones contributivas y quienes cobran subsidios. Mientras que los primeros han caído un 17,3% en el último año, hasta 812.261 prestaciones, los segundos solo han bajado un 10,5%, hasta los 965.054 subsidios. Los beneficiarios de ayudas asistenciales, que se cobran una vez agotadas las prestaciones y que son más bajas, superan en casi 153.000 personas a quienes tienen prestaciones, cuando un año antes esta diferencia era inferior a 100.000 parados. 

Al abaratamiento de la 'factura del paro' también contribuirá el descenso del importe de las prestaciones. En noviembre, la cuantía media bruta de la prestación contributiva se redujo hasta los 807,4 euros, frente a los 809,5 euros de noviembre de 2014 y los 828,2 euros de noviembre de 2013. 

El ahorro de 2015 se añade al registrado en 2014. Para ese ejercicio se había presupuesto un gasto de 29.727 millones en prestaciones, pero el desembolso final fue casi 5.000 millones inferior. Confiando en la prolongación de la mejoría del mercado laboral, el Gobierno ha ajustado más sus previsiones para 2016 y ha presupuestado una partida de 19.621 millones, es decir, un 22% por debajo de la cifra recogida en los Presupuestos de 2015.

 

Economía

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
9 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios