IGNACIO Y ANTONIO BARCO, morosos de montoro

De amos del ladrillo a deber 94 millones a Hacienda: la caída de los hermanos Barco

Casi nadie los conoce en persona fuera de Castilla-La Mancha, pero durante años tuvieron un auténtico imperio ladrillero. Ahora, sin embargo, figuran en el punto de mira de Hacienda

Foto: José María Barreda, expresidente de C-LM, inaugurando las bodegas Pago del Vicario, propiedad de los Barco Fernández. Al fondo a la derecha, de perfil, Ignacio Barco. (Foto: Pino Fontelos/JCCM)
José María Barreda, expresidente de C-LM, inaugurando las bodegas Pago del Vicario, propiedad de los Barco Fernández. Al fondo a la derecha, de perfil, Ignacio Barco. (Foto: Pino Fontelos/JCCM)

No suelen ir a eventos públicos, nunca aparecen (por voluntad propia) en los medios de comunicación y son contadas las personas que tienen alguna foto pública de ellos, pero durante años fueron dos de los amos del ladrillo en nuestro país.

Nos referimos a Ignacio y Antonio Barco Fernández, dos constructores de Ciudad Real que en sus buenos años aparecieron en varias de las operaciones e inversiones inmobiliarias más floridas de España, estando presentes en grupos ladrilleros como Lábaro, Global Consulting Partners o Globalmet, y en proyectos megalómanos como el aeropuerto de Ciudad Real o El Reino de Don Quijote, entre otros.

Sin embargo, a día de hoy estos dos hermanos observan cómo su imperio inmobiliario se va desmoronando merced a la abundante lista de deudas acumuladas con Hacienda.

Atrás quedan los años 80, en los que un jovencísimo Ignacio Barco se autodefinía como "un agricultor más" a la vez que, como presidente de la Confederación Nacional de Agricultores y Ganaderos (CNAG), reclamaba a Hacienda los 4.000 millones de pesetas que le adeudaba a su Confederación. Ahora es él, junto a su hermano y sus empresas asociadas, el que debe cerca de 94 millones de euros a las arcas del Estado.

9,8 millones de deuda personal con Hacienda

Y es que, a la luz de la publicación de la lista de morosos con la Agencia Tributaria se puede observar cómo los hermanos Barco Fernández acumulan una serie de cuantiosas deudas con Hacienda que ascienden a nada menos que 93,98 millones de euros, tanto a título personal como desde las empresas en las que participan.

En la lista completa, que incluye las deudas superiores al millón de euros, estos dos constructores ven reflejada su mora con la Agencia Tributaria, gran parte de la cual procede de proyectos inmobiliarios fracasados, malas inversiones o falta de rendición de cuentas fiscales como personas físicas.

Y a título personal, como decimos, Ignacio Barco debe 5,1 millones de euros, mientras que la mora de su hermano Antonio asciende a 4,7 millones.

Sus empresas deben otros 84 millones

Pero si las deudas de estos dos hermanos a título personal con Hacienda ya son llamativas, las empresas de las que son (o han sido accionistas) y los proyectos ruinosos en los que se han involucrado no tienen nada que envidiarles.

En total, siete iniciativas casi exclusivamente urbanísticas que han dejado a las arcas del Estado un agujero de nada menos que 84,18 millones de euros que no parece que vayan a ser recuperados.

La ruina de Globalmet y Lábaro: 67,8 millones

Los mejores ejemplos los constituyen dos de las mayores empresas urbanísticas de la burbuja inmobiliaria en España: Globalmet y Grupo Lábaro, que suman una deuda con Hacienda de 67,8 millones de euros. Dos empresas, por cierto, en las que los Barco compartieron accionariado con el también empresario Domingo Díaz de Mera (del que hablaremos en detalle más adelante).

El principio del fin llegó en marzo de 2008, cuando el Grupo Lábaro, ante la falta de liquidez, tuvo que ordenar la suspensión de pagos, reconocer la quiebra oficiosa y solicitar el concurso de acreedores voluntario provocado por una deuda financiera que por aquel entonces ya rondaba los 700 millones de euros. 

Relación de las deudas con Hacienda de los hermanos Barco y todas sus empresas.
Relación de las deudas con Hacienda de los hermanos Barco y todas sus empresas.

Una quiebra... que provocó otra

Pero, ¿por qué quebró Lábaro, que a día de hoy sigue manteniendo una deuda con Hacienda de 27,8 millones de euros? Los motivos fueron numerosos y variados, pero hubo uno especialmente llamativo: sus complejas relaciones con Globalmet, otra de las empresas de los Barco.

Y es que dos días antes de que Lábaro presentase la suspensión de pagos, la inmobiliaria avaló una deuda de un millón de euros mediante un pagaré de Globalmet. Un pagaré que, por supuesto, nunca llegó a ser abonado.

La jugada no salió gratis, ni mucho menos. Un año y medio después, en diciembre de 2009, un juez ordenó el embargo de Globalmet por incumplir el aval con el que acompañó al grupo Lábaro, provocando la segunda quiebra más importante del imperio inmobiliario de la pareja de hermanos y un nuevo pufo pendiente con Hacienda: esta vez, de 37 millones de euros.

La matriz de todo: Global Consulting Partners

Todas estas 'pequeñas' compañías, como ocurre en todos los grandes imperios, tienen un hermano mayor. En este caso se trata de Global Consulting Partners, un conglomerado empresarial (relacionado con el caso Nóos) ya disuelto y encabezado frecuentemente por Ignacio Barco.

Desde este entremado, que a día de hoy debe 2,98 millones de euros a Hacienda, los hermanos comandaron gran parte de sus aventuras empresariales, tanto en el terreno inmobiliario por toda España como en el de los medios de comunicación en Castilla-La Mancha.

El sector inmobiliario fue una gran inversión para los Barco hasta que la burbuja pinchó. (EFE)
El sector inmobiliario fue una gran inversión para los Barco hasta que la burbuja pinchó. (EFE)

Tres deudas que suman 7,57 millones

Y es que Globalmet no era la única empresa filial de Global Consulting Partners, ni mucho menos. Entre los 'hermanos menores' también se encontraban Green Inversiones Inmobiliarias y Green Publicidad y Medios, dos compañías que alcanzan una deuda de 3,52 millones de euros.

Estas compañías no sólo sirvieron a los hermanos Barco para seguir invirtiendo en ladrillo, sino también para comenzar una de sus colecciones favoritas: la de medios de comunicación en Castilla-La Mancha, entre los que cabe destacar varios periódicos y una televisión.

Además, Global Consulting Partners también llegó a figurar en el registro mercantil como administrador único de la sociedad Lateral Inversiones Al'Andalus, cuya deuda actual con Hacienda es de 1,07 millones de euros.

Aeropuerto de Ciudad Real: la ruina absoluta

Sin embargo, y pese a lo pomposo de las deudas acumuladas por sus aventuras inmobiliarias, el fracaso más mediático de los hermanos Barco (y sus demás compañeros de viaje) no fue otro que el Aeropuerto de Ciudad Real, el mayor ejemplo de la burbuja especuladora de infraestructuras en nuestro país.

Un aeropuerto que, cinco años después de entrar en concurso de acreedores, continúa en un limbo acumulatorio de kafkianas ofertas de compra que alcanzaron su mayor cuota de surrealismo cuando una aparente empresa china ofreció 10.000 euros por un aeropuerto que, según diversos cálculos, podría haber costado entre 600 y 1.000 millones de euros.

El Aeropuerto de Ciudad Real provocó la quiebra de Caja Castilla-La Mancha. (EFE)
El Aeropuerto de Ciudad Real provocó la quiebra de Caja Castilla-La Mancha. (EFE)

El Aeropuerto debe 10,81 millones

Y el Aeropuerto de Ciudad Real, como no podía ser de otra manera, también se encuentra entre los actuales acreedores de Hacienda. Lo hace a través de dos sociedades: por una parte, CR Aeropuertos SL, dirigida por los empresarios promotores, que debe 3,8 millones de euros.

Por otra, Aeropuerto de Ciudad Real SA, una compañía con presencia institucional (con la Diputación de Ciudad Real como accionista), que debe 7,01 milllones de euros.

Pero lo peor de este aeropuerto es que no sólo acarreó su propia ruina, sino que dejó varios cadáveres por el camino. Entre ellos, el de la empresa Montreal Montajes y Realizaciones SA, una compañía a la que el aeropuerto llegó a deber 17 millones de euros.

Sin embargo, el cobro de dicha deuda iba a ser imposible. No sólo porque el aeropuerto no pudiese hacer frente a ella, sino, sobre todo, porque los principales accionistas de Montreal también lo eran del aeropuerto, con lo que la dejaron caer. 

A día de hoy, Montreal también figura en la lista de morosos de Hacienda, a la que debe 6,2 millones de euros.

CCM: víctima de los Barco y Díaz de Mera

Sin embargo, Montreal no es –ni por asomo– la mayor víctima del Aeropuerto de Ciudad Real. En realidad el mayor cádaver fue Caja Castilla-La Mancha, que el 29 de marzo de 2009 fue intervenida por el Banco de España convirtiéndose en la primera entidad financiera intervenida desde 1993 (caso Banesto) y dando el pistoletazo de salida a la interminable lista de quiebras de las Cajas de Ahorros españolas.

Y la quiebra de CCM tuvo, por encima del resto, un claro culpable: el aeropuerto de Ciudad Real. Y es que, pese al autoproclamado carácter privado del aeropuerto, la entidad llegó a tener un 68,28% de la infraestructura entre acciones propias y pignoradas.

Díaz de Mera (i) y José María Barreda (d) siempre mantuvieron una estrecha relación. (Foto: JCCM)
Díaz de Mera (i) y José María Barreda (d) siempre mantuvieron una estrecha relación. (Foto: JCCM)

Una estrecha amistad público-privada

Un complejísimo entramado que incluyó la construcción del aeropuerto por parte de las empresas de sus propios accionistas y la autoconcesión de 4,4 millones de euros por parte de dos directivos, entre otras cosas.

Además, CCM llegó a incumplir todo protocolo de riesgo de cualquier entidad financiera al depositar el 40% de sus fondos propios en tan sólo tres manos: las de los constructores Román Sanahúja, Domingo Díaz de Mera y, sí, Ignacio Barco Fernández.

Díaz de Mera: el compañero de viaje

Y es que, al final, los mejores viajes siempre se hacen acompañados, y la compañía de los Barco en prácticamente todas sus aventuras empresariales corrió a manos de otro de los antiguos amos del ladrillo español: Domingo Díaz de Mera (DDM).

Y es que Díaz de Mera no sólo fue un actor esencial –por encima incluso de los propios Barco– en casi todos los entramados antes mencionados (Lábaro, Global, Green, aeropuerto de Ciudad Real...), sino que, de hecho, fue uno de los empresarios y constructores mejor tratados por el anterior presidente de Castilla-La Mancha, José María Barreda, al que siempre le unió una amistad personal.

Díaz de Mera (i), con Esperanza Aguirre (c) y Enrique Cerezo (d). (EFE)
Díaz de Mera (i), con Esperanza Aguirre (c) y Enrique Cerezo (d). (EFE)

Una deuda de 7,32 millones de euros

Sin embargo, la gran imagen pública que Díaz de Mera se labró en Castilla-La Mancha no le libró de algunas malas inversiones. A día de hoy, dos compañías de construcción en cuyo accionariado estuvo presente mantienen deudas con Hacienda.

La primera, la matriz Grupo DHO Obras y Construcciones SA, que debe 4,16 millones de euros; la segunda, la filial DHO Infraestructuras SL, que suma 2,1 millones a la lista de morosos de Montoro.

Del BM Ciudad Real al BM Atlético de Madrid

Pero, ¿por qué Díaz de Mera cosechó una imagen pública tan positiva en Castilla-La Mancha? La respuesta consta de tres palabras: Balonmano Ciudad Real, el club que habitualmente luchaba en mitad de la tabla de la Liga Asobal hasta que el constructor se hizo con él.

Fue entonces cuando llegaron los fichajes millonarios y la orgía de títulos, que llegó a coronar al club como el indiscutible líder del balonmano a nivel mundial.

Unos éxitos que, sin duda, abrieron a Díaz de Mera la puerta de la consecución de grandes ayudas públicas: la cesión gratuita de unos terrenos municipales para la construcción de un macropabellón, el apoyo financiero de las instituciones públicas al club y, cómo no, el total beneplácito en torno a proyectos como el Aeropuerto de Ciudad Real.

Durante unos años, el BM Ciudad Real reinó en el balonmano a nivel mundial. (EFE)
Durante unos años, el BM Ciudad Real reinó en el balonmano a nivel mundial. (EFE)

Traslado del club al Atlético de Madrid

Sin embargo, y pese al indiscutible dominio mundial del club, las cosas no salieron todo lo bien que se habría deseado, ya que la crisis económica hizo mermar significativamente las ayudas al equipo.

Además, la victoria de Cospedal en las elecciones a Castilla-La Mancha (con la campaña mediática en contra de los medios de Díaz de Mera) hizo que el imperio manchego del constructor se mermara significativamente

Así pues, ni corto ni perezoso, Díaz de Mera decidió hacer las maletas y llevarse el club de balonmano a Madrid, donde lo insertó dentro del organigrama del Atlético de Madrid, que volvía de este modo a la primera línea del balonmano español y mundial.

Fracaso (económico) también en Madrid

Y la aventura no fue mal en cuanto a títulos, precisamente: dos Copas del Rey, una Copa de España y una Super Globe, pero volvieron los problemas de siempre: la falta de patrocinadores y de apoyo público. Así, en julio de 2013 el Balonmano Atlético de Madrid desapareció, dando por concluida la aventura deportiva del 'Florentino Pérez del balonmano'.

Y esa muerte, por desgracia, ha dejado otro pufo: a día de hoy, el Balonmano Neptuno (BM Atlético de Madrid) debe a Hacienda 1,06 millones de euros.

Reino de Don Quijote: última aventura conjunta

Los hermanos Barco nunca tuvieron demasiado que ver en las aventuras balonmanísticas de Díaz de Mera (más allá de algún patrocinio), pero no por ello abandonaron la actividad conjunta.

El último proyecto en el que se les pudo ver juntos (aunque no de manera tan explícita como en anteriores incursiones) fue El Reino de Don Quijote, un megalómano proyecto nacido al calor del Aeropuerto de Ciudad Real que pretendía convertir unos kilométricos terrenos aldaños a la ciudad en uno de los más brillantes casinos y centros de lujo de toda Europa.

Simulación de parte del proyecto que pretendía construirse en torno a El Reino de Don Quijote.
Simulación de parte del proyecto que pretendía construirse en torno a El Reino de Don Quijote.

Frustrado antes de tiempo... y más deuda

Sin embargo, los tiempos de ejecución de El Reino de Don Quijote eran visiblemente más lentos que los del aeropuerto, con lo que la crisis hizo que ni siquiera llegase a ver la luz. Literalmente, el proyecto murió antes incluso de llegar a nacer.

Tanto los Barco como Díaz de Mera fueron siempre vistos como parte del accionariado del proyecto; de hecho, Ignacio Barco llegó a formar parte de su Consejo de Administración. Sin embargo, todo parece apuntar a que ninguno de los tres está presente en la múltiple deuda con Hacienda (17.78 millones) que actualmente acumula el que fue su principal impulsor: el grupo Gedeco Avantis.

Los Barco a día de hoy: quesos y bodegas

Pero, ¿qué ha sido al final de Ignacio y Antonio Barco Fernández? ¿Acaso han abandonado toda actividad? En absoluto.

Al hermano más visible empresarialmente, Ignacio, no se le conoce una actividad urbanística e inmobiliaria como la de hace años, pero sí mantiene cierto movimiento en este sentido a través de compañías como Desarrollos Inmobiliarios Dalias, Satalia 2006 o Inversiones Thabo, entre otras.

Instalaciones de las bodegas Pago del Vicario, uno de los negocios activos de los Barco.
Instalaciones de las bodegas Pago del Vicario, uno de los negocios activos de los Barco.

Villadiego y Pago del Vicario

En realidad, a ambos hermanos en la provincia de Ciudad Real se les sigue conociendo por su actividad en un sector que, si bien quizá nunca fue tan rentable como el inmobiliario, siempre ha estado en el gen familiar: la cultura gastronómica. Y más concretamente, los quesos y el vino.

No en vano, la familia es propietaria de Quesos Villadiego, uno de los referentes del queso manchego, y de las bodegas Pago del Vicario (que incluyen un hotel y un restaurante), inauguradas precisamente por José María Barreda.

Además, la estirpe empresarial del árbol genealógico parece continuar a través de Ignacio Barco Camarena, hijo y sobrino de ambos constructores, que actualmente dirige gran parte de estos negocios y, además, preside el Consejo Regulador de la D.O. Queso Manchego. Al menos, recursos no parecen faltarles.

Economía

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
13 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios