SUPERAN YA LOS 50.000 MILLLONES

Las reservas de divisas pulverizan un récord por el desplome del petróleo

El desplome del crudo está provocando efectos benéficos sobre algunas insuficiencias de la economía española. Entre ellas, el volumen de reserva de divisas, que ha vuelto a niveles máximos desde 1999.

Foto: Foto: Reuters.
Foto: Reuters.

El desplome de los precios del petróleo -cotiza ya claramente por debajo de los 40 dólares barril (159 litros)- está teniendo un efecto extraordinariamente positivo para la balanza de pagos. En particular, para las reservas de divisas, que no dejan de engordar. Hasta el extremo de que han vuelto a situarse en los máximos niveles desde que España entró en el euro, en enero de 1999..

En concreto, y en lo que va de año, el volumen medio de reservas divisas se ha situado en 49.142 millones de euros. Pero con una clara tendencia al alza. Tan sólo en noviembre alcanzaron los 51.007 millones de euros. Para hacerse una idea de lo que significan esas cifras hay que tener en cuenta que en 2014 (media anual) se alcanzaron los 35.978 millones, lo que representa un incremento del 35%. Pero si se echa la visa más atrás, la comparación es todavía más relevante.

El volumen de reservas de divisas -que incorpora toda clase de activos- se situó en noviembre de 2007 (que marca el mínimo desde que España ingresó en el euro) en 12.559 euros, por lo tanto apenas la cuarta parte que el nivel actual. Desde entonces, se ha producido una subida constante a medida que ha ido saneándose la balanza de pagos, que llegó a acumular un déficit equivalente al 10% del Producto Interior Bruto (PIB) en los años inmediatamente anteriores a la crisis.

El origen de este aumento de las reservas tiene que ver, fundamentalmente, con el hecho de que la caída de los precios del petróleo permite a España conservar las divisas que entran por diversas vías: turismo, exportaciones, etc. Las reservas se definen, según el manual de la balanza de pagos, como los activos líquidos en moneda extranjera que los bancos centrales nacionales mantienen frente a residentes de países distintos de la zona euro. Suponen, por ello, una garantía es caso de que se produzcan restricciones en la financiación exterior de la economía. Y en julio de 1998, inmediatamente antes del ingreso en el euro, alcanzaron un máximo histórico de 64.274 millones.

Las reservas no incluyen, por lo tanto, ningún tipo de activos en euros ni los activos en moneda extranjera que se mantienen frente a residentes de países de la Unión Económica y Monetaria. Según las estadísticas oficiales del Banco de España, la mayor parte de las divisas están denominadas en divisas convertibles (36.603 millones); seguida de reservas de oro (9.088 millones). Otros 3.556 millones se encuentran en derechos especiales de giro, la divisa con la que se financia el Fondo Monetario Internacional (FMI), y algo más de 1.450 millones en posiciones de reserva ante el propio FMI.

Venta de oro

Eso quiere decir que el crecimiento actual tiene que ver, sobre todo, con el saldo entre entrada y salida de divisas convertibles (distintas del euro), toda vez que el valor de las reservas de oro –que son el segundo epígrafe en volumen– permanece prácticamente estancado en algo más de 9.000 millones de euros, en coherencia con la evolución de su precio en los mercados internacionales. El oro -del que España se deshizo en buena medida en 2005 en una polémica decisión del banco central- cotiza actualmente en el entorno de los 1.060 dólar la onza. El regulador valora el precio de los lingotes a precio de mercado.

Pese a la recuperación registrada en los últimos años, el volumen de reservas en poder del Banco de España continúa siendo significativamente menor al de otros países del euro. Fundamentalmente, los más grandes. El volumen de reservas de Alemania alcanza los 88.029 euros, mientras que el Banco de Francia supera los 67.220 millones. Italia, por su parte, acapara unas reservas equivalentes a 58.875 millones de euros. La cifra es, incluso, superior a los 43.128 millones que obran en poder del BCE, lógicamente financiado por el resto de los bancos centrales.

Economía

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
5 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios