CARTA DE LA GENERALITAT A MONTORO

Mas-Colell culpa a Montoro de la incorrecta imputación del déficit catalán

Cruce de cartas entre la Generalitat y Hacienda a cuenta de la imputación de 1.318 millones por gastos liquidados hace años. Mas-Colell ha acusado a Montoro de ser el responsable del problema.

Foto: El conseller de Economía, Andreu Mas-Colell. (EFE)
El conseller de Economía, Andreu Mas-Colell. (EFE)

La polémica entre la Generalitat de Cataluña y el Ministerio de Hacienda avanza un paso más. El conseller de Finanzas, Andreu Mas-Colell, ha remitido una carta al ministro Montoro en la que culpa a la Intervención General del Estado -dependiente de Hacienda- de retrasar de forma injustificada la imputación de los 1.318 millones de euros al ejercicio de 2015, lo que obligaría, según la Generalitat, a recortar el 40% del gasto pendiente (incluidas las nóminas) en menos de dos meses.

Mas-Colell documenta en la carta que la Administración del Estado “estaba al corriente desde hace tiempo la existencia de esos gastos estructurados, y, en particular, en 2007”. Ese año, la Generalitat incluyó en la memoria de la Cuenta General de Cataluña que se envía anualmente a la Intervención del Estado toda la información.

Hay que tener en cuenta que trata de obras realizadas bajo el criterio público-privado licitadas entre 2003 y 2007. Inicialmente, se imputaron al ejercicio de 2013, pero Eurostat ha obligado a hacerlo en 2015 tras negociarlo con la IGAE.

Lo que sostiene Mas-Colell es que “la Generalitat de Cataluña no tiene contacto directo con Eurostat”, y, por lo tanto, “no es responsabilidad nuestra sino de quien debía transmitirlos”. Según la Hacienda catalana, “es sorprendente que dichos gastos pretendan imputarse al año 2015 y no cuando fueron realizados, o bien, como podría ser lógico, el año 2013”. Como inicialmente se había hecho.

Mas-Colell sugiere que hay intencionalidad política, y, al mismo tiempo, reconoce que su administración no está en condiciones de un recorte tan pronunciado en poco tiempo. “Los ciudadanos -asegura- no pueden ser las víctimas de interpretaciones y desacuerdos puramente contables”.

La carta de la Generalitat responde a la enviada por el secretario de Estado de Administraciones Públicas, Antonio Beteta, en la que instaba a la Hacienda catalana a presentar antes del 15 de noviembre un nuevo Plan Económico-Financiero destinado cumplir el objetivo de déficit.

Cataluña está obligada a presentarlo habida cuenta de que el año pasado incumplió el objetivo de déficit, por lo que necesariamente debe hacer público un plan de ajuste antes de esa fecha. Es decir, le da apenas 10 días, en pleno proceso soberanista, para hacer un recorte de algo más de 1.300 millones de euros, lo que a todas luces parece altamente improbable en el actual contexto político. De lo contrario, no verá aprobado su Plan Económico-Financiero. La amenaza es la intervención de las finanzas de Cataluña por la vía del articulo 155 de la Constitución.

Economía

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
7 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios