LOS GASTOS CRECEN CINCO VECES MÁS QUE LOS INGRESOS

Los bajos salarios hacen un roto a la Seguridad Social: 5.291 millones de déficit

La política de devaluación salarial está teniendo efectos devastadores sobre la Seguridad Social. Hasta el extremo de que, pese al aumento del empleo (el 3%), el déficit roza ya los 5.300 millones.

Foto: Varias personas hacen cola frente a una oficina de empleo. (EFE)
Varias personas hacen cola frente a una oficina de empleo. (EFE)

La economía está creciendo a buen ritmo: algo más del 3% en términos anuales. Y también lo hace el empleo. El número de trabajadores en alta laboral, y por lo tanto con efectos sobre las cotizaciones que ingresa la Seguridad Social, ha crecido en 531.378 afiliados en los últimos 12 meses. Por encima, igualmente, del 3%.

Pues bien, la Seguridad Social está viendo pasar de largo en sus cuentas esta mejora de la actividad económica. Hasta el extremo de que hasta septiembre ha acumulado ya un déficit equivalente dentro del sistema contributivo (el más importante) de 5.291 millones de euros. O de 3.360 millones si se tienen en cuenta las prestaciones no contributivas que se financian con impuestos, y no con cotizaciones, mediante transferencias del Estado.

Ese desequilibrio es consecuencia de la marcha de los ingresos por cotizaciones sociales (derechos reconocidos), que apenas están creciendo un 0,73%, muy por debajo de lo que avanza el empleo, tanto a la luz de la propia Seguridad Social como de la Encuesta de Población Activa. Por el contrario, los gastos están aumentando -obligaciones reconocidas- un 2,4%. O un 3,4% si se tienen en cuenta únicamente las pensiones y las prestaciones económicas de carácter contributivo (las que se perciben por haber cotizado).

El aumento de la recaudación -ese 0,7%- es muy similar a lo que están creciendo los salarios en la negociación colectiva. Por encima de los precios, pero muy por debajo de los gastos en pensiones, que es la clave del sistema de reparto (los activos pagan las prestaciones de quienes han dejado de trabajar).

Las cifras, en todo caso, están muy alejadas de lo presupuestado. El Gobierno había previsto para este año un aumento de la recaudación del 6,8% vía cotizaciones sociales, a años luz del 0,73% que se está registrando en términos de devengo (no solo lo que se ingresa en caja sino también los derechos de cobro reconocidos). Desde el lado de los gastos, la Seguridad Social había previsto un incremento del 3,25%, en este caso en línea con lo que está sucediendo. Según esas previsiones, las bases medias de cotización deberían situarse en 1.802 euros mensuales.

Este desfase entre lo que crece el empleo ( y, por lo tanto, los salarios) y los ingresos explica en buena medida el desequilibrio presupuestario de la Seguridad Social, que a la vista de lo que ha sucedido en los tres primeros trimestres del año tendrá que tirar de nuevo en las próximas semanas del Fondo de Reserva.

La paga de Navidad

Los datos avanzados este martes por la Intervención General reflejan, en concreto, que el saldo de tesorería del sistema público de protección social se sitúa en 12.220 millones de euros, cantidad insuficiente para abonar la paga extraordinaria del mes de diciembre, y que ascenderá a alrededor de 19.000 millones de euros (la suma de la ordinaria y la de Navidad). La última nómina de pensiones alcanzó los 8.316 millones, y hay que tener en cuenta que la Seguridad Social cobra en 12 mensualidades de las empresas y paga 14 a los más de ocho millones de pensionistas, lo que explica que la tesorería sea la clave del sistema.

En otros ejercicios, los rendimientos del Fondo de Reserva han ayudado de forma relevante a equilibrar el desfase entre ingresos y pagos, pero el descenso pronunciado de los tipos de interés -todo el dinero de la hucha de pensiones está invertido en deuda pública española- está mermando esos recursos. De hecho, los ingresos patrimoniales alcanzaron hasta septiembre los 1.694 millones de euros, lo que supone un descenso interanual del 15%.

La causa del desfase entre los ingresos de la Seguridad Social y la evolución del empleo tiene que ver con el crecimiento de las bases medias de cotización. El Ministerio de Empleo no ofrece aún datos sobre su evolución en 2015, pero el año pasado crecieron apenas un 1,3%, muy por debajo de lo que se incrementaron los gastos, un 2,3%.

Economía

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
18 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios