SEGÚN LA ENCUESTA DEL INSTITUTO NACIONAL DE ESTADÍSTICA

Rajoy cierra la legislatura con 436.000 parados menos al caer la población activa

La economía, aunque tiene todavía fuertes desequilibrios, se ha saneado mejorando su capacidad de financiación, lo que permitirá, en principio, que continúe la senda de la recuperación del empleo

La legislatura se ha acabado, pero el problema del desempleo sigue ahí. La noticia buena es que en los últimos cuatro años el número de parados ha descendido en 436.300; la mala, es que en ese mismo periodo de tiempo la economía española ha destruido 104.300 puestos de trabajo.

Esta aparente contradicción entre empleo y paro tiene que ver con la evolución de la población activa, que ha caído de forma relevante en los últimos años, lo que es coherente con los periodos de crisis.

En concreto, la población activa (la suma de los parados y de los que tienen trabajo) ha retrocedido en 540.800 personas, lo que explica el descenso del desempleo. Rajoy, a falta del último trimestre del año, despide la legislatura con 4,85 millones de parados y una tasa de actividad del 59%, un punto porcentual menos que en el cuarto trimestre de 2011. El paro se sitúa en el 21,18% de la población activa, frente al 22,56% que se registraba hace cuatro años.

Baja el desempleo en España

En términos económicos, sin embargo, hay una gran diferencia respecto del último trimestre de 2011. La economía, aunque tiene todavía fuertes desequilibrios, se ha saneado mejorando su capacidad de financiación, lo que permitirá, en principio, que continúe la senda de la recuperación del empleo en los próximos trimestres. Este es el principal cambio respecto del punto de partida.

Ahora bien, con algunos matices. En 2015 la economía crecerá por encima del 3%, pero, a pesar de eso, la población activa ha descendido en los últimos 12 meses en 32.200 personas, lo que indica que muchos ciudadanos no se creen todavía la recuperación, ya que si fuera así buscarían empleo de forma activa, que es la información que recoge la EPA al contabilizar el número de parados.

La caída de la población activa ha sido especialmente intensa en el tercer trimestre. Retrocedió nada menos que en 116.000 personas, debido fundamentalmente, como sostiene Estadística, al descenso (de 121.500) en el número de mujeres activas (el de hombres aumenta en 5.400).

Los datos de la 'Encuesta de población activa' (EPA) del tercer trimestre reflejan la creación de 182.200 puestos de trabajo en los meses de verano, y de 544.700 si se tienen en cuenta los últimos 12 meses. La tasa de avance anual se ha situado en el 3,11%, lo que supone una ligera aceleración respecto del 2,96% precedente.

Esta tasa es prácticamente similar a lo que estaría creciendo la economía. O lo que es lo mismo, todo el crecimiento se ha traslado al empleo, aunque visto desde otro ángulo eso significa también que la única tracción que mueve el PIB es el empleo, y no la productividad o el sector exterior. Lo relevante, en todo caso, es que ya son seis trimestres consecutivos en que el número de ocupados crece de forma anual. Se trata del mayor incremento desde el tercer trimestre de 2007, que es cuando se pinchó de forma brusca la burbuja del crédito.

Una oficina del paro en Madrid. (Reuters)
Una oficina del paro en Madrid. (Reuters)

Crece el empleo público

¿Y quién crea empleo? Las cifras de la EPA muestran que la ocupación subió este trimestre en 152.100 personas en el sector privado y en 30.100 en el público. En los 12 últimos meses, el empleo aumentó en 483.900 personas en el sector privado y en 60.800 en el público. Es decir, que las administraciones han puesto fin a sus programas de recortes y han vuelto a crear empleo, aunque a un ritmo menor. Este hecho parece consistente con la ralentización en el ritmo de reducción del déficit público, sobre todo por la cercanía del ciclo electoral, que históricamente anima las contrataciones. Mientras que el empleo del sector privado presenta una variación anual del 3,3%, el empleo público crece un 2%, la tasa más alta desde el inicio de la crisis.

Los datos del tercer trimestre, en todo caso, tienen un fuerte componente coyuntural vinculado a la temporada turística. Lo demuestra el hecho de que el total de asalariados con contrato indefinido descendió entre julio y septiembre en 18.900 personas, mientras que el de asalariados con contrato temporal aumentó en 205.500. En variación anual, el empleo indefinido se ha incrementado en 178.100 personas y el temporal en 357.700. Igualmente, el número de trabajadores por cuenta propia desciende en 4.800 este trimestre. En los 12 últimos meses, crece en 9.100.

En cuanto a dónde se crea empleo, la 'Encuesta de población activa' refleja que es la construcción el sector que más tira de la ocupación en términos relativos, con un avance del 5,9%, mientras que la industria crece un 3,8%, en ambos casos por encima de la media. El empleo en el sector servicios, el más numeroso, aumenta un 2,6%.

Economía

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
57 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios