Las Comunidades y la Seguridad Social, las dos fugas por las que se escapa el déficit

Faltan ingresos. O sobran gastos. O algo de ambas. Pero el caso es que las cuentas públicas siguen siendo deficitarias y en 2015 existe un claro riesgo de no alcanzar el compromiso adquirido

Como siempre, depende de cómo se mire. Para unos faltan ingresos. Otros, en cambio, opinan que sobran gastos. Y un tercer grupo se inclina por una mezcla de ambas cosas. Lo que no tiene contestación es que las cuentas públicas seguirán siendo deficitarias en 2015. Es decir, que la columna de los gastos continuará siendo más lustrosa que la de los ingresos.

No es una novedad. Exceptuando los superávits públicos registrados en 2005, 2006 y 2007, la economía española siempre ha convivido con déficits fiscales. Pero esta realidad no implica que no sea un asunto importante. Durante esta crisis, España ha sentido la presión derivada de arrastrar unas cuentas desequilibradas que cuestionan la solvencia del país. Por eso, y siguiendo los dictados de Europa, en los últimos años el Gobierno se ha comprometido a reducir ese déficit.

En 2014, el desajuste alcanzó una cifra equivalente al 5,7% del Producto Interior Bruto (PIB) y la meta para este año pasa por recortarlo hasta el 4,2%. Aunque sería el menor déficit desde los superávits previos a la crisis, en dinero ese 4,2% significa que las administraciones públicas -Administración Central, Comunidades Autónomas (CCAA), Ayuntamientos y Seguridad Social- gastarán 45.000 millones de euros más de los que ingresarán.

En 2014, las CC AA incumplieron sus metas de déficit -tenían que haberlo reducido al 1% y de media lo hicieron solo al 1,7%-, y este año tiene la misma pinta

La pregunta es: ¿lo conseguirá? Es lo que se cuestiona el vídeo que protagoniza esta información. Dos de esas cuatro administraciones, la Central y los Ayuntamientos, parece que sí cumplirán con los objetivos propuestos. Pero las otras no transmiten la misma impresión. En el caso de la Seguridad Social, porque los ingresos no crecen como el Ejecutivo esperaba. Y en el de las Comunidades Autónomas... llueve sobre mojado. En 2014, incumplieron de largo sus metas de déficit -tenían que haberlo reducido al 1% y de media lo hicieron solo al 1,7%-, y este año tiene la misma pinta.

Dentro de este 4,2% de objetivo total, a las CCAA les corresponden 0,7 puntos porcentuales -siete décimas-. Sin embargo, nueve de ellas ya han rebasado esa cota en los ocho primeros meses del año, y los pronósticos contemplan que el resultado final incluso podría duplicar el pretendido. Por tanto, el dilema está servido: o la Administración Central y los Ayuntamientos se aplican más de lo previsto... o España no cumplirá el compromiso adquirido con Bruselas.

Economía

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
5 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios