Es noticia
Menú
¡Bienvenidos a Japón! El IPC cae hasta el -1,2% y deja en evidencia la estrategia del BCE
  1. Economía
EL DESPLOME DEL CRUDO HUNDE LOS PRECIOS

¡Bienvenidos a Japón! El IPC cae hasta el -1,2% y deja en evidencia la estrategia del BCE

Los precios vuelven a caer. En concreto, un 1,2% en tasa interanual. Este proceso se produce pese a la política monetaria expansiva del BCE y al fuerte crecimiento económico. Por encima del 3%.

Foto: Un supermercado
Un supermercado

Los datos son reveladores. En septiembre, según el avance publicado este martes por Estadística, el Índice de Precios de Consumo Armonizado (IPCA) refleja un descenso del 1,2%. O del 0,9%, ambos en tasa anual, si se tiene en cuenta el IPC nacional, que incorpora una metodología algo distinta a la que utiliza Eurostat. Septiembre ha sido tradicionalmente un mes inflacionista, pero este año se ha registrado una tasa del –0,3% respecto al mes de agosto.

Esto significa un descenso relevante de los precios pese a la fuerte política monetaria expansiva del BCE, que tiene como objetivo situar la inflación en el entorno del 2%.Los datos de agosto, sin embargo, apuntan hacia todo lo contrario.Once países de la Unión Europeatienen en estos momentos inflación negativa, mientras que en el conjunto del área euro el IPC anual se sitúa en el 0,1%. Es muy probable que en septiembre se haya vuelto a tasas negativas.

La causa de la caída en septiembre tiene que ver, fundamentalmente, con los precios del petróleo y de la electricidad (hasta mediados de octubre no se conocerá el detalle), pero hay un mar de fondo que no acaba de despejarse. La inflación subyacente (que excluye a los productos más volátiles de la cesta de la compra: alimentos frescos y energía) se sitúo en agosto en el 0,7% pese a que la economía española estaría creciendo en el tercer trimestre algo por encima del 3% en tasa intertrimestral anualizada.

No es un fenómeno puntual. En 2014, un año también de fuerte crecimiento económico, la inflación subyacente se mantuvo sin cambios (0,0%), mientras que en lo que va de año, según las tablas que publica el Ministerio de Economía, se sitúa en el 0,4%.

Consumo y nivel de precios

Es decir, el hecho de que el impulso de la actividad económica venga desde el lado de la demanda interna (principalmente del consumo privado) apenas está influyendo en el nivel de precios, lo que sugiere una tendencia más de fondo que se parece mucho a lo que desde hace más de dos décadas sucede en Japón, donde la extraordinaria política monetaria expansiva puesta en marcha por su banco central no logra ahuyentar el fantasma de la deflación. El BCE ha hecho lo mismo, aunque más tarde, pero esas inyecciones de liquidez no han llegado a transmitirse a las economías domésticas, lo que explica la atonía de los precios. Algo que sugiere que el BCE mantendrá durante más tiempo sus programas de estímulo monetario, y que en principio estarán vigenteshasta dentro de un año.

La actual caída de los precios (que compromete el cuadro macroeconómico del Gobierno en todo lo que tenga que ver con el PIB nominal) se debe, fundamentalmente, al descenso del crudo. Si en 2014 (media anual) el barril de petróleo (159 litros) se situó en 99,4 dólares, en lo que va de año se ha hundido hasta los 56 dólares. Pero es que actualmente su cotización se sitúa en el entorno de los 47 dólares y con un sesgo a la baja por el enfriamiento de las economías emergentes.La fortaleza del euro no ayuda a elevar los precios hasta tasas compatibles con la estabilidad, tal y como lo define el BCE.

Esta tendencia decreciente de los precios se manifiesta con nitidez en el Índice de Precios Industriales (IPRI) que en julio se situó ya en el -2,2%. Y tarde o temprano los precios que influyen en las fábricasse trasladan a las economías domésticas, que es lo que mide el IPC.

Los datos son reveladores. En septiembre, según el avance publicado este martes por Estadística, el Índice de Precios de Consumo Armonizado (IPCA) refleja un descenso del 1,2%. O del 0,9%, ambos en tasa anual, si se tiene en cuenta el IPC nacional, que incorpora una metodología algo distinta a la que utiliza Eurostat. Septiembre ha sido tradicionalmente un mes inflacionista, pero este año se ha registrado una tasa del –0,3% respecto al mes de agosto.

Banco Central Europeo (BCE) Japón Política monetaria Política Precios Eurostat Petróleo Inflación Ministerio de Economía PIB IPC
El redactor recomienda