BBVA certifica ya el impacto del desafío soberanista catalán en la economía española
  1. Economía
SEGÚN SU ÚLTIMO INFORME

BBVA certifica ya el impacto del desafío soberanista catalán en la economía española

La incertidumbre generada por las elecciones catalanas ya podría haber comenzado a golpear la inversión de las empresas y el consumo privado

placeholder Foto: El economista jefe del Grupo BBVA, Jorge Sicilia, y el economista jefe de Economías Desarrolladas de BBVA Research, Rafael Doménech. (EFE)
El economista jefe del Grupo BBVA, Jorge Sicilia, y el economista jefe de Economías Desarrolladas de BBVA Research, Rafael Doménech. (EFE)

“Contextos de incertidumbre generan retrasos en decisiones de inversión y consumo”. Así lo ha dicho el economista jefe del Grupo BBVA, Jorge Sicilia, en la presentación del Observatorio Económico España. Aludía, por supuesto, al incierto futuro de Cataluña de cara a las elecciones del 27-S, si bien dice carecer de datos para hacer una evaluación precisa. Lo que está claro es que el desafío soberanista de Artur Mas puede hacer que la economía española se atragante.

Por eso sugiere que nadie pierda de vista la incertidumbre política generada no sólo por las elecciones catalanas, sino también por la cita electoral de diciembre. Aquí entra en juego el aumento de la prima de riesgo. “Es difícil saber qué parte se debe al proceso electoral de Cataluña” o qué se debe a las elecciones generales, pero “es algo que tenemos que vigilar”, señaló Rafael Doménech, jefe de Economías Desarrolladas de BBVA Research.

¿Por qué sube la prima de riesgo?

La inestabilidad política se refleja ya en los mercados. El aumento del diferencial de deuda “podría haber comenzado a tener un impacto en el gasto privado, fundamentalmente en la inversión de las empresas”, explica Doménech. Si esa percepción de incertidumbre se mantiene en el tiempo, el crecimiento económico de España podría estar en juego. Y lo que hay detrás del temor de los inversores está en Cataluña, o así lo estiman los expertos.

La incertidumbre en los mercados no hace otra cosa que cohibir a los inversores. “Hay una correlación entre el aumento de la prima, la desaceleración de la inversión de empresas y el consumo privado”, apunta Doménech. Prueba de ello es que el consumo privado estaba creciendo alrededor del 1% en la primera parte del año pero perderá “unas tres o cuatro décimas” en el segundo semestre de acuerdo con sus previsiones.

La economía española pisa un poco el freno

España ya ha alcanzado su velocidad punta de crecimiento en la primera parte del año. Los economistas ahora esperan un cambio de marcha hasta hasta el 0,6% en el tercer trimestre frente al 1% del segundo y el 0,9% del primero. “La economía ha empezado a crecer con algo menos de dinamismo, lo que confirma esa desaceleración que ya esperábamos a principios de año”, matiza Doménech.

El BBVA prevé un crecimiento del 3,2% en 2015 “con sesgos a la baja”

No es ninguna sorpresa. “Los últimos acontecimientos que hemos observado en agosto introducen una ligera tendencia a la baja en el crecimiento”. Jorge Sicilia se refiere al terremoto financiero en China y a la más que probable subida de tipos de interés por parte de la Reserva Federal en la segunda mitad del año.

Otros factores de riesgo

Por si la incertidumbre en el panorama político español no fuera suficiente, los expertos ponen el foco en otro gran dolor de cabeza para el Gobierno: aumenta la probabilidad de incumplimiento del objetivo presupuestario. Y ya se sabe: España no debería desviarse del objetivo de déficit a menos que pretenda inquietar todavía más a los mercados.

La economía española sigue en la UCI porque aún estamos en pleno “proceso de digestión” de la crisis, una etapa negra “más larga y profunda” de lo normal que explica por qué la recuperación es más lenta. “Tardaremos unos años en ver los niveles de empleo de 2007”, predicen los expertos. En el mejor de los casos, no antes de finales de 2019.

Noticias del BBVA Elecciones Cataluña 2015 Cataluña Prima de riesgo Economía Inversiones
El redactor recomienda