toma de posición la semana próxima

CEOE y los grandes del Ibex planean acciones conjuntas ante el desafío soberanista de Mas

La patronal estudiará hacer público un documento tras la junta directiva del próximo miércoles. La Cámara de Comercio de España, con las grandes corporaciones, podría secundar a Rosell

Foto: El presidente de la patronal, Juan Rosell. (EFE)
El presidente de la patronal, Juan Rosell. (EFE)

Las organizaciones empresariales han puesto la maquinaria en marcha, dentro de sus posibilidades. Y si recientemente era la patronal catalana Fomento del Trabajo la que aseguraba ver con inquietud el proceso soberanista en Cataluña, en los próximos días la nacional CEOE se plantea la posibilidad de subirse al tren, con un pronunciamiento sobre la cuestión en vísperas de las elecciones del 27-S. Al punto que, según aseguran fuentes internas de la organización, el tema podría debatirse en el comité ejecutivo y la junta directiva previstos para el próximo miércoles.

“No está claro que sea la semana próxima, en principio se están moviendo papeles para la siguiente”, explicaban hace unos días fuentes conocedoras de la organización. Sin embargo, los compromisos adquiridos por el presidente, Juan Rosell, en una semana en la que está programado un largo viaje del Rey a Estados Unidos -visita a la Casa Blanca incluida-, han adelantado la celebración de los cónclaves empresariales previstos y, previsiblemente, la discusión.

Más allá de las fechas, el planteamiento general que se hacen los principales dirigentes de estas instituciones es de largo aliento. No en vano en su ánimo está que al eventual documento de CEOE le siga otro similar de la Cámara de Comercio de España. En realidad, no sorprende en tanto se trata de organizaciones íntimamente vinculadas. Por un lado, la cabeza visible de Fomento, Joaquim Gay de Montellà, es vicepresidente de CEOE. Por otro, la patronal está ampliamente representada en los órganos de la Cámara de Comercio.

La Cámara de Comercio de España la lidera José Luis Bonet, presidente de Freixenet, que no ha dudado en declararse en contra de la independencia catalana

La reflexión de estas dos instancias no diferirá en exceso de lo planteado en su día por Fomento, que dentro de un documento más genérico en el que recogía propuestas para impulsar la actividad económica y de las empresas, también se refería a la “tensión y máxima preocupación desde la perspectiva empresarial” que genera el enfoque secesionista de varias candidaturas a la elecciones catalanas. Es más, insistía en que el ganador de los comicios debería gobernar para todos los ciudadanos.

“Es obvia la incertidumbre empresarial ante este debate político, que pone en cuestión la pertenencia a la Unión Europea y a la zona euro con todas las consecuencias que tiene para el sistema financiero catalán, entre otros”, exponía, al tiempo que apostaba por un entorno de seguridad jurídica de libertades, derechos y obligaciones y “con la estabilidad necesaria para hacer posible alcanzar los principales objetivos del país”. Un pronunciamiento similar, por tibio que parezca, permitiría a CEOE tomar posición e irrumpir en un debate del que no siempre ha querido tomar parte.

El tono se elevaría incluso si fuera la Cámara de Comercio de España la que se sumara a algún tipo de misiva. Y es que los nombres que encabezan esa organización no pueden ser más ilustres. Para empezar, la lidera José Luis Bonet, presidente de Freixenet, firma que no ha dudado en declararse en contra de la independencia catalana. Además, entre sus primeros espadas se encuentran Ana Botín (Santander) y Miguel Valls (Cámara de Barcelona). Sin contar con la pléyade de empresas representadas, véase Iberdrola, ACS, Repsol, Inditex, Caixabank, BBVA, Planeta, Telefónica, etc. 

José Luis Bonet. (EFE)
José Luis Bonet. (EFE)

Derecho a decidir

El movimiento se produciría apenas días después de que una treintena de patronales catalanas -que aglutinan sobre todo pymes- firmaran el conocido como Manifest del Far (Manifiesto del Faro), texto en favor del derecho a decidir de los ciudadanos de Cataluña. Una iniciativa que la Generalitat, la candidatura de Junts pel Sí y las fuerzas independentistas han visto como un espaldarazo al proceso de secesión. Entre los firmantes, el presidente de Pimec, Josep González, y Ramon Carbonell, el de la asociación empresarial más proindependencia, Femcat.

Además, al comunicado se han sumado las diferentes Cámaras de Comercio de Cataluña, incluyendo la de Barcelona, la más importante, si bien su presidente, el citado Valls, evitó sumarse al acto. No es casualidad ya que, además de su cargo en la institución cameral catalana, también ocupa la vicepresidencia de la Cámara de Comercio de España. Un ejercicio de funambulismo habitual en el empresariado catalán, y que también se refleja en el propio manifiesto, muy breve y que permite muchas lecturas. Una ambigüedad calculada de la que CEOE pretende huir.

Economía

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
34 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios