debate de presupuestos generales del estado

Montoro convierte el debate de los PGE en un mitin contra el Gobierno socialista

El ministro ha destacado que ahora se abre un "abanico" con amplísimas oportunidades de futuro y ha pedido aprovecharlas y respetar la coherencia de los planteamientos gubernamentales

Foto: El ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro. (EFE)
El ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro. (EFE)

El ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, lo tiene claro. La única causa de los problemas económicos de España en los últimos años tiene que ver con la política económica del último Gobierno socialista.

Y a ello dedicó buena parte de su intervención este martes durante la defensa del proyecto de ley de Presupuestos Generales del Estado para 2016. Hasta el punto de que no hizo ninguna mención al deterioro del contexto internacional a partir de la segunda mitad de 2007. Tan sólo para recordar que el presidente Rajoy ya advirtió a Zapatero en octubre de 2007 que el aumento de la deuda externa llevaría a España a la ruina.

Montoro: La firmeza de Rajoy evitó el rescate de España

Montoro, ni siquiera, mencionó el papel del BCE en la resolución de la crisis con una política monetaria ultraexpansiva. Para Montoro, “habría sido imposible crecer con otra receta económica”. Todo el merito es para el presidente Rajoy, quien “gracias a su firmeza” impidió el rescate de España pese a que influyentes diarios se lo pedían en sus editoriales.

Y es que, según Montoro, determinadas “teorías sociales” provocaron que España llegara a ser hasta no hace mucho tiempo “el gran riesgo” de Europa, mientras que ahora es el país que más crece de la UE. Por el contrario, sostiene el titular de Hacienda, durante la etapa de Zapatero 3,5 millones de españoles fueron al paro y la deuda pública creció desde el 35,5% al 69,2%. Además de congelarse las pensiones o bajar el salario de los empleados públicos. Ahora, sin embargo, España saldrá del Protocolo de déficit excesivo ya en 2016 (déficit del 2,8%) y en los dos últimos años se ha creado un millón de empleos.

Montoro llegó a decir que era la primera vez en la reciente historia económica de España que con un crecimiento del 3% no había problemas de inflación

¿La causa? Según Montoro, la política económica practicada desde 2012, que ha hecho posible tener un nuevo patrón de crecimiento que permite que todo el avance del PIB nominal (algo más del 3%) se traslade a la creación de empleo, algo que, en su opinión, “es inédito en la economía española”. Y todo ello con un extraordinario proceso de desendeudamiento equivalente a unos 350.000 millones de euros que ha permitido al sector público endeudarse en una cifra similar.

La estabilización de la deuda externa, compatible con superávits en la balanza de pagos, es, según Montoro, lo que hundió la economía en tiempos de Zapatero. Pero ahora es la clave de bóveda de la recuperación. Algo que explica, según el ministro de Hacienda, que España esté haciendo un esfuerzo formidable en cuanto a la “equidad y a la redistribución de la riqueza” a través de la creación de empleo.

Gracias a ello, según Montoro, el Estado de bienestar “está garantizado”, como también las pensiones. “El Gobierno de España respalda el cobro de las pensiones”, proclamó ufano en la tribuna de oradores durante un largo discurso de casi 80 minutos destinado a lanzar a la opinión pública dos mensajes fundamentales. Por una lado, la política económica del Gobierno Rajoy es la única posible, y, por otro, sólo el PP garantiza la estabilidad parlamentaria, frente a “experimentos” como los de Grecia.

Una mentira

Es mentira, sugirió Montoro, que España crezca por la coyuntura exterior. Y puso como ejemplo que otros país con el mismo tipo de cambio del euro o el mismo precio del petróleo crecen dos tres veces menos.

El triunfalismo fue a más según avanzaba el discurso (no escrito). Hasta el punto de que en un momento llegó a decir que era la primera vez en la reciente historia económica de España que con un crecimiento del 3% no había problemas de inflación. Por supuesto, sin mencionar la política de tipos de interés cero que ha diseñado el BCE desde el otoño de 2012, y que ha permitido a los países de la zona euro financiarse casi gratis, lo que ha provocado un efecto deflacionista en todo el continente, incluida España. La deuda pública, de hecho, se sitúa ahora muy cerca del 100%, 30 puntos por encima que al comienzo de la legislatura.

“A mí me parece un escándalo que las grandes empresas no pagaran impuestos”, dijo envalentonado al hemiciclo

Esa política económica, según Montoro, es la que ha permitido que ahora se puedan bajar los impuestos, al tiempo que reconocía que el incremento de los tipos de IVA fue una obligación de la UE, lo cual choca con la idea de que España no fue intervenida por la “firmeza” del presidente del Gobierno. “Nos vimos obligados a subir el IVA”, admitió Montoro.

El incremento de la imposición indirecta, en todo caso, no fue la única medida. También el IRPF. Y el Impuesto de Sociedades, algo sobre lo que Montoro sacó pecho. “A mí me parece un escándalo que las grandes empresas no pagaran impuestos”, dijo envalentonado al hemiciclo. “Y lo hacían porque la ley se lo permitía”, algo que se ha acabado con este Gobierno, sugirió, como reflejan las últimas cifras de recaudación en todos los impuestos, no sólo en los que cargan los beneficios empresariales. En particular, en los ingresos derivados de la actividad económica. Gracias a esa política tributaria se ha podido identificar la existencia de 126.300 millones de euros en el extranjero (declarados) que afectan a 197.000 contribuyentes.

¿Qué pretenden ustedes?, interpeló a la oposición por presentar enmiendas de devolución de los Presupuestos de 2016 al Gobierno. El propio Montoro dio la respuesta: “Más impuestos, más déficit o más gasto no social”. En una palabra, la única política económica posible es la actual, a tenor del mitin-intervención de Montoro.

Economía

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
20 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios