SEgÚN UNA ENCUESTA DE CETELEM

La "temida" cuesta escolar de septiembre ya no da tanto vértigo... o eso dice un sondeo

Las familias españolas están menos preocupadas por la vuelta al cole y el importante desembolso que ello supone. Sólo el 11,8% está pensando en reducir el gasto respecto al año pasado

Foto: Un grupo de niños vuelve al colegio tras las vacaciones de verano. (EFE)
Un grupo de niños vuelve al colegio tras las vacaciones de verano. (EFE)

La 'cuesta escolar' de septiembre está a la vuelta de la esquina, pero eso no parece preocupar demasiado a las familias españolas este año. Es una de las conclusiones del último barómetro del Observatorio Cetelem, perteneciente al Grupo BNP Paribas. Sólo un 24% de los españoles tiene intención de adelantar las compras de material escolar, 4 puntos porcentuales menos que en 2014.

“Que haya menos gente que piense en acelerar las compras está en consonancia con esa sensación de ligera mejoría, de ligero optimismo”, explica a este periódico la portavoz del Observatorio, Liliana Marsán. Los resultados de la encuesta, basada en la respuesta de medio millar de personas, “marca una tendencia positiva de la situación económica del país” y confirma que los bolsillos de los ciudadanos están empezando a recuperarse “poco a poco”.

Además, cae el número de familias que piensan gastar menos que el año pasado en material escolar. En 2014 era el 23,6%, y ahora apenas roza el 11,8%, otra prueba más de que la temida cuesta de septiembre ya no da tanto miedo. La mayoría (62,4%) se conforma con desembolsar un importe parecido al del año pasado, ni más ni menos.

Agosto no es buen mes para pensar en más gastos

Algunas asociaciones de consumidores interpretan los resultados de esta encuesta de otra manera. FACUA y su presidente, Rubén Sánchez, admite como posibilidad que haya menos preocupación por abaratar el coste del material escolar, pero advierte: también puede deberse a una falta de poder adquisitivo. “Las familias están pasando por un mes de gastos y quizá todavía no se planteen” hacer frente a la cuesta de septiembre. Ya se sabe: las vacaciones dejan los bolsillos vacíos.

Un padre acompaña a una niña al colegio. (EFE)
Un padre acompaña a una niña al colegio. (EFE)

Pero la OCU no cree que el gasto del verano influya demasiado en las compras de material escolar. En otras palabras, quien no pueda permitírselo renunciará antes a las vacaciones que a los libros de su hijo. “En tiempos de crisis lo primero que se recorta es el gasto en ocio, ese es el comportamiento normal de las familias”, explica el portavoz de esta organización, Enrique García.

Cómo afrontar uno de los momentos más críticos

Apuntar en un papel todo lo que necesitamos es útil para “evitar la compra compulsiva, precipitada y menos reflexiva. Ayuda a gastar menos”, señala la OCU. Por eso recomienda adelantarnos a los acontecimientos, aprovechar ciertas ofertas y ceñirnos al presupuesto programado. Dejar todo para última hora tirará por tierra toda intención de ahorro.

Las prioridades de gasto no cambian este año. Los pocos que pretenden adelantar las compras para ahorrarse un dinero identifican el material escolar (17%), la ropa (16%) y los libros (15,6%) como los artículos más importantes. Les siguen la mochila (15,4%), cuadernos (14,4%), agenda escolar (9,8%), uniformes (8,2%) y material para comida (4,8%).

Economía

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios