presupuestos generales del estado

Un alza del 2,8% en pensiones: el broche final a la agenda social exprés del Gobierno

Son la estrella de los Presupuestos Generales del Estado: de cada 100 euros que se gasten el próximo año, 31 serán para los pensionistas. Suponen en total 135.448 millones de euros

Foto: El ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro (d), y el presidente de la Cámara Baja, Jesús Posada, presentan los presupuestos. (Efe)
El ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro (d), y el presidente de la Cámara Baja, Jesús Posada, presentan los presupuestos. (Efe)

El Gobierno pone el broche de oro a su agencia social exprés y eleva un 2,8% la partida de pensiones en los Presupuestos Generales del Estado hasta los 135.448 millones de euros. 

[Sigue en directo la presentación de los Presupuestos]

Las pensiones se convierten en la partida estrella y se llevan el pedazo más generoso del pastel del gasto social: de cada 100 euros que se gasten el próximo año, 31 serán para los pensionistas, frente a los 37,8 euros que recogían las cuentas de 2015.

En concreto las pensiones se revalorizarán un 0,25% en aplicación del conocido como índice de revalorización de las pensiones, que tiene en cuenta tanto la situación de las arcas de la Seguridad Social como la evolución demográfica de la sociedad.

Tal y como adelantaba el pasado viernes 'El Confidencial', las bases de cotización a la Seguridad Social (tanto máximas como mínimas) subirán un 1% en 2016, un aumento equivalente al de la base de los autónomos.

Como todos los años, las pensiones, el desempleo y el pago de los intereses de la deuda pública 'se comen' cuatro de cada diez euros del gasto presupuestario previsto para el año 2016.

En concreto, estas tres partidas suman un total de 188.759,24 millones de euros, lo que representa el 43,2% del gasto total contemplado en los Presupuestos, que asciende a 436.372,82 millones de euros, un 0,8% menos que en 2015.

Un alza del 2,8% en pensiones: el broche final a la agenda social exprés del Gobierno

La agenda social exprés

La medida supone la última pieza de la agenda social exprés del Gobierno. En los últimos meses el Gobierno ha tratado de ganar la simpatía de los contribuyentes a golpe de chequera, consciente de que en pocos meses se convertirán en votantes: la bajada del IRPF, el descenso del precio de la luz y ahora el gasto en pensiones y el aumento del salario de los funcionarios.

La idea es que el "esfuerzo" llevado a cabo en los años anteriores repercuta ahora en el bolsillo de los ciudadanos. De hecho, junto al alza de las pensiones el gobierno ha incluido hoy una nueva rebaja impositiva. 

Tal y como decía Montoro en la presentación de los presupuestos, "el Gobierno está realizando “la misma política que se hizo antes de 2004, en tiempos de Aznar".

Para Montoro, esa estrategia fiscal pasa por seguir bajando los impuestos. En concreto, en el Impuesto sobre la Renta, aunque también en Sociedades, algo que ya está previsto. No ha dado detalles, pero si hay un compromiso del Gobierno de mantener el gasto público en niveles del 37-38% del PIB.

Es decir, no aumentar la presión fiscal aunque crezca la recaudación por la mayor actividad económica. Una mayor actividad que permitirá que, por primera vez, desde 2007, España alcance superávit presupuestario. Es decir, sin el pago de intereses.

Economía

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
5 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios