votación por la presidencia del eurogrupo

De Guindos pierde el Eurogrupo y deja en evidencia el peso de la diplomacia española

El holandés ha sido elegido para ocupar este cargo los próximos dos años y medio tras la votación celebrada hoy en Bruselas

Foto: Jeroen Dijsselbloem y Luis de Guindos en una imagen de archivo. (AP)
Jeroen Dijsselbloem y Luis de Guindos en una imagen de archivo. (AP)

La suerte está echada. Luis de Guindos, el ministro español de Economía, no será finalmente presidente del Eurogrupo, una institución cuyas reuniones son de carácter informal pero que, en los últimos tiempos, ha ido tomando cada vez más relevancia. Y la mejor prueba de ello es su papel determinante en el desenlace de la crisis griega, donde los ministros de Economía han llegado a tener más peso que los propios responsables políticos.

El hecho de que el principal negociador del  Eurogrupo con Grecia haya sido, precisamente, su presidente no parece ajeno a su reelección.  Jeroen Dijsslboem es un socialdemócrata holandés que representa la línea dura del rigor presupuestario, en línea con lo que defienden los países del centro y del norte: Alemania, Austria o Finlandia. El holandés ha sido elegido por otros dos años y medio por unanimidad, lo que sugiere que España ni siquiera ha dado la batalla presentando su candidatura de forma oficial hasta sus últimas consecuencias.

De Guindos aseguró nada más conocerse el resultado del escrutinio que el pacto consistía en que quien llegara a diez votos (sobre un total de 19) ganaría, y, por lo tanto, el adversario apoyaría la candidatura mayoritaria. Lo que así sucedió. En la primera votación ya se vió que España había quedado en minoría.

De Guindos pierde el Eurogrupo y deja en evidencia el peso de la diplomacia española

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, había puesto toda la carne en el asador en la elección de De Guindos, como una especie de espaldarazo a su política económica. Pero el juego de intereses en Bruselas no entiende demasiado de cifras macroeconómicas. Entre otras cosas porque en esta votación cada país vale un voto, independientemente de que se llame Luxemburgo, Grecia o Alemania.  El holandés Jeroen Dijsslboem, por lo tanto, seguirá al frente de Eurogrupo, aunque a tiempo parcial, ya que seguirá siendo ministro de Economía de su país.

El recuento que hizo el Ejecutivo español hace un par de años (cuando aseguró que el ministro de Economía tenía ya los votos suficientes para presidir el Eurogrupo) ya no ha servido. En aquella votación (enero de 2013) España no presentó candidato, pero en un gesto que tuvo que ver poco con la diplomacia palaciega que reina en Bruselas, votó en contra de Dijsselbloem (fue el único Gobierno que lo hizo).

Ahora, ni siquiera con el apoyo sobre el papel de Alemania la diplomacia española ha logrado su objetivo. España, de esta forma, ve mermada un poco más su posición en el sistema de representación en la Unión Europea y sus instituciones. Está ausente del Comité ejecutivo del BCE y la única cartera que tiene en Bruselas, la de Energía, tiene escaso peso político.

Dijsselbloem en la reunión de ministros de Finanzas celebrada hoy. (Efe)
Dijsselbloem en la reunión de ministros de Finanzas celebrada hoy. (Efe)

Una cuestión de Estado

En la última remodelación de la Comisión Europea se decidió que ninguno de los grandes países de la UE (salvo el caso de Italia con el nombramiento de la italiana Mogherini como alta representante) tuviera una posición clave en el organigrama de Bruselas. Y eso quiere decir, ni más ni menos, que una alianza de las pequeñas naciones (la votación es simple y no se pondera el peso de cada país) ha dado al traste con las aspiraciones del Gobierno españolobsesionado con el nombramiento de De Guindos para interpretarlo ante la opinión pública como un espaldarazo a su gestión económica.

Esa posible alianza de países pequeños (que incluye a Grecia, con quien España ha mantenido una línea muy dura, Malta, Austria o la República Checa) ha tenido un hombre clave. Se trata del austriaco Thomas Wieser, aunque nacido en EEUU, que ejerce como presidente del Grupo de Trabajo del Eurogrupo, y que en realidad, desde 2012, es el 'cerebro' del funcionamiento de la máquina del euro en términos administrativos. Por lo tanto, de la 'cocina'. 

De Guindos: "En la vida hay veces que se gana y hay veces que se pierde"

Wieser (que acumula un segundo mandato) es socialdemócrata y anteriormente ocupó puestos de relevancia en el Ministerio de Economía de Austria. Ha trabajado en los últimos años codo con codo con Dijsselbloem. Y lo que es más importante, forma parte de ese grupo de países que quiere alejar a las grandes potencias (ya suficientemente representadas en otras instituciones) de los grupos de poder.

Economía

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
58 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios