LA ALCALDESA PIDE VIVIENDAS PARA ALQUILER SOCIAL

Carmena plantea a la banca crear un órgano municipal de mediación contra desahucios

La alcaldesa busca la complicidad de la gran banca para evitar la ejecución automática de desahucios y plantea que las entidades cedan pisos vacíos para crear vivienda social destinada a alquiler

Foto: Manuela Carmena, alcaldesa de Madrid. (EFE)
Manuela Carmena, alcaldesa de Madrid. (EFE)

La nueva alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena, ha planteado a la gran banca la necesidad de constituir de manera urgente una nueva entidad municipal que actúe como organismo de mediación para evitar la ejecución de desahucios en la capital. Esta es la medida más destacada que la regidora madrileña ha puesto sobre la mesa de trabajo en las primeras reuniones mantenidas con los máximos responsables de las entidades financieras nada más tomar posesión del bastón de mando del Ayuntamiento.

Fuentes municipales aseguran que Carmena ha percibido una actitud muy favorable tanto por parte de Ana Botín como de Francisco González. Los contactos con la presidenta del Banco Santander y de su colega del BBVA fueron precedidos por un encuentro previo con José Ignacio Goirigolzarri, pero en este caso los citados medios han preferido omitir cualquier tipo de comentario dado que la reunión con el titular de Bankia tuvo lugar cuando la alcaldesa sólo era candidata y ni siquiera había cerrado su pacto con el PSOE de Antonio Carmona.

El plan diseñado por la primera edil de Madrid consiste en evitar la solución de continuidad que acompaña la ejecución del deudor una vez establecida la orden de desahucio. No se trata, por tanto, de impedir los derechos del acreedor sino de introducir un nuevo elemento en el procedimiento de devolución de la vivienda otorgando lo que se entiende como una 'segunda oportunidad' para el deudor. A tal efecto, la futura entidad de arbitraje actuará también como broker en la búsqueda de fórmulas de financiación que faciliten el reembolso de la deuda antes de que el desahucio pueda hacerse efectivo.

Ana Botín, presidenta del Banco Santander. (EFE)
Ana Botín, presidenta del Banco Santander. (EFE)

Los dos primeros bancos del país han mostrado su deseo de colaborar con la alcaldesa, si bien han dejado claro que las entidades financieras llevan tiempo paralizando los desahucios en España. El llamado Código de Buenas Prácticas Bancarias adoptado hace tres años a partir del Real Decreto 6/2012 de 9 de marzo ha evitado hasta un total de 16.000 lanzamientos por ejecuciones de créditos hipotecarios. La mayor parte de los desahucios que ahora se llevan a cabo en nuestro país afectan a viviendas adquiridas por fondos buitre o bien a procedimientos de propietarios particulares contra sus inquilinos morosos.

Gestión público-privada del parque de viviendas

Otra de las reivindicaciones planteadas por la alcaldesa se orienta a cerrar un acuerdo con los principales bancos para dotar un Fondo de Viviendas Municipales dedicadas a alquiler social. La iniciativa es similar a la que ya funciona a nivel estatal y que ha supuesto la aportación por parte las entidades de crédito de hasta 16.000 soluciones habitacionales. Hasta ahora la banca ha transferido sus activos sin ninguna contraprestación económica, por lo que no se descarta que Carmena insista en recibir un trato equiparable en sus negociaciones con los primeros espadas del sistema financiero.

Francisco González, presidente de BBVA. (EFE)
Francisco González, presidente de BBVA. (EFE)

En una primera fase, el objetivo del consistorio consiste en crear un parque inmobiliario de gestión mixta que se nutriría con la bolsa de viviendas vacías que poseen las entidades de crédito. La intervención privada en la administración de estos activos garantizaría a los bancos la recuperación de los activos en el supuesto de que encontrasen un comprador rentable. El Ayuntamiento, a través de la Empresa Municipal de la Vivienda y Suelo (EMVS) se encargaría de reubicar a los inquilinos afectados que se vieran obligados a abandonar las viviendas destinada a la venta.

Las conversaciones entre la alcaldesa y los banqueros han servido para conseguir un primer golpe de efecto que no garantiza ningún resultado inmediato pero que abre una mesa de negociaciones para el desarrollo de soluciones alternativas que se irán conociendo en los próximos días. Manuela Carmena no quiere que las buenas intenciones con que han sido acogidas sus propuestas caigan en saco roto y está dispuesta a impulsar de manera personal una segunda ronda de contactos al máximo nivel de dirección con la AEB (Asociación Española de Banca) y representantes del resto de grandes grupos financieros.

Economía

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
25 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios