Entran en vigor las normas europeas que limitan la comisión interbancaria en tarjetas
  1. Economía
el tope se fija en un 0,3% de la transacción con tarjeta de crédito

Entran en vigor las normas europeas que limitan la comisión interbancaria en tarjetas

La CE calcula que este reglamento puede llevar a una reducción de unos 6.000 millones de euros al año en tasas "ocultas" para las tarjetas de pago de los consumidores

Foto: Una tarjeta de crédito de MasterCard (Foto: Corbis)
Una tarjeta de crédito de MasterCard (Foto: Corbis)

La nueva normativa europea que limitará a partir del 9 de diciembre próximo las comisiones interbancarias para el pago con tarjetas de débito y de crédito entró hoy en vigor en la Unión Europea (UE), señaló la Comisión Europea (CE). La CE calcula que este reglamento puede llevar a una reducción de unos 6.000 millones de euros al año en tasas "ocultas" para las tarjetas de pago de los consumidores.

La nueva normativa establece un tope a la comisión interbancaria de un 0,3 % del valor de la transacción nacionales y transfronterizas en cuestión para los pagos con tarjeta de crédito y del 0,2 % para las de débito. No todas las transacciones estarán sujetas a los límites y no estarán afectadas las que se hacen con tarjetas comerciales (tarjetas limitadas para ser utilizadas para gastos empresariales y en las que los pagos se cargan directamente en la cuenta bancaria de la compañía); las retiradas de dinero en cajeros o en el banco, ni tampoco las que se haga con tarjetas emitidas por los esquemas de tres partes (como American Express).

El esquema incluye a Visa y MasterCard

Aunque la regulación se aplicará en toda la UE, incluye cierta flexibilidad a los países ante las diferentes estructuras y filosofías que aplican a sus sistemas nacionales de tarjetas de débito, indica la CE. Así, los países podrán permitir una comisión fija de no más de 5 céntimos de euro por transacción, posiblemente en combinación con una tasa porcentual máxima, siempre que la media no supera el tope del 0,2 % establecido.

Los Estados miembros también pueden definir generalmente topes más bajos que el 0,2 % para transacciones con tarjetas de débito y del 0,3 % con las de crédito. La comisión multilateral interbancaria (CMI o MIF, en sus siglas en inglés) es una tasa que fijan de manera colectiva los bancos miembros de un sistema de pago por tarjetas Visa, MasterCard o de esquemas nacionales.

Se trata de un porcentaje del abono hecho por el consumidor en un comercio, que es intercambiado entre los bancos del primero y el segundo, con el objetivo de que todos contribuyan en los costes que supone mantener el sistema de pago por tarjeta. El banco que provee a la superficie comercial de los terminales de cobro de tarjeta transfiere esta tasa a la entidad del cliente, con el objetivo de compensar una parte de los gastos que tiene que asumir este último por la emisión de las tarjetas.

Las comisiones interbancarias difieren ampliamente entre unos países y otros de la Unión, de modo que los límites supondrán una marcada reducción en el caso de algunas naciones, mientras que en otras ya gozan de comisiones menores.

Tarjetas de crédito Unión Europea