Draghi 'pasa' de la volatilidad y desata una estampida en la deuda pública internacional
  1. Economía
el interés del bono español sube al 2,12%

Draghi 'pasa' de la volatilidad y desata una estampida en la deuda pública internacional

El presidente del BCE ha dejado claro que el mercado debe acostumbrarse a la volatilidad que se ha visto en la renta fija en las últimas semanas y que no actuará en función de esa inestabilidad

Foto: El presidente del BCE, Mario Draghi
El presidente del BCE, Mario Draghi

El mercado tenía la sospecha. Pero ahora ya cuenta con la certeza. El presidente del Banco Central Europeo (BCE), Mario Draghi, ha confirmado este miércoles que los inversores deben acostumbrarse a convivir con la volatilidad vista en los mercados de deuda en las últimas semanas. Vamos, que no esperen que él salgo al paso de esa inestabilidad, que una cosa es ejecutar su programa de expansión cuantitativa (QE) y otra muy distinta que su misión sea actuar de cuidador de los mercados.

Esos mismos inversores han tomado nota de semejante mensaje y han obrado en consecuencia. Es decir, vendiendo, con el consiguiente repunte de los rendimientos, que suben cuando el precio de los títulos baja. En el caso español, esta reacción haprovocado que la rentabilidad de los títulos a 10 años escale hasta el 2,12%, el nivel más alto desde noviembre. En las tres sesiones consumidas de junio, el rendimiento se ha disparado en casi 30 puntos básicos -o 0,3 puntos porcentuales-.

Pero de la estampida no se salva ni el bund alemán, cuyo rendimiento ha subido hasta el 0,88%, la cota más elevada desde octubre de 2014. En las tres últimas jornadas, ese interés se ha disparado 39 puntos básicos.Tampoco se ha salvado el francés, que ha saltado al 1,17%, ni el italiano, que ha subidoal 2,18%. También alcanzan así sus rendimientos más altos desde finales del año pasado.

La oleada vendedora se siente igualmente fuera de la Eurozona. En Estados Unidos, los rendimientos de los bonos a 10 años escalan al 2,37%, el mayor rendimiento desde finales de 2014, y en Reino Unido, hasta el 2,08%.

No les va a hacer el juego

Draghi, que ha aludido a que la volatilidad de las últimas semanas está vinculada a varios motivos, como factores técnicos o un mayor crecimiento, pretende usar esa supuesta pasividad como un mensaje para el mercado. Como el BCE se ha comprometido a dedicar 60.000 millones al mes a comprar deuda pública y privada, hasta el menos, septiembre de 2016, entre los inversores se había extendido la sensación de que comprar deuda europea era una jugada ganadora. Bastaba, por tanto, con comprarla y esperar a que viniera Draghi para que pagara luego un precio superior.

Pero este esquema se rompe si,como está haciendo, el BCE tolera repuntes en los rendimientos y caídas en los precios, con la consiguiente posibilidad de que esos inversores de corto plazo sufran unas pérdidas con las que no contaban.

Mario Draghi Banco Central Europeo (BCE) Renta fija
El redactor recomienda