elecciones municipales y autonómicas

¡No es la economía! El paro bajó tres puntos en las CCAA en las que se hundió el PP

Los ciudadanos no votan solo con el bolsillo. El PP ha perdido la mayoría absoluta en nueve Comunidades Autónomas pese a que el paro ha descendido en todas ellas en los dos últimos años

Foto: El presidente Mariano Rajoy durante la rueda de prensa que ofreció ayer
El presidente Mariano Rajoy durante la rueda de prensa que ofreció ayer

¡No (solo) es la economía, estúpido! El Partido Popular (PP) ha comprobado en las elecciones municipales y autonómicas que el famoso eslogan empleado por Bill Clinton en la campaña de 1992 ¡Es la economía, estúpido! también tiene una versión contraria. En la calle Génova estaban convencidos de que la recuperación económica era su gran baza y de que les iba a alcanzar con ella para que Mariano Rajoy repita victoria en las elecciones generales que se celebrarán a finales de este año. Pero los comicios del pasado domingo han puesto esa estrategia en entredicho, porque ni la reactivación que está en marcha es suficiente para seducir al electorado ni los ciudadanos están dispuestos a votar solo con el bolsillo y pasar por alto otros asuntos como la corrupción.

Los datos evidencian esta impresión. El PP gobernaba en 10 de las 13 Comunidades Autónomas que pasaban por las urnas el 24 de mayo, y en nueve de ellas con mayoría absoluta. En todas ellas, la referencia económica más sensible para los ciudadanos, como es el paro, ha descendido en los dos últimos años. Es decir, un periodo lo suficientemente amplio como para que el cambio de tendencia observado en el mercado laboral ya hubiera calado en la sociedad por mucho que las tasas de desempleo sigan siendo altas.

Pero nada de eso. Esa reducción, que podría ser tomada como una prueba de que en efecto la economía se está recuperando, no ha impedido que el PP haya perdido votos en todas esas regiones

En concreto, aunque desde 2013, que es cuando la economía española volvió a la senda del crecimiento, el paro ha descendido en esas Comunidades en casi 3 puntos porcentuales, el apoyo al PP en porcentaje de voto ha caído en cerca de 14 puntos porcentuales con respecto a las autonómicas de 2011 -ver gráfico-. O lo que es lo mismo, la recuperación que late tras ese descenso del paro no solo no se traduce en un número mayor de votos o en un mantenimiento, sino que ni siquiera evita una notable caída en los resultados electorales.

El caso más extremo es el de la Comunidad Valenciana, donde el porcentaje de votos del PP ha descendido en más de 22 puntos, cuando la tasa de paro ha bajado en 4,5 puntos. En Baleares la caída del voto ha sido de casi 18 puntos, cuando el desempleo ha descendido en más de 6 puntos. Y la misma secuencia se observa en el resto de Comunidades. Es más, en seis de ellas -Aragón, Cantabria, Castilla y León, Madrid, Baleares y La Rioja- la tasa de paro es inferior a la media nacional -23,8%-, pero eso tampoco impide la pérdida de votos.

Aunque es cierto que el respaldo que recibió el PP en las elecciones autonómicas de 2011 fue extraordinario, también lo es que la mejoría económica aún no resulta lo bastante evidente ni palpable como para imponerse al malestar que generan los casos de corrupción o el incumplimiento de las promesas electorales de 2011. Por tanto, la estrategia del Gobierno se tambalea a expensas de que la recuperación se filtre a la sociedad con más claridad o de que, como el propio presidente del Gobierno reconoció el lunes, el Ejecutivo "explique mejor las cosas" o "dedique más tiempo a comunicar". 

El optimismo no cala

Ampliando la perspectiva de esas Comunidades al conjunto de España y tomando los datos de la Encuesta de Población Activa (EPA), el paro alcanzó su tasa más alta el primer trimestre de 2013, cuando escaló hasta el 27,16%. Desde entonces ha caído en algo más de tres puntos porcentuales, hasta el 23,78%. En el mismo periodo, el número de parados ha bajado en 760.000 personas, de los 6,2 a los 5,44 millones, y el de ocupados ha subido en algo más de 800.000 personas, de 16,63 a 17,45 millones

El Gobierno lo ha fiado todo a la economía, pero el malestar por la corrupción y el incumplimiento de las promesas de 2011 amenaza esa estrategia

En paralelo, la economía ha dejado atrás la recesión y ha crecido de forma consecutiva en los siete últimos trimestres. Entre enero y marzo de este año, ese crecimiento se ha acelerado hasta el 0,9% intertrimestral, un ritmo que no se veía desde 2007 y que presagia que España crecerá en 2015 por encima incluso del 3%. 

Para reforzar esta secuencia, el Gobierno se volcó en la presentación del Programa de Estabilidad 2015-2018, en el que prevé crecimientos del 3% en los próximos y la creación de dos millones de empleos. Pero nada de eso ha bastado para evitar que el PP haya perdido 2,5 millones de votos entre las elecciones municipales de 2011 y las de 2015. En las urnas, esa recuperación aún no cotiza. Y menos al alza. 

Economía

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
54 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios