CONFIRMA EL OPTIMISMO DE RAJOY SOBRE EL PIB

Santander exige a Montoro que rebaje el déficit público porque es "insostenible"

El Banco Santander espera que España registre un fuerte crecimiento en los próximos tres años, pero cree que el Gobierno debe avanzar mucho en la reducción del déficit por debajo del 5,7%

Foto: El consejero delegado del Banco Santander, José Antonio Álvarez. (EFE)
El consejero delegado del Banco Santander, José Antonio Álvarez. (EFE)

El consejero delegado del Santander, José Antonio Álvarez, ha señalado como principal tarea pendiente del Gobierno el ajuste fiscal, que "todavía está en progreso", porque "no es sostenible un déficit público del 5,7%". "Queda mucho trabajo para llevarlo al 3% que nos exige Europa y probablemente habría que situarlo por debajo para poder reducir los niveles actuales de la deuda pública", que suponen prácticamente el 100% del PIB (en torno al billón de euros).

Esta reducción es la única reforma que ha citado expresamente, aunque ha advertido que quedan otras por completar que no ha querido concretar. "Las reformas que se necesitan son debatibles y más en época electoral", pero ha reconocido que se refiere a "aquellas que nos demanan constantemente los organismos internacionales". Álvarez ha lanzado esta demanda en una intervención en la asamblea del Instituto de la Empresa Familiar en Madrid, del que era socio Emilio Botín.

En ella, ha respaldado el optimismo de Moncloa sobre la recuperación en España, ya que ha augurado tres años "benignos" de importante crecimiento, empezando por un 2015 en que el PIB se situará por encima del 3%. Ahora bien, apenas ha concedido mérito a la política gubernamental de esta mejoría, que considera que se debe al ajuste duro sufrido por la economía española y a los "vientos de cola" que soplan desde el exterior: el precio del petróleo, el euro relativamente débil, la recuperación de nuestros socios europeos y el quantitative easing del BCE.

El ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro. (EFE)
El ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro. (EFE)

A esto hay que sumar la exitosa internacionalización de la economía española y la recuperación de la competitividad en la crisis. Asimismo, se ha mostrado confiado en que el mercado inmobiliario ha tocado suelo tanto en precios como en actividad y que vamos a ver una "reversión a la media"; eso significa que no se van a alcanzar los niveles de la burbuja pero sí los de los seis o siete años anteriores, algo para los que "todavía queda mucho recorrido". De hecho, espera "una cierta aceleración de las ventas" de casas en los próximos meses.

No volver a caer en los mismos errores

Álvarez opina que todas estas variables cristalizan en una recuperación de la confianza que explica el tirón del consumo privado, junto al inicio de la creación de empleo. "El consumo privado va a ser uno de los grandes impulsores del PIB en los próximos años y no veo ninguna razón por la que deba frenarse". Ahora bien, ha advertido de la necesidad de que este nuevo período de crecimiento no vuelva a generar los mismos desequilibrios del pasado, básicamente un déficit por cuenta corriente que conduzca a una nueva crisis.

Menos optimista se ha mostrado sobre el sector bancario. Aunque ha reconocido que ha completado su saneamiento y está en condiciones de cumplir su función de suministrar crédito a la economía, ha matizado que lo está haciendo con rentabilidades muy bajas (de entre el 4% y el 6% medidas sobre recursos propios, ROE), que no cubren un coste del capital que se sitúa en el 8%-9%.

Economía

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
15 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios