se incumplirá el objetivo de déficit en 2014 y 2015

España crecerá un 2,8% este año con un 22,4% de paro, según Bruselas

El paro no bajará del 20% el año que viene y se incumplirá el objetivo de déficit en 2014 y 2015

Foto: El presidente del Eurogrupo, Jean-Claude Juncker (d), conversa con el ministro de Economía español, Luis de Guindos. (EFE)
El presidente del Eurogrupo, Jean-Claude Juncker (d), conversa con el ministro de Economía español, Luis de Guindos. (EFE)

Lo ha dicho este martes sin matices el comisario de Asuntos Financieros de la UE, Pierre Moscovici. “Soplan vientos favorables” en la economía europea. ¿La causa? Europa ha entrado en una nueva del ciclo económico que no tienen nada vez con circunstancias coyunturales. Aunque, eso sí, factores como el descenso del tipo de cambio del euro, la caída de los tipos de interés o la estabilidad del precio del petróleo en niveles muy bajos (en torno a los 67 dólares barril) influyen de forma decisiva en el hecho de que el PIB de la UE vaya a crecer en 2015 un 1,8% y un 2,1% en 2016.

En el caso de España, el crecimiento será bastante mayor. En concreto, según esas previsiones, un 2,8% este año y un 2,6% el próximo, por lo tanto, algo por debajo de lo que ha estimado el Gobierno. Este crecimiento, cerca ya del potencial de la economía española, no será suficiente, sin embargo, para reducir de forma vigorosa la tasa de desempleo. Según las previsiones de primavera de Bruselas, el paro se situará este año (media anual) en el 22,5, mientras que el próximo bajará hasta el 20,5%.

Los motores de crecimiento seguirán siendo el consumo privado y las inversiones (formación bruta de capital fijo), con avances notables. Más de un 3% en el primer caso y por encima del 5% en el segundo. De hecho, la demanda interna explicará en su totalidad el crecimiento del PIB, toda vez que el sector exterior volverá a detraer crecimiento, aunque sea por unas décimas. Básicamente, el aumento de las importaciones, que crecerán por encima del 7%. Una tasa que ex coherente con el avance del consumo privado..

La evolución del PIB se producirá, según estima la Comisión,  en un contexto de moderación salarial en el caso español. Según sus estimaciones, los costes laborales unitarios del total de economía crecerán un 0,3% tanto este año como el próximo, lo que tiene que ver con las reformas laborales aprobadas en los últimos años, que flexibilizado el factor trabajo.

La moderación de los salarios, en todo caso, se producirá en un contexto de baja inflación. Bruselas prevé que el deflactor del PIB (la inflación general que sufre una economía) crezca un 0,2% en 2015 y un 0,8% en 2016. Lejos ya de los riesgos de deflación, pero no definitivamente habida cuenta de la expansión monetaria en la que se ha embarcado el BCE, y que supone la compra mensual de unos 60.000 millones de euros de deuda pública.

Esa expansión monetaria está en buena medida detrás del aumento de los precios, y eso es lo que explica que el PIB nominal vuelva a crecer, lo cual favorece a las ratios de deuda y déficit público.

Aun así, la Comisión Europea estima que este año el desequilibrio presupuestario alcance el 4,5% del PIB, mientras que en 2016 baje hasta el 3,5%. En ambos casos, datos peores de los que estima el Gobierno. En cuanto a la deuda, Bruselas considera que superará ligeramente el 100% del PIB, también por encima de lo que prevé el Ministerio de Hacienda, que considera que no se alcanzará en ningún caso el 100% del Producto Interior Bruto.

Economía

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
11 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios