investigación a rodrigo rato

Rato S.L.: de empresas en pérdidas a otras de ingresos millonarios con un empleado

Son muchas, pero no rentables. De hecho, en algunas apenas hay negocio. El caso es que siguen en pie, con un papel que encaja más con una función instrumental que empresarial

Foto: El exvicepresidente del Gobierno Rodrigo Rato a su salida de su despacho. (EFE)
El exvicepresidente del Gobierno Rodrigo Rato a su salida de su despacho. (EFE)

Son muchas. Pero cantidad y calidad no siempre van de la mano. Rodrigo Rato figura como administrador en siete sociedades. Pero sus cuentas de resultados ponen de manifiesto que su existencia, más que empresarial, es más bien instrumental. Se caracterizan por no tener apenas personal –un par de empleados fijos a lo sumo–, registrar una escasa –nula en algún caso– actividad, lucir un fondo de maniobra negativo y sufrir pérdidas. 

En Rodanmán Gestión 3 SL, dedicada al alquiler de bienes inmobiliarios, y en la hidroeléctrica Arada SL, los números rojos se han impuesto en los cuatro últimos ejercicios de los que hay cuentas –de 2010 a 2013–, con unas pérdidas totales de 366.898 euros en el primer caso y de 2,28 millones en el segundo –de los que 2,16 millones correspondieron a 2013–. Aunque de las sociedades administradas por Rato se incluyen entre las que tienen más actividad, su cifra de negocios llega como mucho a los 200.000 euros, con ejercicios de 25.000 o 10.000. 

Explotaciones de Carabaña, otra empresa dedicada a la producción de energía hidroeléctrica, ha alternado las pérdidas –2010 y 2012– con las ganancias –2011 y 2013–, con resultados que en todo caso se han movido entre unos números rojos de 56.000 euros y unos beneficios de 170.500, y con cifras de negocio que se han movido entre los 100.000 y los 200.000 euros. 

Rato creó un entramado de empresas para evitar sus obligaciones con Hacienda

A partir de ahí, el resto de las sociedades que administra, Vistarties SL, Rafi SL y Rafi Tealsa SL, todas ellas en el sector inmobiliario, y Manita SL, dedicada al sector radiofónico, apenas registran actividad. Vistarties, por ejemplo, perdió 1.478 euros en 2013 y 579 euros en 2012. Con Rafi SL perdió 95 euros en 2012. 

En todos los casos, el balance refleja una desequilibrada posición financiera, con más deudas a corto plazo que dinero disponible a corto plazo. Es decir, muestran un fondo de maniobra negativo. Pero como esa deuda apenas es bancaria, las empresas siguen adelante. 

Kradonara y Cor Comunicación son otra historia

La cosa cambia en otras dos sociedades que, si bien no están directamente administradas por el exvicepresidente del Gobierno, exdirector gerente del Fondo Monetario Internacional (FMI) y el expresidente de Bankia, sí forman parte de su órbita. Se trata de Cor Comunicación y Kradonara 2001 SL

La primera, dedicada a la gestión de publicidad, está administrada por una persona de confianza de las empresas familiares como es Miguel Ángel Montero y tiene como apoderada a otra persona fundamental, Teresa Arellano, la secretaria personal de Rato. Aunque el número de empleados fijos oscila entre una y dos personas, esta sociedad sí registra una facturación millonaria.

Aunque en 2013 cayó con fuerza, aún se mantuvo en los 1,28 millones de euros, después de que en 2011 y 2012 superara los 4 millones. Y antes de la crisis registró cifras mucho mayores, que rondaban los 9 millones de euros. Los resultados, eso sí, nunca han sido lustrosos. En 2013 perdió 162.522 euros y en 2012 ganó 3.310, por debajo de los 5.917 euros de 2011 y de los casi 14.000 de 2010. Otra diferencia que demuestra una mayor gestión en esta sociedad es que su situación financiera es más equilibrada. En su caso, el fondo de maniobra es positivo

En cuanto a Kradonara, su actividad como empresa no se ha notado en la cifra de negocio, inferior al medio millón de euros en los dos últimos años. Y en 2013 perdió 60.000 euros y en 2012 ganó 37.500 euros, que tampoco son cifras de relumbrón. En su caso, la actividad se ha concentrado en el terreno societario. Con dos ampliaciones de capital por casi 3,5 millones de euros en los dos últimos años, con el nombramiento en febrero de 2015 de su secretaria como administradora única en sustitución de Servitax SL y con la mudanza del domicilio social de Sotogrande (Cádiz) a Madrid. A la calle Castelló, 50, para más señas. Donde Rato tiene su despacho. 

Economía
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
2 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios