GANA PESO EN EL CONJUNTO DE LA OCUPACIÓN

El sector público crea 43.000 empleos temporales preparando las elecciones

El sector público ha dejado atrás los recortes. Vuelve a crear empleo. Pero sobre todo de carácter temporal. La cercanía de las elecciones territoriales está detrás de este proceso

El empleo en el sector público vuelve a crecer. Y lo hace de forma relevante. En particular en los ayuntamientos. Un dato lo acredita. En los últimos doce meses el número de asalariados al servicio de cualquiera de las administraciones ha crecido en 36.200 personas.

Lo más significativo, sin embargo, es que la mayor parte del empleo es de carácter temporal y no estructural, lo que puede explicarse por la cercanía de las elecciones municipales y autonómicas. De hecho, son los municipios -que han puesto en marcha sus propios planes E para activar la economía y reducir el paro- quienes más han aumentado sus plantillas. Otro dato lo pone de relieve. El 34% de los contratos temporales dentro de la Administración tiene una duración inferior a 11 meses.  

Las cifras proceden de la Encuesta de Población Activa (EPA) conocida este jueves,  y reflejan que en el último año el número de asalariados con contrato temporal ha crecido en 42.900. Eso significa que se ha continuado destruyendo empleo indefinido para convertirlo en temporal. En total, según la EPA, uno de cada cinco de los 2,9 millones de empleados públicos tiene contrato de duración predeterminada.

Los datos de la EPA, sin embargo, no reflejan un fenómeno cada vez más extendido en las administraciones públicas, como es la externalización de determinadas actividades para así esquivar las restricciones de plantilla que imponen los Presupuestos. En todo caso, lo que sí dice la EPA es que el volumen de empleo público ha vuelto a situarse en niveles del cuarto trimestre de 2012. Como se sabe, el Gobierno aplicó durante el primer año de la legislatura un duro ajuste de las plantillas, pero pasado ese tiempo lo dio por cerrado.

 

La aceleración del empleo público se manifiesta también al compararlo con el privado. Si al comenzar la crisis (primer trimestre de 2008) la ocupación al servicio de la administraciones representaba el 14,5% del total de asalariados, durante el primer trimestre de 2015 el porcentaje ha escalado hasta el 16,9%, y creciendo (dos décimas más que en el último trimestre).

Los rigores de la crisis

Esto quiere decir que el sector privado ha sufrido con mayor intensidad los rigores de la crisis. Dos cifras lo indican. Entre el primer trimestre de 2008 y el primero de 2015 el sector privado ha perdido 3,2 millones de puestos de trabajo. Por el contrario, hoy -pese a los ajustes y los despidos- hay 36.000 empleados públicos más de los que había el comienzo de la recesión.

La fuerte pérdida de empleo que se ha producido en el sector privado -prácticamente ha destruido uno de cada siete empleos en un sexenio- es lo que explica que ahora, con la recuperación económica, sea el más dinámico. Según Estadística, el empleo del sector privado aumentó en el primer trimestre de este año un 3,34% frente al mismo periodo de 2014. El empleo público, por su parte, creció sensiblemente menos, un 1,24%. O expresado en términos absolutos: en los 12 últimos meses la ocupación ha aumentado en 468.000 personas en el sector privado y en 36.200 en el público.

Como indica el INE, el empleo del sector público comprende todos los asalariados de empresas públicas y de las Administraciones Central y Territoriales, incluidos tanto los trabajadores que cotizan al Régimen General de la Seguridad Social como los adscritos a Mutualidades.

La información que proporciona a EPA muestra con claridad el envejecimiento de las plantillas públicas. El 64% de los asalariados al servicio de las administraciones cuenta con una edad comprendida entre 40 y 59 años. En el sector privado, por el contrario, este porcentaje baja hasta el 49,5%. Hay que tener en cuenta, sin embargo, que en este caso hay un efecto composición, toda vez que los niveles de cualificación profesional en el sector público son mayores que en el privado, y, por lo tanto, la entrada en el mercado de trabajo es posterior.

Economía

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
16 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios