La riqueza de las familias crece con más riesgo en sus carteras y menos deuda
  1. Economía
datos del banco de españa

La riqueza de las familias crece con más riesgo en sus carteras y menos deuda

No queda otra. Los bancos centrales están empujando a los ahorradores a asumir más riesgos para rentabilizar su dinero. Los hogares lo hicieron en 2014 y les dio buen resultado

Foto:

En apariencia, la fórmula es sencilla. Consta de dos elementos: asumir más riesgo con los ahorros y reducir las deudas. Pero, como siempre, lo difícil es pasar de los dichos a los hechos. Y las familias españolas dieron ese paso en 2014, un ejercicio en el que su riqueza financiera neta creció en un 13,5%, hasta los 1,17 billones de euros, aupada por meter más picante en sus carteras y aligerar la deuda de sus mochilas.

Según los datos proporcionados este miércoles por el Banco de España (BdE), el valor de los activos financieros totales de los hogares y las instituciones sin ánimo de lucro al servicio de los hogares aumentó en un 6% en 2014, hasta los 1,98 billones de euros. En paralelo, sus pasivos menguaron en un 3%, hasta los 0,81 billones de euros. Y combinando estas tendencias se obtiene ese repunte hasta los 1,17 billones de la riqueza neta. O lo que es lo mismo, una cifra equivalente al 110,6% del Producto Interior Bruto (PIB) español.

Las cifras, por tanto, evidencian que la riqueza de las familias se estiró fundamentalmente por el crecimiento de sus inversiones y que esta contribución reflejó ya una querencia que ha venido para quedarse: la progresiva asunción de mayores dosis de riesgo. No les queda otra. En el actual contexto de represión financiera inducido por las políticas expansivas de los bancos centrales, para sacar tajada a los ahorros hay que incrementar el riesgo en las carteras. Del resto se encarga el comportamiento de esos activos con más riesgo en unos mercados mecidos por esos mismos bancos centrales. O lo que es lo mismo, los hogares se benefician de la mejoría financiera... pero para ello deben invertir en esos activos cuya cotización sube.

Y es lo que hicieron las familias en 2014. Así lo demuestra, por ejemplo, que el volumen en efectivo se redujeraen un 8,4%, hasta los 76.821 millones de euros, con lo que pusieron más dinero a trabajar. ¿En qué productos lo hicieron? En depósitos, que aumentaron en un 10%, hasta los 368.580 millones, pero sobre todo en otros activos con un toque de riesgo superior, como los fondos de inversión, con un crecimiento del 26%, hasta los 225.192 millones de euros, o las acciones no cotizadas, que subieron en un 21,5%, hasta los 300.000 millones de euros. Es decir, los aumentos fueron mayores en productos menos conservadores que los depósitos.

Ese creciente acercamiento al riesgo se observa también en la bolsa, aunque 2014 no fue un año tan redondo como se llegó a pensar. Durante el pasado ejercicio, el índice Ibex 35 apenas se revalorizó un 3,7%, prácticamente la tasa de crecimiento que registró la partida de acciones cotizadas, que subió un 3,8%, hasta los 164.304 millones. Sin duda, si los parqués mantienen el ritmo al que vienen subiendo hasta la fecha, las acciones cotizadas serán una fuente extraordinaria de riqueza en 2015. Hasta la fecha, el Ibex acumula una revalorización del 14%.

Mochila menos pesada

Pero a la riqueza neta de las familias también contribuye el descenso de la pesada carga de la deuda. En total, los préstamos han descendido en un 4,4%, hasta los 754.364 millones. Los préstamos a corto plazo bajaron un 6%, hasta los 26.866 millones, y a largo plazo lo hicieron un 4,3%, hasta los 727.498 millones.

Depósitos Renta variable Banco de España
El redactor recomienda