previsiones de primavera del fmi

España crecerá en 2020 menos de la mitad que en la década previa a la crisis

El mundo camina hacia la mediocridad. Es el escenario sombrío que pinta el FMI. Será la tónica dominante, aunque la economía española figurará entre las que más se alejará de su pasado

Foto: El economista jefe del FMI, Olivier Blanchard (centro), durante la rueda de prensa en la que presentó las previsiones del organismo.
El economista jefe del FMI, Olivier Blanchard (centro), durante la rueda de prensa en la que presentó las previsiones del organismo.

Christine Lagarde ya fue lo suficientemente explícita en octubre. La directora gerente del Fondo Monetario Internacional (FMI) alertó al mundo de que se exponía a una cruda realidad. Ella la bautizó como Nuevo mediocre, etiqueta que sirve para identificar un escenario económico de "bajo crecimiento durante un largo tiempo". Seis meses después, las nuevas previsiones recién sacadas del horno por parte del organismo multilateral abundan en esa impresión: el mundo crecerá en el futuro menos que en el pasado. 

Dentro de esa sombría percepción general, España figura entre los países que más se alejará de su crecimiento pasado. Según los datos registrados por el FMI, entre 1997 y 2006, la economía española creció a una media del 3,9%. Dentro de cinco años, los pronósticos del organismo internacional no ven el crecimiento español más allá del 1,7%. Es decir, una vez digerida la profunda recesión sufrida durante la crisis, saldada con una contracción del producto interior bruto (PIB) del 6% entre 2008 y 2013, y el posterior rebote, con un crecimiento que este año repuntará hasta el 2,5% según los cálculos del FMI, a España le costará crecer con fuerza. 

España crecerá en 2020 menos de la mitad que en la década previa a la crisis

 

Aunque crecer menos que antes de la crisis será la tónica general entre las principales economías del mundo, lo cierto es que en el caso español la distancia superará la media de largo. Agrupando las economías avanzadas, su crecimiento en 2020 se limitará al 1,9%, un 32% por debajo del 2,8% del periodo 1997-2006. En España, esa brecha se amplía hasta el 56%. Tomando las cifras que el FMI maneja para las principales economías del mundo y los mayores emergentes, sólo Rusia y Argentina se separarán más en 2020 de lo que crecieron en el decenio previo a la crisis –ver gráfico–. 

El FMI eleva a un 2,5 por ciento la previsión de crecimiento para España

Del G7 a China

Pero es que, confirmando la etiqueta creada por Lagarde, ninguna de las grandes economías escapará de la mediocridad. Dentro del G7, el 1,5% de Alemania entre 1997 y 2006 se quedará en 2020 en el 1,3%; en Francia, el crecimiento pasará del 2,4 al 1,9%; en Japón, del 0,9% al 0,7%; en Reino Unido, del 3,1% al 2,1%; en Italia, del 1,5% al 1%; en EEUU, del 3,3% al 2,2%; y en Canadá, del 3,4% al 1,9%. 

Con las locomotoras de siempre creciendo menos que antes, el mundo también presenciará una clara moderación en las tasas de las nuevas potencias, las agrupadas en las siglas BRIC. Brasil, que entre 1997 y 2006 creció al 2,7% anual, se contentará en 2020 con un 2,5%; China pasará del 9,4 al 6,3%; y Rusia, del  5 al 1,5%.  

Según reconoce el FMI, este segundo aspecto, el frenazo de las economías emergentes, constituye la principal novedad del panorama que espera a la economía mundial. La otra dinámica, la del menor potencial de crecimiento de las mayores potencias, ya estaba en marcha antes por motivos como el envejecimiento de la población y el descenso de la productividad, dos elementos que seguirán presentes incluso después de la crisis. 

"Los efectos serán aún más pronunciados entre los emergentes", prosigue el FMI. A los problemas compartidos del envejecimiento y la productividad se suma en su caso una menor inversión en capital que desembocará en un "potencial de crecimiento significativamente más bajo en el futuro". 

Las excepciones

Aunque son minoría, también hay excepciones a la tendencia dominante. Sobresale el caso de India, que resistirá como el único miembro de los BRIC en acelerar su marcha. El crecimiento medio del 6,6% entre 1997 y 2006 aumentará al 7,8% en 2020. O lo que es lo mismo, un incremento próximo al 20%. 

A su lado, Indonesia, Colombia y México conforman el reducido bloque de países que se expandirá más rápido en 2020 que antes de la crisis. El primero crecerá un 6%; el segundo un 4,3%; y el tercero, 3,8%. 

 

Economía

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
12 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios