REUNIÓN DEL BANCO CENTRAL EUROPEO

Draghi reclama otra reforma para crear más empleo y "reducir la dualidad" en España

Es su gran truco. Y tiene que protegerlo. El presidente del BCE ha reiterado en Fráncfort su defensa del programa de expansión cuantitativa (QE) al afirmar que ya está siendo "efectivo"

Foto: Una activista irrumpe en la rueda de prensa de Mario Draghi. (Reuters)
Una activista irrumpe en la rueda de prensa de Mario Draghi. (Reuters)

Solo han sido unos segundos. Pero se han hecho eternos. Sobre todo para Mario Draghi. Acababa de comenzar la rueda de prensa que el presidente del Banco Central Europeo (BCE) ofrece al término de la reunión que el Consejo de Gobierno de la entidad celebra cada seis semanas. De repente, una mujer ha saltado sobre la mesa. Draghi, sorprendido, apenas ha acertado a protegerse subiendo los brazos mientras la miraba con la impotencia de quien sabe que se encuentra a merced de su oponente. "¡Fin a la dictadura del BCE! ¡Fin a la dictadura del BCE", gritaba la joven activista, que lucía el mismo lema en su camiseta negra, al tiempo que arrojaba confeti y folios sobre el presidente del BCE. Mientras los fotógrafos y las cámaras de televisión inmortalizaban un incidente que pone en evidencia serios problemas de seguridad en la recién estrenada sede de la entidad, los guardaespaldas se han abalanzado sobre ella, la han apresado mientras ella hacía el signo de la victoria con los dedos de su mano derecha y la han sacado de la sala como si fuera la estrella de un musical en la escena final, con los miembros de seguridad llevándola en volandas mientras ella extendía sus brazos y ampliaba su sonrisa. 

El 'susto' de Draghi

 

Tras unos minutos de interrupción, Draghi ha vuelto a la mesa. Y con la apariencia de que no ha pasado nada, una sensación irreal porque ni su rostro ni su voz han sido los de siempre, ha continuado con su explicación y sus respuestas. Varias de ellas han tenido que hacer frente a un par de cuestiones sobre España. En concreto, el presidente del BCE no ha dudado en reconocer que "la economía española está viendo una recuperación fuerte y rica en creación de empleo", con 500.000 empleos generados desde 2013 que ha vinculado a la reforma laboral realizada en 2012 . Pero tampoco ha dudado en afirmar que "incluso en España hace falta una mayor acción". En particular, ha pedido una vuelta de tuerca adicional a la reforma laboral para "reducir la dualidad" del mercado y estimular la creación de empleo. 

Con respecto a la lenta recuperación del crédito, Draghi ha admitido que España es uno de los países en los que, por ahora, la mejoría de las condiciones financieras es "menos visible". "Es una cuestión de tiempo", ha matizado. "Hace falta tiempo para que el canal bancario traslade las medidas a la economia real", ha argumentado. 

En defensa del QE

Pero, sobre todo, el banquero italiano se ha esforzado durante la rueda de prensa en hacer lo que esperaba de él. Esto es, hacer una defensa a ultranza del programa de expansión cuantitativa (QE) que la institución anunció en enero y comenzó a ejecutar el 9 de marzo. Con lo que ha costado ponerlo en marcha, no es cuestión de cambiarlo a las primeras de cambio, y sí protegerlo. El banquero italiano no ha dudado en asegurar que existe una "clara evidencia" de que las medidas aplicadas por el BCE están siendo "efectivas"

De hecho, no ha dudado en afirmar que, en un contexto en el que "la economía europea ha ganado fuerza", las condiciones crediticias también han progresado al abrigo de las últimas medidas del BCE. "Las condiciones del mercado financiero y el coste de la financiación exterior para el sector privado se han suavizado considerablemente en los últimos meses y las condiciones para que las empresas y las familias reciban préstamos han mejorado notablemente, con un incremento en la demanda de crédito", ha descrito Draghi. 

Los guardaespaldas sacan a la activista de la sala de prensa
Los guardaespaldas sacan a la activista de la sala de prensa

 

No contento con eso, Draghi ha ido más allá. Se ha mostrado "sorprendido" acerca de que ya haya surgido un debate sobre "una temprana finalización" del QE cuando apenas lleva poco más de un mes en vigor. Para que se le entienda mejor, ha aplicado un simil: "El QE es como un maratón", ha dicho. "No sabes cómo acabará cuando apenas has corrido un kilómetro". En este sentido, ha insistido en que la intención de la entidad pasa por mantenerlo hasta septiembre de 2016 o hasta que la inflación retorne a la meta del BCE de situarla por debajo, pero cerca, del 2%. Por el momento, la inflación acumula 18 meses consecutivos por debajo del 1% en la Eurozona, con los cuatro últimos arrojando incluso tasas negativas. Es decir, claramente por debajo de ese objetivo.

En opinión de Tom Rogers, economista de EY, Draghi hace "lo correcto" al enfatizar el mensaje de que el QE se ejecutará al completo. "Buena parte las mejoras vistas se deben a la debilidad del euro, y la divisa podría darse la vuelta bruscamente si existen dudas sobre el compromiso de expandir el balance del BCE", asegura. 

Con el QE, el BCE se ha comprometido a dedicar 60.000 millones de euros cada mes, hasta ese septiembre de 2016, a la compra de deuda pública y privada. En total, por tanto, inyectará 1,14 billones de euros, una cantidad con la que pretende dinamizar el crecimiento de la región y desterrar las presiones deflacionistas.  

Draghi ha reiterado así su compromiso con el QE tras haber pasado por el trámite de los tipos de interés. El Consejo de Gobierno de la entidad ha decidido mantener el precio oficial del dinero en el mínimo histórico del 0,05% en el que se encuentra desde septiembre y el interés de la facilidad de depósito en el -0,20%. En este sentido, y para aclarar otra de las especulaciones que han surgido en las úiltimas semanas, Draghi ha afirmado que "el BCE no va a bajar más los tipos de depósito". Ese -0,20% tiene una gran importancia en la ejecución del QE porque el BCE se ha comprometido a no comprar ningún bono que ofrezca una rentabilidad inferior al nivel en el que se encuentre el interés de la facilidad de depósito, situado ahora en ese -0,20%. 

Pregunten al Gobierno griego...

Como se preveía, el banquero italiano también se ha enfrentado a un torrente de preguntas sobre Grecia. "Está en manos del Gobierno griego", ha comenzado diciendo, con cierta sensación de hartazgo por el enquistamiento de las negociaciones, con respecto a la situación en la que se encuentra Grecia. 

Insistiendo en el mensaje que ya lanzó en marzo, Draghi ha subrayado que la exposición del BCE a Grecia alcanza ya los 110.000 millones de euros. Y que seguirá proporcionando a los bancos helenos dinero a través de la Provisión de Liquidez de Emergencia (ELA) siempre que permanezcan "solventes" y tengan buen colateral. Este martes, precisamente, el BCE volvió a elevar en 700 millones, hasta 74.000 millones de euros, el dinero que pueden conseguir las entidades griegas en esta ventanilla de últmo recurso. 

 

Economía

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
7 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios