Vuelve el ladrillo: la construcción y el turismo tiran con fuerza de la creación de empleo
  1. Economía
mejor dato en este mes de toda la serie histórica

Vuelve el ladrillo: la construcción y el turismo tiran con fuerza de la creación de empleo

Empleo ha destacado que la afiliación creció en marzo en todas las comunidades, en los regímenes más importantes para el sistema y en los sectores "más representativos"

Foto: La secretaria de Estado de Empleo, Engracia Hidalgo, y el secretario de Estado para la Seguridad Social, Tomás Burgos (EFE)
La secretaria de Estado de Empleo, Engracia Hidalgo, y el secretario de Estado para la Seguridad Social, Tomás Burgos (EFE)

La economía española ha vuelto a crear empleo con fuerza. Los datos de afiliación a la Seguridad Social que ha publicado este lunes el Ministerio de Empleo no dejan lugar a dudas.

En marzo, el número de cotizantes creció en 160.579 trabajadores, pero es que en el último año el incrementó en términos absolutos ha sido de 536.512 ocupados. En términos relativos, eso significa un aumento del 3,29%, la tasa más elevada desde que la economía entró en recesión. Ahora bien, pese a esos crecimientos lo cierto es que los 16,83 millones de cotizantes con que cuenta ahora la Seguridad Social suponen la cifra más baja desde el año 2003 (media anual), lo que muestra la intensidad del ajuste a que ha sido sometida la economía española en el último sexenio.

Si se desestacionalizan las cifras –para evitar los efectos de distintos calendarios–las cifras son algo diferentes, aunque igualmente positivas. En lugar de 160.579 nuevos afiliados, la cifra real sería de 105.000 empleos nuevos, según las series desestacionalizadas por el propio Ministerio de Economía y Competitividad.

¿Dónde se está creando empleo? La respuesta que proporciona la Seguridad Social tampoco ofrece dudas: en los dos sectores ‘clásicos’. Es decir, en turismo y en construcción. Algunos datos lo ponen negro sobre blanco. El empleo en la hostelería (998.537 afiliados en total) está creciendo a un ritmo del 6,96%, pero es que, en el caso de la construcción (660.311 afiliados), el incremento es del 7,16%.

Más llamativa es, sin duda, la evolución de las actividades inmobiliarias (76.590 afiliados), que recogen un aumento de la ocupación del 8% en términos anuales. En todos los casos, más del doble de lo que está creciendo el empleo en el conjunto de la economía.

Se ha de destacar, igualmente, el comportamiento claramente expansivo del empleo público, con un aumento del 5,85%, mientras que en el caso de las actividades administrativas el crecimiento es del 6,6%. Estas tasas contrastan vivamente con la evolución de la industria, que ha vuelto a crear puestos de trabajo en coherencia con el mayor tirón de las economías europeas, pero a un ritmo del 1,9% en términos anuales, es decir, la mitad que en el conjunto de la economía. Y hay que tener en cuenta que la industria manufacturera (muy influida por las exportaciones) es la segunda rúbrica con más empleo (1,62 millones de afiliados).

Comercio minorista y empleo

Por debajo de la media también se encuentra, precisamente, el sector económico que más afiliados aporta a la Seguridad Social, elcomercio minorista, con un crecimiento del 2,72%.

El auge del sector de la construcción tiene que ver con larecuperaciónde la actividad económica (el PIB estaría creciendo en estos momentos en el entorno del 3% debido al tirón delconsumo), pero también con la proximidad de laselecciones municipales y autonómicas.Todas las Administraciones territoriales han suavizado sus políticas de ajustes, hasta el punto de que prácticamente ninguna comunidad autónoma se ha ceñidoal objetivo de déficit público.

Expresado de forma más directa. Se está produciendo un aumento del gasto enpequeñas obras públicas, pero muy intensivas en mano de obra, comose observaen los datos de licitación recopilados por Seopan, la patronal del sector de la construcción. Algunas AAPP habrían montado su propio Plan E para ganar elecciones con el visto bueno del Ministerio de Hacienda, que ha relajado los controles.

El resultado es que los únicos sectores en los que la afiliación está cayendo son el suministro de energía y lasactividades financierasy deseguros. Precisamente, los sectores que más tarde se incorporaron a la crisis.

A destacar, por último, el caso de lostrabajadores autónomos. El número de empleados por cuenta propia se comportó mejor durante la crisis que el de trabajadores por cuenta ajena. Sin duda porque era una manera de combatir eldesempleo, pero también por la generalización de un fenómeno que se ha venido en denominarfalsos autónomos(asalariados que tienen que pagarse su propia Seguridad Social). Ahora, con la recuperación, está sucediendo lo contrario. El incremento de trabajadores autónomos en un2,4% duranteel último añoes claramente inferior al del régimen general, 3,5%, lo que da idea de que algo está cambiando.

Seguridad Social Ministerio de Empleo Empleo Paro Recuperación económica
El redactor recomienda