consejo de ministros

Las CCAA y el céntimo sanitario elevan el déficit al 5,7%, dos décimas más del objetivo

Las comunidades autónomas son las grandes incumplidoras con un déficit del 1,66% que se ve compensado por el superávit de las corporaciones locales (0,53%)

Foto: La vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, junto al ministro de Hacienda y Administraciones Públicas, Cristóbal Montoro, (EFE)
La vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, junto al ministro de Hacienda y Administraciones Públicas, Cristóbal Montoro, (EFE)

El Gobierno se pasó de frenada. Acordó con Bruselas una reducción del déficit público en 2014 hasta una cifra equivalente al 5,8% del Producto Interior Bruto (PIB). Pero el Ejecutivo de Mariano Rajoy se creció, animado por la mejoría económica, y anunció que no se conformaba con esa meta. Se impuso otra, consistente en rebajar el desajuste fiscal al 5,5%. Al final, y según ha anunciado la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros, el déficit se ha reducido al 5,7%, una cifra que encaja con lo pactado con Europa, pero que sabe a poco porque no cumple la meta que se habían puesto en Moncloa.  

Saénz de Santamaría ha querido matizar que "en el año 2014 se gastaron de forma extraordinaria 1.600 millones en la devolución del céntimo sanitario. Si se descuenta esa partida el déficit estaría en el 5,56%". Viendo el vaso medio lleno, ese 5,7% es inferior al 6,3% de 2013; viéndolo medio vacío, España es el país de la Eurozona y de la Unión Europea con un mayor déficit en 2014.   

A juicio de la vicepresidenta "España cumple con sus objetivos económicos" a pesar de que "el objetivo de déficit era muy exigente". En opinión de Saénz de Santamaría esto se ha conseguido "gracias a un programa de reformas que seguimos poniendo en marcha". En el mismo tono, el ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, ha asegurado "que España está haciendo la política presupuestaria que hace que hoy estemos liderando el crecimiento y la creación de empleo en la zona euro". 

Las comunidades incumplen

Tal y como era de esperar el dato de las comunidades autónomas aparece desviado. Las regiones incumplen más que el año pasado con un 1,66 frente al 1,52 del 2013. En contraste, Ayuntamientos y Diputaciones cierran 2014 con un superávit del 0,53%, compensando el mal dato de las comunidades. Las que cumplen y quedan por debajo del objetivo del 1% son Canarias, Galicia, Navarra, País Vasco y Castilla y León. Se quedan cerca Andalucia y la Rioja con un 1,1% y Madrid con el 1,3%. E incumplen con creces Murcia (2,82%), Cataluña (2,58%), la Comunidad Valenciana (2,39%) y Extremadura (2,44%).

Montoro ha querido "disculpar" a las comunidades, ya que "este año tenían menos recursos que en 2013", además de "un incremento en sus costes financieros". El ministro ha asegurado que de cara a 2015 habrá un incremento de recursos "derivado del escenario de crecimiento económico" y que además esos costes financieros "se trasladarán al Estado". Con quien sí se ha mostrado crítico es con Cataluña, de quien ha dicho que "crecería más si se dedicara a lo que se tiene que dedicar". Por su parte, el déficit de la Seguridad Social ha ascendido al 1,06%.

 

Montoro ha asegurado que esta no es una reducción meramente coyuntural, sino que se trata de un cambio "estructural" cimentado "sobre las reformas del Gobierno, las mejores condiciones monetarias facilitadas por el Banco Central Europeo (BCE), la devaluación del euro o la cáida de los precios del petróleo". El ministro de Hacienda ha recordado que en el 2011 el dato era del 8,94%, con un objetivo del 6%. "España está haciendo ese recorrido de reducción del déficit y lo está haciendo con la economía en recesión", ha considerado el ministro en referencia al descenso del desequilibrio en los últimos años.  

Otro tijeretazo... en año electoral

Sin embargo, el escenario de 2015 será ya distinto. Todo indica que la economía crecerá ya más de un 2% y que incluso se aproximará al 3%. Y en este contexto el compromiso con Bruselas se traduce en recortar el déficit hasta una cifra equivalente al 4,2% del PIB. 

La incógnita reside en si España será capaz de alcanzar este objetivo en un año tan electoral como es 2015, en el que la tentación de recurrir al gasto público siempre crece. Y esa duda se abre espacio en las previsiones. El propio Banco de España, en su último Boletín Económico, vaticina una desviación de varias décimas, hasta el 4,5%. Es la misma previsión que la Comisión Europa ya maneja en sus las previsiones de invierno que presentó en enero. 

Lo que es seguro que es financiar este déficit fiscal superior al 4% engordará aún más la deuda pública en circulación. De hecho, superará por primera vez el 100% del PIB, cuando antes de la crisis esa proporción era inferior al 40%. En concreto, el Gobierno contempla que la deuda alcanzará el 100,3% del PIB este año, pronostico que en el caso de la Comisión se estira hasta el 101,5%. 

 

 

Economía
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
12 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios