El Banco Central de Suecia, a Paul Krugman: “Lea más y escriba menos”

El Riskbank responde así al Premio Nobel, que tachó a la economía nórdica de “sadomonetarista” por las subidas de tipos entre 2011 y 2012

Foto: El Nobel de Economía Paul Krugman (EFE)
El Nobel de Economía Paul Krugman (EFE)

Que el Premio Nobel de Economía Paul Krugman critique las políticas monetarias de los países de la Eurozona es habitual. Lo que no es tan común es que reciba réplica. El dardo de Krugman iba en esta ocasión contra el Riskbank, el Banco Central de Suecia, al que acusaba de tomar decisiones erróneas, como la de subir los tipos en el pico de la crisis o la de no prevenir la deflación. Una conducta a la que Krugman bautizó como “sadomonetarismo”. 

“Como era de esperar, el paro sueco dejó de reducirse poco después de que empezasen a subir los tipos. La deflación tardó un poco más en aparecer, pero acabó llegando. La estrella de la recuperación se había convertido en Japón”, aseguraba el economista estadounidense en un artículo publicado en 'El País' en abril del año pasado.

"Cuando Krugman describe a Suecia como una especie de economía deflacionista al estilo de Japón te preguntas si habrá echado un vistazo a los datos, ¿habrá mirado cuál era el ritmo de recuperación de Suecia durante esos años?, se pregunta Per Jansson, vicepresidente del Banco de Suecia.
De acuerdo con Jansson, “la decisión tenía todo el sentido del mundo en aquel momento” y de hecho “Suecia superó con creces el ritmo de crecimiento de los países de la zona euro, acercándose incluso al de Estados Unidos”. Por eso Jansson recomienda a Krugman que “lea un poco más y escriba un poco menos”.

Krugman y un amplio grupo de economistas entre los que están, por ejemplo, Lars Svensson, gobernador adjunto del Riskbank en aquel momento, opinan que Suecia se metió en una “trampa deflacionista que podría haberse evitado”. Y lo cierto es que los datos merecen ser repasados: el PIB sueco varió del 6% y del 2,7% de 2011 a 2012 y la inflación del 2% y el 1,4%, respectivamente. 

Krugman la devuelve

Preguntado por el revés de Jansson, Krugman ha considerado que “suena como si estuviera confundiendo niveles con tasas de cambio”. A su entender, “aunque es cierto que Suecia estaba creciendo, el desempleo se mantuvo por encima de los niveles anteriores a la crisis y hay razones para creer que todavía había un hueco para alcanzar el crecimiento potencial”. "El crecimiento en una economía deprimida no es una razón para subir tipos, sobre todo si la inflación subyacente se encuentra muy por debajo del 2%", ha considerado. 

Economía
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios