Competencia multa con 9 millones a 45 concesionarios por fijación de precios
  1. Economía
Faconauto asegura que no hay prácticas ilícitas

Competencia multa con 9 millones a 45 concesionarios por fijación de precios

Además de la fijación de precios, las empresas establecieron otra serie de condiciones comerciales e intercambiaron información sensible entre sí, todo ello supervisado además por una empresa externa

placeholder Foto: José María Marín, presidente de la CNMC (EFE)
José María Marín, presidente de la CNMC (EFE)

Nueva sanción de la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) por fijación de precios. Con una multa que asciende a los 9 millones de euros, el organismo multa a un total de 45 concesionarios de vehículos que establecieron varios cárteles en las denominadas "Zona de Madrid" y "Zona de Galicia", según informa la propia Comisión en un comunicado. En concreto, las marcas sancionadas son Toyota, Hyundai y Opel.

Además de la fijación de precios, las empresas establecieron otra serie de condiciones comerciales e intercambiaron información sensible entre sí, todo ello supervisado por una empresa externa, A.N.T Servicalidad, S.L, la cual se encargaba de controlar el cumplimiento de los acuerdos acordados entre ellas. En dicho comunicado, Competencia califica de "estratégica" la labor que desempeñó para el mantenimiento del cártel.

La Federación de Asociaciones de Concesionarios de la Automoción (FACONAUTO) ha reaccionado a la sanción asegurando que "no existen prácticas ilícitas en la distrubución de automóviles, que es el sector de la economía española con mayor competencia entre marcas e intramarca. Esto lo demuestra el hecho de que el precio real de los coches ha caído un 8,5% en los últimos tres años". Así mismo, desde la Federación apuntan que la decisión de Competencia afectará a los 135.000 empleos del sector, ya que se producirán cierres de concesionarios y se podrían perder 100.000 ventas este año".

En el caso de los concesionarios Toyota, la CNMC considera que además de la fijación de precios, queda acreditado que las empresas adoptaron sus acuerdos con “manifiesta ocultación y secretismo” además de contratar "a un tercero para que vigilase el cumplimiento de los acuerdos prohibidos, instaurando un sistema de penalización contra los concesionarios incumplidores, elementos todos ellos presentes habitualmente en las prácticas constitutivas de cártel". Dicha actuación se produjo entre noviembre de 2012 hasta junio de 2013.

En concreto, los once concesionarios de Toyota son A.E. Llorente, Comauto Sur, M. Conde, Herbamotor, Hispano Japonesa Motor, Julián Gómez Rodríguez, Kobe Motor, Kuruma Sport, Madrid Cars 2000, Motor Arjona y Supra Gamboa.

Por otro lado, la Comisión señala que en el caso de los concesionarios Opel, “ha quedado acreditada la participación de la asociación de concesionarios Opel España (ANCOPEL)”. Los centros de Opel sancionados son Aceña Movil, Aelsa, Agrogil, Alcarreña de Turismos, Automóviles Urbieta, Autotodo, Autoviasa, Comercial Autovía, Bétula Cars, Centro Sur de Automóviles, Cesmauto, Diso Madrid, Gerar, Gómez Platz, Ibericar Technik, Lista Motor, Motorkar, Motor Aluche, Motor Coruña, Motor Leyva, Roauto, Seligrat Automoción, Talleres Prizan, Turismotor y también a ANT Servicalidad y Anco Central de Compras.

Respecto al expediente de los concesionarios Hyundai, el organismo señala que los concesionarios sancionados Almouato Motor, Cars Corea, Cobendai, Iberdai Motors, Liderdai, Merodigar Motor, Motor Gamboa, Rocal Automoción, Santón Oliva, Talleres Pita, Yuncar Motor y Zonauto Sur, los cuales también acordaron "la fijación de descuentos máximos y el intercambio de información sensible desde septiembre de 2012 hasta junio de 2012".

En total, son más de 40 empresas las que tendrán que hacer frente a las multas establecidas por Competencia, las cuales se mueven en una horquilla que va desde los 3.143 euros hasta los 989.541 euros, sumando entre todas 9 millones de euros.

Las multas más elevadas recaen sobre los concesionarios Seligrat de Automoción, con 989.541 euros, así como sobre Roauto, con 505.793 euros; sobre Agrogil, con 565.881 euros; Motor Gamboa, con 644.627 euros; Cobendai, con 406.755 euros; Motor Leyva, con 474.090 euros o Talleres Prizán, con 686.026 euros.

La CNMC recuerda que no existe recurso contra estas sanciones por vía administrativa, aunque se puede interponer un recurso contencioso-administrativo en la Audiencia Nacional en el plazo de dos meses. Una vez más, Competencia ha remarcado la importancia que tiene la lucha contra los cárteles, la cual considera "prioritaria", y recuerda que para ello cuenta con un Programa de Clemencia, con el que la empresa o el directivo que haya participado en esas prácticas puede aportar información sobre las mismas a cambio de exención total o de una reducción de la multa.

Las empresas lácteas, también sancionadas

Esta nueva sanción por parte de Competencia llega tan solo una semana después de la multa impuesta al sector lácteo. El pasado 4 de marzo, Competencia impuso una multa millonaria a un total de nueve empresas y dos asociaciones que operan en el mercado de la leche cruda a nivel nacional. La cantidad total ascendió a los 88,2 millones de euros, lo que se traduce en la cuarta multa más alta interpuesta por Competencia a lo largo de su historia. Algunas de las empresas sancionadas fueron Puleva, Nestlé y Danone, siendo ésta última la más golpeada con una sanción que asciende a los 23,2 millones. La respuesta de las empresas multadas no se hizo esperar y la gran mayoría de ellas anunciaron su intención de recurrir las multas.

CNMC Opel Hyundai Toyota Center
El redactor recomienda