Es noticia
Menú
El coste laboral sube más en las actividades reguladas: energía y sector público
  1. Economía
LA DEVALUACIÓN SALARIAL CONTINÚA

El coste laboral sube más en las actividades reguladas: energía y sector público

El proceso de devaluación salarial continúa. Incluso en el cuarto trimestre de 2014 pese a que la actividad económica se ha acelerado. Dos sectores se salvan: la energía y las Administraciones

Foto:

El Gobierno ha levantado el pie del acelerador en el ajuste del gasto público. Pero la devaluación salarial interna continúa. Incluso, con más fuerza. Así lo pone de relieve el Índice de Coste Laboral Armonizado (ICLA), que refleja un descenso por hora trabajada en el cuarto trimestre de 2014 equivalente al 0,2%. En términos anuales, sin embargo, se produce un aumento del 0,2%.

Ahora bien, esta tasa de incremento es inferior al 0,4% registrado en el anterior trimestre. O el 1,2% del precedente. La información se suministra, en todos los casos, una vez eliminados los datos de efectos estacionales y de calendario, lo que permite realizar comparaciones homogéneas con los resultados en la Unión Europea.

El índice de costes laborales se realiza a partir de los datos que ofrece la Encuesta Trimestral, y aunque los datos definitivos correspondientes al cierre de 2014 no se conocerán hasta la semana próxima, lo que avanza la información del INE esque la moderación salarial ha continuado en la segunda parte del año pasado pese a la mejora de la actividad económica.

La última encuesta de costes laborales reflejaba que el coste laboral total (incluyendo cotizaciones sociales) se sitúa en 2.450 euros al mes por trabajador, mientras que los costes salariales bajan hasta los 1.800 euros. En el primer caso, una caída del 0,4% en términos anuales y en el segundo un descenso del 0,1%.

Lo más relevante, sin embargo, es el perfil de los sectores productivos en función de cómo han evolucionado los salarios. Y lo que dicen las cifras de estadística es que son, precisamente, los sectores regulados los que más han subido las nóminas. En concreto, el índice de costes laborales ha crecido un 3,5% en la energía, mientras que en la Administración Pública el aumento ha sido del 2%.

Estas tasas no significan necesariamente que los salarios hayan subido a ese ritmo, sino que los costes laborales totales (por el efecto del empleo o por la aplicación de factores como la antigüedad o las reclasificaciones profesionales) han subido en esa proporción.

En sentido contrario se encuentra el sector que engloba a las actividades relacionadas con la información y las comunicaciones, además de las industrias extractivas, con descensos del 1,8% y el 1,3%, respectivamente.

Los últimos datos de costes laborales correspondientes al tercer trimestre mostraban que la energía era, precisamente, el sector con salarios más altos: 5.293 euros por trabajador y mes incluyendo cotizaciones sociales. A cierta distancia se sitúan las actividades financieras con 4.510 euros. Por el contrario, las actividades relacionadas con la hostelería apenas alcanzan los 1.563 euros, mientras que las de carácter administrativo ascienden a 1.733 al mes. Es decir, prácticamente la tercera parte que la energía, un sector regulado.

El Gobierno ha levantado el pie del acelerador en el ajuste del gasto público. Pero la devaluación salarial interna continúa. Incluso, con más fuerza. Así lo pone de relieve el Índice de Coste Laboral Armonizado (ICLA), que refleja un descenso por hora trabajada en el cuarto trimestre de 2014 equivalente al 0,2%. En términos anuales, sin embargo, se produce un aumento del 0,2%.

Salarios de los españoles Unión Europea Gasto público Energía Sector público
El redactor recomienda