rastrea si hubo colaboración para el fraude

Montoro peina las declaraciones de bienes en el extranjero para acorralar al HSBC

Se intenta constatar si el banco suizo está más presente que otras entidades en las prácticas irregulares detectadas y si, por ello, cabe acusarlo de colaboración en las mismas al ofrecer el servicio

Foto: El ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro. (EFE)
El ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro. (EFE)

El Ministerio de Hacienda ha puesto al HSBC en el punto de mira y busca fórmulas para armar un caso sólido frente a la firma suiza. Al punto que, según aseguran fuentes conocedoras del procedimiento en marcha, el departamento de Cristóbal Montoro busca conexiones entre la entidad financiera y las irregularidades detectadas hasta ahora en las declaraciones de bienes en el extranjero presentadas por los contribuyentes obligados. "Se intenta constatar si el HSBC está más presente que otros bancos en esas malas prácticas y si, por ello, cabe acusarlo de colaboración en las mismas al ofrecer ese servicio", se explica sin ambages.

Montoro ya avanzó que la entidad financiera estaba bajo sospecha, pero el Ministerio no ha detallado su hoja de ruta. De hecho, lo único que anunció fue un "estudio para determinar cuantas acciones legales puedan ejercerse contra HSBC, por su participación en la comisión de fraude fiscal, blanqueo y otros ilícitos cometidos por residentes españoles". Lo hizo en plena publicación por este diario de la denominada lista Falciani, que incluye información remitida a la Agencia Tributaria por parte de las autoridades francesas sobre cuentas bancarias de contribuyentes españoles en el HSBC Private Bank Suisse.  

Escrutar las declaraciones de bienes en el exterior es el primer paso del Ejecutivo para cercar a la entidad. El director general de la Agencia Tributaria, Santiago Menéndez, ya dio recientemente pistas, durante una comparecencia en el Congreso. El alto cargo explicó entonces que la institución que encabeza tendrá entre sus prioridades de control en 2015 la comprobación de contribuyentes que, o bien no presentaron el modelo 720 de declaración de bienes y derechos situados en el extranjero –debiendo hacerlo de acuerdo con la información que atesora la Agencia–, o bien podrían haber efectuado la declaración de manera incorrecta.

(Reuters)
(Reuters)

De hecho, Hacienda ha identificado casos tanto de quienes presentaron los datos fuera de plazo como de quienes obviaron la presentación en 2013 y esperaron a hacerla hasta 2014. "El amplio colectivo de contribuyentes seleccionados para comprobación por la Agencia Tributaria en relación con el modelo 720 viene acompañado de un considerable incremento de los bienes y derechos situados en el extranjero que los contribuyentes han declarado en 2014, segundo año en que es obligatoria la presentación de esta declaración", relataba entonces el Ministerio.

Cifras crecientes

Los números cantan. Según los datos facilitados por Hacienda, a los más de 88.000 millones declarados por vez primera en el año 2013 se han sumado en 2014 un total de 20.615 millones de euros adicionales. Lo más trascedente es que esos activos aflorados pasan a integrarse en las bases de datos de la Agencia Tributaria, un elemento clave para futuras comprobaciones y para cruzar datos. "Se va a cotejar fácilmente quién está trabajando con el HSBC y si hay un volumen suficiente como para inferir que está colaborando en prácticas de blanqueo. Al menos ese es el interés del Ministerio", explican estas fuentes.

La Ley Antifraude del año 2012 obliga a todas las personas físicas residentes fiscales en España a declarar los bienes y derechos que tuvieran en el extranjero, siempre que la suma de los activos en cuestión supere los 50.000 euros. La obligación incluye cuentas, valores, derechos, seguros y rentas, así como bienes inmuebles y derechos sobre los mismos. Una vez comunicada la relación, con 2013 como primer ejercicio con la ley en vigor, sólo debe volver a presentarse el modelo 720 si se produce un incremento de 20.000 euros en uno de los citados bloques de información. Las declaraciones se efectúan entre el 1 de enero y el 31 de marzo.

Herve Falciani, exempleado del HSBC. (Reuters)
Herve Falciani, exempleado del HSBC. (Reuters)

Como publicó este diario, el grueso de las actuaciones sobre la lista Falciani recayeron en el Gobierno socialista bajo el mandato de la entonces todopoderosa Elena Salgado. El actual ministro de Hacienda, sin embargo, no perdió oportunidad de sacar partido a tan ilustre relación de nombres. Al punto que la Agencia Tributaria abrió en el año 2013 un total de 35 nuevos expedientes relacionados con el expediente, que culminaron en la incoación de ocho actas que permitieron recaudar en torno a 600.000 euros adicionales al montante ya en su día recuperado.

Según explican fuentes conocedoras del episodio, la hasta ahora desconocida segunda remesa de inspecciones vinculadas al caso en cuestión tuvo su origen en abril de 2013. Fue entonces cuando el Departamento de Inspección recibió un DVD de la Fiscalía Anticorrupción en el marco de las diligencias de investigación en las que colaboraba Hervé Falciani. Dicho DVD contenía datos bancarios del HSBC anteriores al 31 de diciembre de 2007. En mayo de 2013, esa información se completó con una segunda comunicación que contenía información que afectaba al ejercicio 2008, un proceso abierto que suma y sigue.

Economía

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
8 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios