según la fundación bbva

Los jóvenes sin estudios serán expulsados del mercado laboral dentro de 10 años

Las opciones para aquellas personas que sólo cuenten con estudios secundarios serán casi inexistentes (solo un 2%), según un estudio llevado a cabo por la Fundación BBVA

Foto: Los jóvenes con estudios superiores contarán con muchas más posibilidades de encontrar un empleo. (EFE)
Los jóvenes con estudios superiores contarán con muchas más posibilidades de encontrar un empleo. (EFE)

El futuro se presenta esperanzador para los jóvenes. La generación del baby boom va a llegar a edad de retiro y con la desaparición de este tapón generacional y la remisión de la crisis abundarán las oportunidades laborales que hasta ahora habían escaseado. Pero no para todos. Los jóvenes sin formación podrían ser literalmente “expulsados” del mercado laboral a partir de 2025 según el último estudio de la Fundación BBVA.

La elevada cifra de jubilaciones hará que los puestos de trabajo a cubrir (8,9 millones en el escenario base) superen con mucho el empleo neto creado (1,2 millones), pero las posibilidades de encontrar un empleo para aquellas personas que solo cuenten con educación secundaria serán mínimas. Solo el 2% de ellos encontrará empleo.

“La formación va a seguir siendo fundamental, más incluso en el futuro”, consideran los expertos. De acuerdo con este estudio siete de cada diez nuevos puestos de trabajo serán de alta cualificacióncasi el 60 % de las oportunidades de empleo que se generen hasta 2025 estarán destinadas para personas con educación universitaria o formación profesional superior. “Los jóvenes se convertirán en directores, gerentes, técnicos, científicos o intelectuales en siete de cada diez casos”, afirman.

En la próxima década las oportunidades laborales serán para trabajadores con formación universitaria…

 

Otra tendencia interesante es que aquellos profesionales que tengan un perfil más maquinal y que normalmente llevan a cabo tareas automáticas tenderán a desaparecer. Los puestos de trabajo puramente administrativos descenderán (-250.000), en cambio aquellos que aunque desempeñen tareas administrativas trabajen de cara al público aumentarán (+395.000).

Por sectores, el sector servicios será el que más crecerá, mientras que el sector primario y el público caerán. En concreto, en sanidad y educación las previsiones de creación de empleo son negativas, pero los expertos advierten que “si cambia el escenario financiero en las administraciones públicas, la situación podría ser distinta”.

La solución: formarse, pero mejor

Las previsiones son solo eso, no están grabadas en piedra. Por esa razón, los expertos consideran que con las medidas adecuadas este escenario se puede revertir. Recomiendan fundamentalmente invertir en educación, tanto desde el Estado como desde la empresa. La importancia de ofrecer formación a los parados, sobre todo a los menos preparados, es uno de los aspectos más destacados por el estudio. Por su parte, las empresas deben ser “más sensibles al problema y  jugar un papel más activo”.

Pero sobre todo, consideran que es importante mejorar la calidad de la educación actual: “La empleabilidad y el tipo de ocupación dependen de las competencias y no solo de tener un diploma”. Los informes PISA y las pruebas de la OCDE acreditan que nuestro país es uno de los que más invierte en educación, peor también uno de los que peores resultados obtiene. “Estos pobres resultados educativos son preocupantes tras los esfuerzos realizados para facilitar el acceso a la educación y que apenas dejan margen de mejora para aumentar la cantidad de años de estudio”, consideran.

Economía

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
14 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios