inflación provisional de febrero

El IPC sorprende al subir en febrero por el repunte del precio de los carburantes

Aunque los precios siguen registrando cifras negativas con respecto a 2014, el encarecimiento del gasoil y la gasolina provoca que registren un leve incremento con respecto al mes de enero

Foto: El IPC sorprende al subir en febrero por el repunte del precio de los carburantes

¡Es el petróleo! La cotización de esta materia prima sigue condicionando la evolución de los precios en España. Como el oro negro ha detenido en febrero su desplome y ha rebotado de los 50 a los 60 dólares, la rapidez con la que esta reacción se ha trasladado a los carburantes provoca que este mes el Índice de Precios al Consumo (IPC) refleje un inesperado repunte. 

Según el dato adelantado que acaba de comunicar el Insituto Nacional de Estadística (INE), en febrero el IPC ha subido un 0,2% con respecto a enero, con lo que la tasa interanual pasa del -1,3 al -1,1%, cuando se esperaba que acentuara su descenso para llegar hasta el -1,5%. De confirmarse estos datos, se trataría del primer repunte intermensual desde octubre. 

Como, por el momento, solo es el dato preliminar -el firme no se publicará hasta el 12 de marzo-, no se conocen los detalles. Pero el INE sí anticipa que "este incremento se explica, principalmente, por la subida de los precios de los carburantes (gasoil y gasolina)". 

A la espera de la confirmación final, la cifra provisional de febrero alarga la secuencia de tasas interanuales negativas a los ocho últimos meses. Eso sí, como constata la estrecha vinculación entre el comportamiento del crudo y del IPC, relaja los temores deflacionistas.

En este sentido, será clave conocer dentro de dos semanas el comportamiento del IPC subyacente, que prescinde de los alimentos frescos y la energía para su cálculo porque son más volátiles, puesto que ofrecerá una visión más fina sobre los precios. "No sería extraño que viéramos ya este mes un repunte en la inflación subyacente desde el 0,2 % de enero", avanza José Luis Martínez Campuzano, estratega de Citi en España. 

Los datos de la Contabilidad Nacional publicados también este jueves por el INE apuntan en esa dirección. Por un lado, en el cuarto trimestre de 2014 la remuneración de los asalariados creció un 2,4% con respecto al mismo periodo de 2013. Por otro, el consumo de los hogares repuntó un 3,4% interanual, hasta alcanzar 613.788 millones de euros. Estas cifras manifiestan que los hogares están trasladando estas mayores rentas a un mayor consumo, una tendencia que ejercería de antídoto contra las presiones deflacionistas. 

A la espera del 'QE'

Al mismo tiempo, estos datos se conocen en la misma semana en la que Eurostat ha certificado que los precios cayeron un 0,6% en la Eurozona entre enero de 2014 y el mismo mes de 2015. De este modo, se aleja cada vez más del objetivo que tiene el Banco Central Europeo (BCE), consistente en mantener los precios por debajo, pero cerca, del 2%.

Para intentar fabricar inflación con la pretensión de devolver los precios hacia ese nivel, y después de haber apurado al máximo los tipos de interés porque ya están en el 0,05%, la entidad presidida por Mario Draghi lanzará en marzo un programa de expansión cuantitativa (QE). En concreto, meterá 60.000 millones de euros nuevos al mes en la economía, mediante la compra de deuda pública y privada, con el objetivo de dinamizar la actividad económica y el consumo y que esos efectos alejen la amenaza de la deflación o caída general de los precios

Economía

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
4 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios