NUEVO REQUISITOS

El Gobierno aprueba otra convocatoria del plan PIVE 7 dotado con 175 millones

Según Santamaría, el PIVE ha tenido una favorable acogida y además ha tenido un efecto "positivo" sobre la economía y el medio ambiente

Foto: Rueda de prensa tras el consejo de ministros (Efe)
Rueda de prensa tras el consejo de ministros (Efe)
La vicepresidenta del Gobierno, Soroya Sáenz de Santamaría, ha anunciado hoy que el Gobierno ha aprobado la convocatoria del Plan PIVE 7 por el que se conceden ayudas directas a la compra de vehículos eficientes. En la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros ha explicado que la aprobación se hace mediante un real decreto.

Según Santamaría, el PIVE ha tenido una favorable acogida y además ha tenido un efecto "positivo" sobre la economía y el medio ambiente. La vicepresidenta ha destacado que no varía en esencia respecto a las anteriores ediciones y que está dirigido a particulares, autónomos, microempresas y pymes.

Una de las novedades subrayadas por la vicepresidenta de la séptima edición del Plan PIVE es que el titular del vehículo de diez años que entrega para achatarramiento lo debe tener a su nombre desde un año antes de la solicitud de la ayuda. Asimismo, el vehículo deberá tener en vigor la inspección técnica de vehículos (ITV).

La ayuda directa que reciben las personas que se pueden acoger al PIVE es de 2.000 euros, de los que 1.000 los aporta el Estado y el resto el fabricante, marca o punto de venta adheridos al programa, que se pueden consultar en la página www.idae.es.  Si el vehículo que se quiere adquirir es para un discapacitado o para familias numerosas (tiene que tener siete plazas) la ayuda sube hasta los 3.000 euros (1.500 el Estado y el resto el fabricante o concesionario).

 

El precio del vehículo adquirido, en el momento de solicitar la subvención, no podrá superar, antes de IVA o IGIC, los 25.000 euros, salvo para el caso de familias numerosas y vehículos con más de cinco plazas y para discapacitados, donde el precio se eleva hasta los 30.000 euros.

Para vehículos eléctricos puros, híbridos enchufables y de autonomía extendida el límite es de 40.000 euros, mientras que se queda en 20.000 euros si se trata de turismos convencionales (gasolina o diesel) que se encuentren clasificados como clase energética B y cuenten con emisiones de CO2 homologadas superiores a 120 g/km.

De acuerdo con los datos dados por la vicepresidente, con las ediciones anteriores del PIVE se han logrado sustituir más de 715.000 vehículos. Con el PIVE 7 se espera que se llegue a la cifra de 900.000 vehículos. El achatarramiento de estos vehículos y su cambio por otros más eficientes ha permitido el ahorro de 248 millones de litros de combustible, lo que equivale a millón y medio de barriles de petróleo y una reducción de gases de efecto invernadero de 513.000 toneladas de C02/año, ha precisado Santamaría.

Economía

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios