LOS BIENES DE LUJO, VALOR REFUGIO EN RUSIA

Los rusos se lanzan a la compra de Porsches para protegerse del desplome del rublo

El continuo desplome del rublo ha provocado una compra masiva de artículos de lujo en Rusia. Los ricos del país que preside Putin se lanzan al mercado del automóvil

Foto: Un Porsche 911 GTS Convertible es exhibido en el Salón del Automóvil de Los Ángeles (Reuters)
Un Porsche 911 GTS Convertible es exhibido en el Salón del Automóvil de Los Ángeles (Reuters)

El continuo desplome del rublo ha provocado una compra masiva de artículos de lujo en Rusia. Los ricos del país que preside Vladímir Putin se han lanzado al mercado del automóvil, muy resentido durante los últimos años de penurias económicas, y que ha recibido esta repentina oleada de compras como agua de mayo. Repentina, pero, sobre todo, muy efectiva: las ventas de coches Porsche subieron un 55% en noviembre y las de Lexus lo hicieron un 63%, según publica hoy Bloomberg.

Los rusos temen una pérdida irreversible de sus ahorros si la divisa continúa en caída libre. Las cifras son escandalosas y ya la convierten en la moneda más castigada de 2014: en lo que va de año el rublo ha caído más del 60% respecto al dólar y un 40% respecto al euro. Por eso, los más adinerados se han puesto manos a la obra depositando su dinero en bienes de lujo, que cuentan con una depreciación mucho menor con respecto al resto de artículos, para protegerse así de su propia divisa.

Y no sólo los ricos. Según publica Bloomberg, cada vez son más los ahorradores medios que prefieren hacer un esfuerzo y, a pesar de los elevados precios –la inflación rusa alcanzó el 9,1% interanual el mes pasado–, realizan una compra que después les permita recuperar, e incluso aumentar, su inversión.

Exposición de automóviles 'Lexus' en una exposición en Estados Unidos (Efe)
Exposición de automóviles 'Lexus' en una exposición en Estados Unidos (Efe)

Así lo explica también Andrei Rodionov, director de comunicaciones corporativas de Mercedes-Benz en Rusia, en declaraciones a Bloomberg: “En tiempos de crisis la gente ve los coches de alta gama como una inversión. La regla de oro de que un automóvil pierde el 20% de su valor nada más salir del concesionario ya no es válida. Y menos aún si hablamos de coches de lujo”.  

Y es que los rusos saben que con un bien de lujo como puede ser un Porsche, un rólex o una joya, se aseguran una verdadera protección porque el valor no caerá si deciden vender por ejemplo en Europa o Estados Unidos haciendo caja además con divisas fuertes como son el euro y el dólar.

Mientras tanto, el mercado del automóvil ruso aprovecha con euforia haberse convertido en el principal valor refugio del país y afronta con optimismo las ventas navideñas que esperan hacer en diciembre. Y sus expectativas no son para menos. Hasta el mes de noviembre el mercado automovilístico caía cerca del 12%, y sólo en el mes de noviembre la recuperación fue casi total. El presidente del Comité de Fabricantes de Automóviles de AEB, Joerg Schreiber, reconoció también a Bloomberg que la demanda al por menor “ha sido realmente extraordinaria”, y “en otras circunstancias esta situación nunca se habría producido”.

Economía
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
7 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios