españa en el punto de mira

El reloj, en contra de España: la UE presiona para que cambie el impuesto del tabaco

A España se le agota el tiempo. Una sentencia del Tribunal de Luxemburgo a obliga al Gobierno a cambiar la normativa si no quiere acabar con una sanción

Foto: El reloj, en contra de España: la UE presiona para que cambie el impuesto del tabaco

A España se le agota el tiempo. La Unión Europea (UE) está pendiente de que el Gobierno modifique los impuestos sobre el tabaco después de que el Tribunal de Justicia de Luxemburgo haya fallado a favor de una tabaquera italiana en un litigio cuyos efectos traspasan las fronteras transalpinas.

La firma Yesmoke ha llevado hasta las últimas consecuencias su batalla con el Gobierno italiano a consecuencia del impuesto especial con el que el país gravaba las cajetillas de tabaco de menor precio. Gravaba, porque, debido a la sentencia de Luxemburgo, Italia ha retirado esa figura impositiva que compartía con España.

Se trata del impuesto llamado 'doble mínimo', un tipo especial que soportan las cajetillas que estén por debajo de un precio mínimo. En el caso de España, este impuesto se aplica a las que cuestan menos de 3,95 euros. ¿La razón? Con ese gravamen más elevado se intenta actuar de acuerdo con los principios sanitarios.

Sin embargo, Yesmoke ha logrado por sí sola derribar este tipo impositivo, pues la UE considera que el 'doble mínimo' "no establece un impuesto especial mínimo idéntico aplicable a todos los cigarrillos, sino que se aplica a los que tienen un precio de venta al por menor inferior al de los cigarrillos de la categoría de precio más demandada", tal y como declara el Tribunal de Luxemburgo en su sentencia, a la que El Confidencial ha tenido acceso.

Según la marca italiana, el 'doble mínimo' es equivalente a la fijación de un precio mínimo de venta para los cigarrillos, un argumento al que Bruselas ha dado la razón.

Los impuestos sobre el tabaco están armonizados en toda la UE, aunque los Estados miembros tienen ciertas competencias para regularlos, siempre dentro de los parámetros impuestos desde Bruselas. Pues bien, lo que establece esta sentencia es que tanto Italia como España se han desviado del camino marcado y ahora deben recular. Italia ya lo ha hecho... España no.

El 'doble mínimo' en España

Actualmente, España grava más las cajetillas de tabaco que tienen un precio inferior a 3,95 euros por los citados motivos sanitarios. De este modo, según indican fuentes jurídicas consultadas por El Confidencial, el 87,7% de esa cantidad va destinado a pagar impuestos, pues al 16,96% destinado al pago del IVA hay que sumar el 70,76% del 'doble mínimo'.

Si se compara con una cajetilla de precio medio (alrededor de 4,35 euros), el importe destinado a pagar impuestos baja al 79% –IVA incluido–. Con la sentencia de Luxemburgo, este 'doble mínimo' está condenado a desaparecer y, cuanto antes, mejor, pues si el Gobierno no se pone manos a la obra con este asunto corre un doble peligro: recibir una sanción de la UE y una posible guerra de precios entre las tabaqueras si el impuesto es eliminado directamente.

Según señalan fuentes jurídicas consultadas por El Confidencial, el Ejecutivo ya ha sido informado de que debe cambiar su normativa. La UE ya ha avisado a los Estados miembros "de manera informal" de que la sentencia a favor de Yesmoke les obliga a cambiar la imposición al tabaco si hubiera un caso similar al de Italia, como sucede en España.

"Bruselas está dando al Gobierno un tiempo prudencial para que modifique el 'doble mínimo', pero espera que lo haga, como muy tarde, nada más comenzar 2015", explican las mismas fuentes.

¿Guerra de precios en el horizonte?

Si, como todo parece indicar, el impuesto sobre el tabaco es modificado con la sustitución del 'doble mínimo' por una figura similar acorde con la directiva europea, ¿subirán los impuestos a los cigarrillos? Los expertos consultados aseguran que no deberían incrementarse.

"Hay posibilidades técnicas para derogar el 'doble mínimo' sin tener que aumentar los impuestos", afirman. Además, indican que tampoco habría que subir los precios; de hecho, sostienen que incluso podrían bajar. "Aunque si la figura no se sustituye por otra, sólo se elimina el riesgo de una guerra de precios en el sector", avisan.

El 'doble mínimo' actúa como una especie de 'freno' para los productores, pues si reducen los precios por debajo de 3,95 euros tendrían que pagar más impuestos. Por ello, si la figura es simplemente eliminada, no habría nada que los detuviera para recortar los precios.

Este temor cobra más sentido si se tiene en cuenta que el mercado de tabaco de precios reducidos –los que están en un horquilla de entre 3,95 euros y 4,10– ha pasado a suponer el 12,5% del total de las ventas de cigarrillos desde el 5,5% en sólo tres años. Por ello, la eliminación del 'doble mínimo' puede abrir la puerta a que los precios se derrumben.

"El Gobierno ha logrado estabilizar el sector con el 'doble mínimo', por eso no se entiende que ahora no actúe cuando sabe que Bruselas está vigilante", recalcan fuentes del sector, para las que esta pasividad se debe principalmente a que España está en periodo preelectoral, "y un cambio de la normativa ahora podría ser entendido como una subida de impuestos".

Enmienda de CIU

Pero no sólo la UE está presionando al Gobierno para que cambie este impuesto. CIU ha presentado una enmienda a la modificación de los impuestos especiales para que la norma española se adecúe a la normativa europea y se equilibren los impuestos sobre el tabaco. Dicha enmienda se votará en el Parlamento antes de que finalice el año.

 

 

Economía
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
5 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios