Es noticia
Menú
Montoro tira de la herencia recibida de los socialistas para justificar los Presupuestos
  1. Economía
ACABA CON UNA CITA A KEYNES, EL PADRE DE LA SOCIALDEMOCRACIA

Montoro tira de la herencia recibida de los socialistas para justificar los Presupuestos

Si es verdad, como se suele decir, que la mejor defensa es un buen ataque, el ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, cumplió la regla a rajatabla

Foto: El ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro (Efe)
El ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro (Efe)

Si es verdad, como se suele decir, que la mejor defensa es un buen ataque, el ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, cumplió este martes la regla a rajatabla. Prácticamente, la mitad de su discurso -destinado en principio a defender el proyecto de Ley de Presupuestos Generales del Estado de 2015- lo dedicó a atacar a la “herencia recibida” de los socialistas, que, en su opinión, puso al país “al borde de la bancarrota”.

Y es que, según Montoro, la economía española encara una nueva etapay deja atrás lo peor” gracias a los ajustes en el gasto público y al sacrificio de los agentes económicos privados.

¿Qué es dejar atrás lo peor? De acuerdo con el ministro, la facturas metidas en el cajón, la congelación de las pensiones, el riesgo exterior de España y una economía sin apenas crecimiento que se desmoronaba.

Para Montoro, aquella situación hubiera llevado inevitablemente al rescate de España por parte de la troika. Pero al final esto no ocurrió debido a las reformas que evitaron “días de zozobra”, al contrario de lo intensísimos recortes que se produjeron en los países intervenidos.

Ahora, según Montoro, todo ha cambiado. Los cimientos de la economía son sólidos y no se han cumplido las profecías que lanzó el año pasado el grupo socialista en el mismo debate: ‘lo peor está por venir’.

Montoro pone como ejemplo de cómo han cambiado las cosas el hecho de que las revisiones sobre el crecimiento del PIB se hacen ahora al alza gracias a unos Presupuestos que él denominó como “realistas”.

“España es un país serio”, proclamó ufano el ministro mientras sus compañeros de bancada le aplaudían sin demasiado entusiasmo. Y es que la primera parte del debate de totalidad de los Presupuestos ha sido frío y hasta aburrido. Probablemente por el propio formato del debate, que hace que el líder de la oposición intervenga tras el almuerzo y no inmediatamente después de las palabras del ministro de Hacienda.

Palabras, en todo caso, encaminadas a dejar un mensaje: “Ya nadie discute la recuperación gracias a las políticas económicas practicadas” y que han permitido, por ejemplo, rebajar en 276.000 millones el endeudamiento privado. Incluso, las cuentas públicas observan ya un superávit estructural primario. Es decir, sin tener en cuenta el ciclo económico y el pago de intereses.

Montoro puso como ejemplo de la solvencia de las cuentas públicas el hecho de que el Estado haya tenido que destinar 52.000 millones de euros sólo para pagar deudas de la Sanidad pública al sector privado.

Montoro niega, en todo caso, que el sector público sea gigantesco. Hasta el punto de que ha dado por cerrados los despidos en la Administración. “Este Presupuesto de 2015 no contiene recortes” en el gasto público, aseguró mientras miraba a sus compañeros de escaño. Al tiempo que destacaba la necesidad de seguir mutualizando las deudas de la Administraciones Públicas, toda vez que algunas CCAA no pueden financiarse.

Para finalizar, un guiño socialdemócrata. Según Montoro, ya Keynes advirtió hace muchos años que los objetivos de la política son la eficiencia económica, la justicia social y la libertad individual. Y en eso está, aunque sea citando a uno de los padres de la socialdemocracia.

Si es verdad, como se suele decir, que la mejor defensa es un buen ataque, el ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, cumplió este martes la regla a rajatabla. Prácticamente, la mitad de su discurso -destinado en principio a defender el proyecto de Ley de Presupuestos Generales del Estado de 2015- lo dedicó a atacar a la “herencia recibida” de los socialistas, que, en su opinión, puso al país “al borde de la bancarrota”.

Presupuestos Generales del Estado Cristóbal Montoro
El redactor recomienda