foro sobre la previsión social empresarial

“La asignatura pendiente es generalizar los planes de pensiones en las empresas”

El futuro de las pensiones cada vez preocupa más a los españoles. La crisis y el desempleo han obligado tanto a este Gobierno como al anterior

El futuro de las pensiones preocupa cada vez más a los españoles. La crisis y el desempleo han obligado tanto a este Gobierno como al anterior a tirar de la llamada ‘hucha’ para pagar las jubilaciones por la caída de la recaudación, lo que ha llevado a replantear el modelo de pensiones español y a hacer cada vez más necesaria la implantación de planes complementarios.

Es en este contexto donde se desarrolla el foro organizado por El Confidencial y Caser sobre la previsión social empresarial en España. Por el momento, los planes de previsión social no han arrancado del todo “debido a la unión de varios factores”, señala el director del Observatorio de Pensiones de Caser, Manuel Álvarez.

“Por un lado, un factor estructural, pues el empleado medio en España ha estado cubierto por la Seguridad Social en las últimas tres décadas, por lo que no sentía la necesidad de tener un plan alternativo a la jubilación”, indica Álvarez, quien añade que precisamente es ese factor el que provoca otro: “La diferencia respecto a otros países de Europa, donde el peso de la Seguridad Social no es tan fuerte”.

Rafael Rivero (i), Carlos Bravo (c) y Manuel Álvarez (d)
Rafael Rivero (i), Carlos Bravo (c) y Manuel Álvarez (d)

 

Para el secretario de Protección Social y Políticas Públicas de CCOO, Carlos Bravo, “sí se han hecho planes en el ámbito empresarial donde los salarios son medio-altos, pero la verdadera laguna está en las pequeñas y medianas empresas (pymes), donde la prioridad es mejorar los bajos salarios”.

Falta de cultura de ahorro en España

El responsable de previsión y beneficios sociales de PSA Peugeot-Citroën, Rafael Rivero, considera que el principal problema que existe en España “es que no hay una cultura de ahorro y ahora es más difícil por el contexto económico”. También cree que el hecho de que los planes alternativos no tengan todavía éxito es por “desconocimiento y desconfianza: hace falta explicar la nueva realidad de las pensiones de forma sencilla”.

Asunción Bauzá, socia de seguros y previsión social de Cuatrecasas-Gonçalves Pereira, remarca que no hay una cultura de ahorro "porque, como decía Bismarck, el sistema de bienestar cubre al hombre desde la cuna hasta la tumba".

Por eso cree que ahora causa sorpresa que la gente se vea en la necesidad de hacer planes complementarios. “Eso es lo que hay que explicar, que dentro de poco no va a haber correlación entre lo que se ha cotizado y lo que se va a recibir”, destaca.

Manuel Pérez-Sala (i) y María Asunción Bauzá Abril (d)
Manuel Pérez-Sala (i) y María Asunción Bauzá Abril (d)

 

Ante la actual situación, el presidente del comité de presupuestos generales del Estado del Círculo de Empresarios, Manuel Pérez-Sala, es muy claro: “A partir de ahora, con la información que tenemos, empieza a ser una prioridad urgente hacer planes complementarios a la pensión”.

Reforma fiscal

Sobre la reforma fiscal que el Gobierno ha realizado este año y los cambios en el sistema de pensiones, el representante de CCOO señala que esta nueva normativa “rompe el principio de coherencia y de ahorro finalista, ya que los planes podrán rescatarse a los diez años de abrirse”.

Para Asunción Bauzá, la reforma fiscal “utiliza la palabra ahorro de forma equívoca”. “Un plan a largo plazo no es ni a cinco ni a diez años”, indica la socia de Cuatrecasas, quien cree que el ahorro “debe ser forzosamente cautivo, que no se pueda retirar”.

Rafael Rivero, Carlos Bravo, Carlos Sánchez, Manuel Álvarez, Mª Asunción Bauzá y Manuel Pérez-Sala
Rafael Rivero, Carlos Bravo, Carlos Sánchez, Manuel Álvarez, Mª Asunción Bauzá y Manuel Pérez-Sala

 

El director del observatorio de pensiones de Caser asegura tener “una visión un poco más optimista de la reforma”. De hecho, considera que, respecto a la posibilidad de poder rescatar los planes a los diez años, “ocurrirá como en el País Vasco, donde ya está vigente esta medida y no se han producido muchas retiradas”. No obstante, matiza que queda una cosa pendiente en la nueva legislación: “Cómo incentivar el ahorro en las empresas”.

Planes empresariales, la asignatura pendiente

Para Manuel Álvarez, la asignatura pendiente en España “es que las personas cuenten con una cobertura desde que empiezan a trabajar”; por ello, cree que esa cultura debe generalizarse a todas las empresas, “y eso debe dar lugar a grandes acuerdos entre los representantes de los trabajadores y de las compañías”.

En este sentido, el responsable de previsión y beneficios sociales de PSA Peugeot-Citröen introduce un matiz importante: las comisiones. Rivero remarca que las comisiones que pagan las empresas por empleado están alrededor del 0,24%, “mientras que en los planes individuales son de más del 1,5%”.

“Cuando hay un instrumento colectivo, las comisiones se ajustan, pero si son individuales se disparan”, subraya el representante de PSA Peugeot-Citröen, quien destaca que en la cuestión de las comisiones, “el efecto volumen tiene mucho peso”.

Para concluir el coloquio, el representante de Caser resalta que la previsión social complementaria “debe hacerse todavía de una forma más amplia y, sobre todo, impulsarse desde la empresa”.

Economía
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
21 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios