Industria cambiará la regulación para evitar la parada simultánea de centrales nucleares
  1. Economía
La multa a nuclenor, aviso a navegantes

Industria cambiará la regulación para evitar la parada simultánea de centrales nucleares

El Ministerio de Industria parece dispuesto a abordar nuevos desafíos regulatorios que aseguren el correcto funcionamiento del sector energético

Foto: Central nuclear de Santa María de Garoña, Burgos (EFE)
Central nuclear de Santa María de Garoña, Burgos (EFE)

El Ministerio de Industria parece dispuesto a abordar nuevos desafíos regulatorios que aseguren el correcto funcionamiento del sector energético tras cerrar las esperadas reformas de la electricidad y del gas. Según aseguran fuentes próximas al departamento deJosé Manuel Soria, el Gobierno desarrollará mecanismos legales para impedir la parada simultánea de centrales nucleares, un escenario que se ha repetido en las últimas fechas y que ha terminado por disparar el precio de la luz. “Está claro queno puede haber al mismo tiempo tres instalaciones detenidas, como ha sucedido recientemente”, explican en medios oficiales.

Industria tiene este proyecto en su punto de mira desde el pasado mes de diciembre, cuando la subasta para fijar el recibo de la luz arrojó una subida superior al 11%, desatando todo untsunamien el sector. Eltarifazoobligó a una intervención directa del Gobierno para anular la puja y proceder después a un cambio radical del sistema de formación de precios en el mercado eléctrico.Una de las causas expuestas entonces por Industria para explicar el desaguisado fuela falta de disponibilidad de centrales de generación, que restaron al sistema entre 6.000 y 8.000 megavatios, el doble que el año anterior.

“En concreto, en el periodo analizado han estado indisponibles hasta cuatro grupos nucleares (de los ocho existentes), por una potencia de hasta 3.510 MW, un 46% de la potencia nuclear instalada en el sistema eléctrico español”, rezaba la resolución del Ministerio de Industria para anular una subasta que –tras cortejarse cifras de casi 92 euros por megavatio hora en los días anteriores– terminó por arrojar un precio nada despreciable de 62 euros. Un guarismo quese ha repetido posteriormente en épocas de paradas sincronizadas de centrales nucleares.

Industria y su secretario de Estado,Alberto Nadal, no han dudado en poner en valor la energía nuclear como clave en elmixenergético nacional. No en vano, las centrales atómicas proporcionan una potencia de base estable para todo el sistema eléctrico desde el momento en que aseguran una producción continua y en términos económicos razonables.La energía nuclear sirve de soporte para el resto de tecnologías, que fluctúan para configurar la curva de generación definitiva. Según datos facilitados esta misma semana por el Foro Nuclear, un20% del consumo energéticocontabilizado el pasado año 2013 en España tuvo su origen en estas instalaciones, pese a que los reactores instalados sólo suponen el7,3% de la potencia total del sistema.

La CNMC pasa al ataque

El Gobierno no está dispuesto a dejar que la libre y descontrolada actuación de los operadores en el sector eléctrico se convierta en la coartada que justifique el tirón de los precios en España. La competitividad de la industria española y buena parte de la tranquilidad de los consumidores domésticos están en juego, lo que exige unavigilancia especialsobre los movimientos cotidianos que se producen en el mercado. La discrecionalidad de las paradas técnicas de las centrales nucleares constituye un elemento clave de la oferta disponible de electricidad y su incidencia directa en el precio mayorista termina traduciéndose en un incremento del recibo de la luz.

La CNMC, que preside José María Marín Quemada, se ha puesto las pilas y está realizando unestrecho marcaje sobre las redes de generación y comercializaciónque manejan las grandes compañías del sector. La entidad reguladora trabaja con la misión de 'no admitir ni media fisura’ y no se descarta la apertura depróximos expedientes sancionadoresdestinados a solventar cualquier tipo de sospecha que pueda inducir a una eventual manipulación de precios. El reciente caso de Iberdrola demuestra el celo profesional del llamado supervisormayordel Reino para meter en cintura de una vez para siempre al poderoso oligopolio eléctrico en España.

Otro botón de muestra que pone de relieve la beligerancia de la CNMC es también la multa de 18,4 millones de euros impuesta esta misma semana a Nuclenor por el cierre sin autorización de la célebre central nuclear deSanta María de Garoña. La empresa que explota la instalación, controlada a medias porIberdrola y Endesa, acordóparar la actividad productiva seis meses antes de la fecha inicialmente previstapara el cese definitivo de la central. La decisión, a juicio del regulador, se adoptó “sin que concurrieran razones técnicas ni de seguridad que lo justificaran”.

La resolución del expediente considera ahora queNuclenor ha cometido una ‘infracción muy grave’. Todo ello después de un proceso de investigación que se ha prolongado desde hace más de un año y que, a fin de cuentas, debe servir comoaviso a navegantesmientras el Ministerio de Industria ajusta el futuro ordenamiento funcional del sector. España no tendrá más centrales nucleares, pero las que tiene deberán funcionar a pleno rendimiento porque constituyen un elemento esencial de la producción energética y del control de precios en el mercado eléctrico.

Industria Nuclear José Manuel Soria Alberto Nadal Precios Seguridad Nuclear
El redactor recomienda