pagarán los depósitos 'públicos' en el bde

La tasa Draghi enciende la luz roja en Empleo al gravar la 'hucha de las pensiones'

La tasa Draghi no sólo afecta a las entidades financieras, sino que alberga efectos colaterales. Gravará el Fondo de Reserva de la Seguridad Social.

Foto: El presidente del BCE, Mario Draghi (Reuters)
El presidente del BCE, Mario Draghi (Reuters)

La denominada tasa Draghi, que impone un tipo de interés negativo a los bancos que depositen su dinero en las arcas del Banco Central Europeo (BCE), no sólo afecta a las entidades financieras, sino que alberga efectos colaterales. Y es que las posiciones que los organismos públicos tienen abiertas en los supervisores nacionales también afrontan el canon. Entre los damnificados, el Fondo de Reserva de la Seguridad Social, que por ley mantiene una cuenta en el Banco de España. En virtud de esa imposición, la hucha de las pensiones sufrirá un notable drenaje anual, para disgusto del Ministerio de Empleo.

Fuentes del supervisor confirmaron ayer a este diario que las cuentas que la Administración del Estado tiene abiertas en el Banco de España –más de 400– están sujetas a este nuevo impuesto. De hecho, añadieron que ya han detectado cómo alguno de los afectados está detrayendo fondos tras la aprobación de la tasa y apostando por instrumentos alternativos, como las letras del Tesoro. En todo caso, estas fuentes explicaron que las liquidaciones son en muchos casos trimestrales y es pronto para avanzar el impacto global que pudiera tener la medida en el sector público.

Según el último informe remitido a las Cortes por el Fondo de Reserva, este contaba a 31 de diciembre de 2013 con 53.744 millones en activos. La rentabilidad obtenida durante ese año por su cuenta en el Banco de España –vinculada al índice medio del tipo del euro a un día (Eonia)– apenas alcanzó el 0,09%. Hasta ahora, no tenía asociados gastos de gestión y administración, un escenario que cambia radicalmente con la nueva normativa introducida por el BCE. El impuesto agravará el problema de los escasos réditos obtenidos, circunstancia de la que ya se han quejado responsables de Empleo, como el secretario de Estado de Seguridad Social, Tomás Burgos.

La ministra de Empleo y Seguridad Social, Fátima Báñez. (EFE)
La ministra de Empleo y Seguridad Social, Fátima Báñez. (EFE)

“El Banco de España no cobra comisiones por la gestión de la cuenta corriente –aseguraba el 23 de abril de 2013 en comparecencia ante la Comisión del Pacto de Toledo–. Pero nos llama la atención la escasa remuneración que tiene la cuenta del Banco de España: ha pasado del 0,8 al 0,19% [de 2011 a 2012]; una escasa remuneración que nos debería hacer considerar la posibilidad de hacer una gestión alternativa. Lo apuntamos simplemente como una anotación que es mejorable claramente, puesto que la remuneración de esa cuenta es muy escasa”.

Un peaje obligatorio

Por ahora, el Gobierno tiene pocas opciones, más allá de introducir excepciones en la legislación. No en vano, el artículo 4.4 de la Ley Reguladora del Fondo de Reserva de la Seguridad Social, que detalla cuál debe ser su gestión financiera, deja claro que la Tesorería General “mantendrá en el Banco de España una cuenta afecta exclusivamente al Fondo de Reserva, en la que se materializarán las dotaciones iniciales de las dotaciones del Fondo y que servirá de instrumento para las operaciones de adquisición de activos y demás operaciones financieras del Fondo”.

El secretario de Estado de la Seguridad Social, Tomás Burgos. (EFE)
El secretario de Estado de la Seguridad Social, Tomás Burgos. (EFE)

Del mismo modo, el Banco Central Europeo (BCE) comunicaba a principios de junio la introducción de un tipo de interés negativo del 0,10 para la facilidad de depósito, la denominada tasa Draghi. Según explicó entonces, ese canon también debería aplicarse en otro tipo de operaciones principales de financiación, incluidos “los depósitos de las Administraciones Públicas en el Eurosistema” que excedieran determinados umbrales, así como a “otras cuentas mantenidas por terceros en bancos centrales del Eurosistema cuando esté previsto que no estén remuneradas actualmente o estén remuneradas al tipo aplicable a la facilidad de depósito”.

Por otra parte, el Fondo de Reserva tiene también sus propias miserias. No en vano, el propio Tomás Burgos confirmaba el pasado miércoles que el Gobierno echó mano de otros 5.500 millones de euros de este instrumento para abonar la paga extra de junio de los pensionistas. El político, que negó que el modelo pase por una fase crítica, sí dejó claro que, mientras persista la situación de déficit del sistema, será necesario seguir recurriendo a los ahorros. En todo caso, expresó su deseo de este recurso a la hucha de las pensiones sea empleado “en medida decreciente”. Todo un tour de force.

Economía
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
10 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios