AHORRO DE HASTA 220 EUROS RESPECTO A 2014

Los que ganan entre 33.000 y 35.000 euros verán cómo su tipo marginal baja 10 puntos

No sólo las rentas altas salen ganando con la reforma fiscal. Existe un pequeño tramo al que le ha tocado la lotería: los que ganan entre 33.007 y 35.200 euros.

Foto: Sede de la Agencia Tributaria en Barcelona. (Efe)
Sede de la Agencia Tributaria en Barcelona. (Efe)

No sólo las rentas altas son las grandes vencedoras de la reforma del IRPF cuyas líneas generales se anunciaron el viernes. Existe un pequeño tramo, una especie de golden tranche, al que le ha tocado la lotería, formado por aquellos que ganan entre 33.007 y 35.200 euros al año. Estas personas verán rebajada su factura fiscal en 10 puntos nada menos respecto a la actual para los últimos 15.000 euros. Por tanto, sin usted está ligeramente por encima de esa cifra bruta, pida que le bajen el sueldo y se ahorrará unos 200 euros. Para las rentas inferiores, aunque el tipo marginal no baja, los de los primeros tramos sí lo hacen, por lo que el efecto neto es una ligera rebaja de su factura fiscal.

Con el IRPF en vigor, las rentas situadas entre 17.707 y 33.007 tributan al 30%, y lo que exceda de esa cantidad va al 40% hasta 53.407. Con la modificación de tramos anunciada ayer por el ministro Cristóbal Montoro, las rentas entre 20.200 y 35.200 irán al 31% en 2015 y al 30% en 2016. Por encima de esa cantidad, al 39% y al 37%, respectivamente. Por tanto, si usted gana, por ejemplo, 30.000 euros, su marginal se queda más o menos como estaba: pasa del 30% actual al 31% en 2015 y vuelve al 30% en 2016. Pero como los tramos anteriores sí bajan, el impacto es un pequeño ahorro que el Ministerio cuantifica en un 9%.

Pero si usted gana más de 33.000 euros (33.008 para ser exactos), enhorabuena. Lo que exceda de esa cantidad pasa de tributar al 40% a hacerlo por el 31% (2015) y 30% (2016). Es decir, 10 puntos de rebaja de golpe y porrazo. Ahora bien, este golden tranche es muy pequeño, ya que a partir de los 35.200 vuelve a pagar el 39%, o sea, más o menos como ahora. Por tanto, estamos hablando de 2.200 euros como máximo, sobre los que esa rebaja de 10 puntos supone 220 euros de ahorro respecto a la situación actual. Además, con la recomposición de tramos, la diferencia es mayor al pagar menos por los ingresos inferiores a 20.200 euros.

Cristobal Montoro. (Efe)
Cristobal Montoro. (Efe)

Por el contrario, todo lo que supere los 35.200 euros tributará al 39% en 2015, es decir, sólo un punto por debajo de lo que paga ahora, aunque este tipo se reducirá al 37% en 2016. La buena noticia para quienes se encuentren en este tramo es que este tipo se amplía hasta 60.000 euros, mientras que en la actualidad el 40% sólo llega hasta 53.407 euros, a partir de donde se aplica el 47%. 

Los contribuyentes medios sí tienen rebaja

Todos estos cálculos son teóricos y no tienen en cuenta otros elementos como el incremento de los mínimos familiares, que dependen de la situación de cada contribuyente. Ni tampoco el 'sudoku' de deducciones autonómicas, que también son muy relevantes a la hora de fijar la factura fiscal de cada uno (sirva como ejemplo la dispersión de deducciones por maternidad). También hay que recordar que se mantiene la deducción por vivienda comprada antes de 2012 en los términos actuales.

Ayer algunos medios publicaban que uno de los tramos donde se concentran más contribuyentes, los que ganan entre 20.000 y 30.000 euros (más de tres millones de declarantes en 2011), no iba a sufrir ninguna rebaja con la reforma, ya que su marginal pasa del 30% en 2014 al 31% en 2015 y vuelve al 30% en 2016. Incluso Gestha, el sindicato de los técnicos de Hacienda, emitió un comunicado en el que asegura que "los 8,8 millones de ciudadanos que cobran entre 12.450 y 33.000 euros amortiguarán el impacto de la rebaja fiscal de las grandes fortunas, puesto que sus tipos aumentan entre 0,25 y 1 punto sobre la tarifa vigente, de manera que serán las cargas familiares de cada uno las que determinen si hay subida o bajada de impuestos en este tramo".

Sin embargo, hay que tener en cuenta que se trata sólo de los tipos marginales, es decir, los que se aplican al último tramo de renta; en este caso, entre 20.200 y 35.200. Los primeros 20.200 euros tienen una rebaja adicional, que es mayor aún para los primeros 12.450, que pasan del 24,75% actual al 19% en 2016. Por tanto, lo relevante son los tipos medios de cada contribuyente, que sí sufren reducciones respecto a la situación actual, tal como se aprecia en el cuadro adjunto distribuido por Hacienda.

Economía
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
17 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios