Guindos anuncia una nueva ley de auditoría tras el escándalo de Deloitte en Bankia
  1. Economía
ENDURECERÁ LAS INCOMPATIBILIDADES

Guindos anuncia una nueva ley de auditoría tras el escándalo de Deloitte en Bankia

El Gobierno ha reaccionado a la sanción impuesta a Deloitte por su actuación en el caso Bankia. Luis de Guindos ha anunciado una nueva ley de auditoría.

placeholder Foto: .- El ministro de Economía y Competitividad, Luis de Guindos, durante el encuentro (Efe)
.- El ministro de Economía y Competitividad, Luis de Guindos, durante el encuentro (Efe)

El Gobierno ha reaccionado de inmediato a la sanción impuesta a Deloitte por su actuación en el caso Bankia, adelantada ayer por El Confidencial. El ministro de Economía, Luis de Guindos, ha anunciado este martes la aprobación de una nueva ley de auditoría que endurecerá las incompatibilidades y limitará la prestación de otros servicios por parte de estas empresas. Asimismo, impondrá la rotación de auditor a los 10 años. Guindos también ha avanzado otra modificación de la normativa de reestructuraciones por la que habrá un nuevo trámite para presentar ofertas por el negocio en marcha de una empresa en concurso de acreedores antes de su liquidación.

Según ha adelantado el ministro en un curso de la Universidad Menéndez Pelayo en Santander, la nueva ley pretende incrementar la independencia de los auditores mediante cuatro instrumento. El primero es una limitación de los servicios que pueden prestar las auditoras a la empresa cuyas cuentas revisan. "Se establecerán unos servicios que no son compatibles y, dentro de los que sí lo son, se impondrán límites a cuánto se puede comprar como porcentaje del coste de la auditoria", ha explicado.

Además, impondrá un proceso de rotación obligatoria del auditor, con un período mínimo de 10 años, que es el que establece la normativa europea en esta materia. No obstante, ha admitido que ese período será ampliable y también que habrá un período transitorio para su aplicación. En tercer lugar, la nueva ley fortalecerá los comités de auditoría internos de las propias empresas. Finalmente, establecerá que el informe de auditoría deberá contener información relevante sobre la contabilidad de la empresa en vez del formulario estándar actual.

Este anuncio se produce después de que el Instituto de Contabilida y Auditoría de Cuentas (ICAC), dependiente de Economía, concluyera que Deloitte cometió infracciones muy graves en la auditoría de Bankia antes de su salida a bolsa precisamente por falta de independencia. Si mantiene esta determinación tras las alegaciones de esta firma, puede sancionarla con la pérdida de su licencia para operar en España.

Venta de negocio antes de liquidar

Además de las modificaciones para las auditoras, Guindos ha adelantado otra novedad en la Ley de Reestructuración y Refinanciación de Deuda que se está tramitando en el Congreso. Se trata de un nuevo trámite del concurso que permitirá presentar ofertas por el negocio en marcha de una empresa antes de proceder a su liquidación. Estas ofertas comprenderán una reducción de la deuda y permitirán a los acreedores quedar en mejor situación que en la liquidación, ya que "el todo muchas veces vale más que la suma de las partes que se venden en una liquidación", según el ministro. "Es más fácil evitar la destrucción de una empresa que crearla de nuevo y los trabajadores también saldrán favorecidos de la continuidad del negocio", ha añadido.

Esta novedad se suma a la extensión a las empresas que ya estén en concurso de las nuevas reglas de mayorías necesarias para los acuerdos preconcursales, la adopción de un código de buenas prácticas bancarias para refinanciar a las pymes, la reforma del régimen de los administradores concursales también adelantada por El Confidencial y la introducción de incentivos para la continuidad de las compañías en vez de la liquidación mayoritaria actual. "Los concursos de acreedores son una trituradora de empresas en la actualidad y se trata de acabar con esta situación".

Quitas a Hacienda y Seguridad Social

Dentro de esta normativa, Guindos también ha confirmado que Hacienda y Seguridad Social podrán sufrir quitas en los procesos de refinanciación, aunque "hay que buscar un equilibrio entre la necesidad de reducir el endeudamiento de las empresas y la obligación que tienen Hacienda y Seguridad Social de recuperar lo máximo posible de los créditos públicos", que mantendrán su estatus privilegiado. A este respecto, ha recordado que, si una empresa entra en concurso, Hacienda y Seguridad Social pierden el 50% de la deuda, por lo que les interesa evitar esa situación.

El titular de Economía no ha querido comentar las acusaciones lanzadas por el presidente de la Comisión Europea, José Manuel Durao Barroso, de que el Banco de España fue el culpable de la crisis en nuestro país. Ha afirmado que él prefiere mirar hacia delante y que hoy se ha recuperado la confianza en el sistema financiero, pero ha dejado un 'recado' a los antiguos responsable del supervisor en la etapa socialista: "Siempre he dicho que la transparencia es más importante que el capital".

Luis de Guindos Auditoría Deloitte Caso Bankia