SEGÚN LOS EXPERTOS DEL ‘FUTURE TRENDS FORUM’

El dinero tiene la culpa de la crisis, hace falta un cambio en los sistemas de pago

¿Y si en Grecia se hubiera planteado que convivieran euro y dracma? ¿Y si en vez de aferrarnos a las monedas diversificamos los sistemas de pago?

Foto: (CorbisImages)
(CorbisImages)

¿Y si en lugar de pensar que Grecia debía salirse del euro se hubiera planteado que en el país heleno convivieran euro y un dracma de uso interno? ¿Y si en vez de aferrarnos a las monedas tradicionales diversificamos los sistemas de pago? Los expertos en la materia consideran que debe haber un cambio de paradigma monetario, que es necesario que conviva el dinero tradicional con nuevas formas de pago, que hay que ir más allá de las transferencias y las tarjetas sin contacto, que debe haber y habrá dinero digital. Bitcoin es un punto de inflexión. Gobiernos y bancos centrales perderán poder en el uso del dinero, pronostican.

Expertos en temas monetarios, encriptación y sistemas de pago se han reunido esta semana en Madrid para debatir sobre el futuro del dinero en el marco del Future Trends Forum de la Fundación para la Innovación de Bankinter. La conclusión es que no hay una conclusión clara, existen visiones y previsiones muy dispares sobre qué sucederá con las monedas tradicionales. Pero estos expertos sí coinciden en algo: es fundamental diversificar los sistemas de pago y el dinero digital será una realidad. A partir de ahí, alguno cree que las monedas que conocemos hoy en día pueden desaparecer, otros que coexistirán. Y alguno propone formas alternativas de dinero como solución única a los problemas de España y otros países europeos.  

“Es ridículo imponer que en Grecia o España todo se tenga que hacer en euros, pueden convivir el euro y el dracma o el euro y la peseta”

“Hay que diversificar para aumentar la resistencia. El dinero –los sistemas monetarios tal y como los conocemos- ha tocado techo y no puede ir más allá. Ahora debemos recorrer un camino en el que exploremos nuevas formas de pagar y eso incluye desde el dinero digital a sistemas de trueque en red”, explicar Heather Schelgel, investigadora y actual productora de una serie de televisión sobre el futuro del dinero. Esta “futurista estratégica” –como se define- plantea incluso la posibilidad de que el dinero desaparezca.

Coexistencia de monedas y medios de pago

Bernard Lietaer, ingeniero civil, economista y escritor, estudioso del sistema monetario durante las tres últimas décadas, cree que para superar en algunos países como España la actual crisis hace falta “pasar de un monopolio monetario a un ecosistema monetario” en el que convivan distintas monedas y sistemas de pago.

“Es necesario un cambio de paradigma”, asegura este experto. No es fácil, pero solucionar la elevada tasa de paro o el problema de las pensiones al que se enfrentan algunos países requiere hacerlo. Además, asegura que “la divisa mundial de referencia no debería ser la de un país”. Y pone como ejemplo el sistema japonés puesto en marcha en 1995 –una moneda local llamada ‘ticket de red cordial’- que sirve para prestar servicios a los jubilados. Algo similar a los bancos de tiempo, que proporcionan redes de soporte.

El encuentro de la Fundación Bankinter sobre el futuro del dinero.
El encuentro de la Fundación Bankinter sobre el futuro del dinero.

En su opinión, “es ridículo imponer que en Grecia o España todo se tenga que hacer en euros, pueden convivir el euro y el dracma o el euro y la peseta”. Parte de la crisis se habría solucionado o mitigado si, por ejemplo, Grecia hubiera adoptado un ‘nuevo dracma’ de forma interna y en coexistencia con el euro. “La solución no era salirse, sino tener ambas monedas”, señala.

Por su parte, Greg Kidd, director de riesgos en Ripple y asesor de star ups en las áreas de intercambio, mensajería y pagos, cree que las divisas tradicionales y el dinero físico no van a desaparecer, sino que coexistirán con los nuevos medios de pago y el dinero digital. En relación con esto, es de los que predice que “la gente será la responsable del dinero, no los gobiernos” y anticipa que habrá “dinero privado”.

Las divisas tradicionales y el dinero físico no van a desaparecer, sino que coexistirán con los nuevos medios de pago y el dinero digital

El sistema actual no desaparecerá, pero internet ha supuesto una revolución y la posibilidad de crear nuevas plataformas para el dinero. Así, señala como ejemplo la posibilidad de usar la divisa-Amazon para las compras en esta web o la moneda-Apple para adquirir los productos de la compañía o el uso de millas aéreas para el supermercado. “Habrá multitud de sistemas de pago y el uso de uno u otro o la conversión será tan sencillo como resulta ahora enviar un email”, asegura Kidd.

Bitcoin, punto de inflexión

Sobre Bitcoin, Schelgel plantea que ha sido un punto de inflexión –apareció en 2009- y señala que lo importante no es si esta moneda digital sobrevive o no, lo importante es que “ha cambiado el mundo, ha lanzado un desafío a los mercados y al sistema actual de divisas”. Aunque desparezca, el sistema ya ha sido lanzado y habrá otras monedas digitales que puedan sustituirla. “Las naciones ya no tienen el poder sobre el dinero, ahora está en manos de los individuos y de las compañías multinacionales”, afirma.

Lietaer señala que Bitcoin como protocolo (el sistema informático) es muy importante y tiene futuro. La moneda en sí no lo es y no tiene su pervivencia asegurada. Señala que esta moneda ha tomado dos aspectos negativos de las divisas tradicionales: la falta de transparencia y la volatilidad. Sin embargo, el esquema sobre el que se asienta es válido para la puesta en marcha de nuevas monedas.

El dinero digital, imparable

(CorbisImages)
(CorbisImages)

Gracias a internet desde mediados de la década de 1990 se puede realizar sin dificultad cualquier pago online. La aparición –en el s.XXI- de los smartphones y la tecnología contact less –sin contacto- han dado alas a los nuevos sistemas de pago a través de la red y mediante aplicaciones específicas.

Según los datos de la Comisión Nacional de las Telecomunicaciones (CMT) publicado a finales de 2013, el comercio electrónico ha crecido un 138% desde 2008. El crecimiento de las transacciones y pagos globales en forma digital y no en efectivo en los últimos años se ha disparado. Según el World payments report 2013 de Capgemini y RBS, en 2011 crecieron un 8,8% y la previsión para 2012 es de un incremento del 8,5%. Destaca el fuerte avance de los pagos a través del móvil y se prevé que el aumento del uso de los smartphones este año sea del 58,5%. Y señala el crecimiento de los pagos con monedas virtuales, sobre todo en países en desarrollo y menos bancarizados. 

Economía
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
4 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios