POTENCIARÁ LAS ACTUACIONES DE OFICIO

La CNMC anuncia una ‘cruzada’ contra los cárteles como eje de su plan estratégico

La Comisión Nacional de Mercados y Competencia (CNMC) considera que España es uno de los países más avanzado en la lucha contra los cárteles

Foto: El presidente de la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC), José María Marín Quemada (Efe)
El presidente de la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC), José María Marín Quemada (Efe)

La Comisión Nacional de Mercados y Competencia (CNMC) considera que España es uno de los países más avanzado en la lucha contra los cárteles, entre otras razones por la proliferación de este tipo de prácticas consideradas especialmente dañinas contra la competencia. Para erradicarlos de una vez para siempre el supervisor mayor del Reino ha decidido plantear una batalla abierta potenciando las actuaciones de oficio y trabajando en la mejora continua de los procedimientos de detección, inspección e instrucción.

La ‘cruzada’ de la CNMC contra los cárteles constituye uno de los ejes centrales del plan estratégico aprobado por el consejo de la entidad el pasado día 8 y en el que se incorporan los comentarios de una amplia consulta pública llevada a cabo durante casi todo el mes de abril. Los comisionados que preside José María Marín Quemada quieren que estos mecanismos de participación ciudadana sirvan para testimoniar el grado de transparencia e independencia que se supone a todo regulador que se precie.

La CNMC ha nacido con pies de plomo en un momento crítico dada la transformación regulatoria que están experimentando muchos sectores de actividad como consecuencia de la intensa crisis económica. Las reformas adoptadas por el Gobierno han afectado al ‘status quo’ de grandes empresas amparadas bajo la naturaleza de antiguos oligopolios de hecho cuya inercia parecía imparable en los años del mal llamado ‘milagro económico’

La recesión, no hay mal que por bien no venga, ha establecido una línea divisoria que ha permitido frenar en seco hábitos seculares que distorsionaban el equilibrio de las relaciones comerciales en detrimento de usuarios y consumidores. El papel de los reguladores ha adquirido carta de naturaleza y la CNMC quiere aprovechar la tendencia para asegurar la percepción social de una misión y unos valores claramente orientados a la defensa del interés general.

Bajo este fundamento, el plan que ha sido presentado en el Congreso de los Diputados trata de coordinar tres finalidades básicas con 16 líneas de acción estratégica. Los objetivos se definen en la aplicación del máximo rigor en los mercados, la transparencia e independencia y, en última instancia, la adaptación de soluciones globales con una visión global que garantice la seguridad jurídica.

Mayor cooperación con la Administración de Justicia

Entre las acciones prioritarias la CNMC se compromete a realizar un enfoque integrado de los problemas en los mercados y a desarrollar mecanismos de comunicación y decisión rápida entre las dos salas que conforman la entidad, las direcciones de instrucción y el resto de departamentos del organismo. La estructura de la institución que entró en funcionamiento el pasado 7 de octubre se compone de dos grandes cuerpos operativos, uno de carácter horizontal para todos los asuntos de competencia y otro vertical para la regulación de los distintos sectores económicos.

Además de la lucha anti-competencia y la persecución de los cárteles, la CNMC quiere mantener una cooperación especial con la Administración de Justicia para garantizar el impacto eficaz de sus resoluciones. De igual forma se intensificará la interlocución con las Administraciones Públicaspara evitar actos y normas legales que puedan inducir a un fraccionamiento del mercado o que obstaculicen la competencia efectiva. La política  sancionadora se complementará con un refuerzo de la capacidad pedagógica a fin de maximizar el efecto de disuasión de comportamientos adversos para el correcto funcionamiento de los mercados.

El nuevo regulador único aprobará y publicará un programa de informes sobre aquellos sectores en los que se considere prioritario centrar la labor de análisis y realizará además una revisión con carácter anual de los mercados sujetos a regulación o supervisión. La entidad llevará a cabo todos los años una revisión del grado de cumplimiento y adecuación de su plan estratégico.

La CNMC reconoce los retos organizativos que su propia constitución lleva aparejados y trata de ganarse el fervor y el favor de los poderes públicos mediante un plan estratégico formalizado a título de presentación ciudadana. El nacimiento de la institución no ha sido nada fácil y ha coincidido con diversas tensiones en la regulación de sectores básicos de actividad como es el caso del sector eléctrico. El tiempo  dirá si el supervisor mayor del Reino hace honor a su naturaleza y condición pero, de momento, esta es la tarjeta de visita con que la nueva Comisión Nacional de Mercados y Competencia solicita, cuando menos, el beneficio de la duda

Economía
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
9 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios