EL ÚLTIMO EJERCICIO HA SIDO EL PEOR DE LA CRISIS

2014, el año de la resurrección del capital riesgo español (gracias al dinero público)

El capital riesgo español vuelve al ruedo. Tras un año como 2013 para el olvido, las expectativas mejoran con el Fond-ICO (Axis) aprobado por Economía

Foto: El fondo público Fond-ICO (Axis) convertirá hasta 700 millones de euros en fondos de capital riesgo. (EFE)
El fondo público Fond-ICO (Axis) convertirá hasta 700 millones de euros en fondos de capital riesgo. (EFE)

El capital riesgo español vuelve al ruedo. Tras un año como 2013 para el olvido, donde la actividad de los operadores nacionales tocó mínimos, tanto en número de operaciones (-15%), como en inversión realizada (-31%) y en captación de nuevos recursos (-33%), la posibilidad de que el nuevo ejercicio depare mejor suerte es muy alta. Sobre todo, después de que el Ministerio de Economía aprobara la iniciativa de Fond-ICO (Axis), el fondo público que coinvertirá hasta 700 millones de euros en fondos de capital riesgo gestionados por firmas españolas. 

De esta manera, 2014 arranca con la expectativa de ser un 'año bisagra', según palabras de Carlos Lavilla, presidente de turno de la patronal ASCRI. El punto cero a partir del cual comience la recuperación de la industria del capital riesgo. Gracias al dinero de Fond-ICO, se superará la dificultad para captar recursos que ha sufrido el sector, ya de por sí castigado ante la falta de financiación. Desde 2009, los operadores locales han sido incapaces de obtener fondos para su actividad, de manera que han sido los inversores locales los que han cubierto ese espacio.

En el último año, tan sólo se han captado 300 millones de euros y sólo se ha cerrado un fondo privado de expansión (Mediterránea Capital II). Sin embargo, gracias al dinero de Fond-ICO, algunas gestoras tendrán más fácil comenzar un nuevo ciclo, que compromete hasta un 20% de los recursos del fondo. De esta manera, Diana Capital podrá dar por concluido el cierre de su segundo vehículo (150 millones), mientras que Corpfin y Portobello inician el proceso para levantar sus nuevos fondos –entre 200 y 300 millones cada uno– con un inversor de referencia.

La industria del capital riesgo español ha conseguido replicar un modelo existente en otros países como Francia (Caisse des Depots) o imitar la filosofía del Fondo Europeo de Inversiones (FEI), donde la iniciativa pública es coinversora junto al dinero/gestión privada. Esta alianza puede hacer que el dinero de los inversores llegue a sectores empresariales más variados, ya que el dinero internacional se ha focalizado hasta ahora en segmentos como el inmobiliario y el financiero, donde el ajuste de precios ha sido más drástico y vertiginoso.

El único dato positivo de 2013 fue el aumento del número de desinversiones realizadas (21%). Después de seis años de crisis, los plazos para devolver el dinero a los inversores se agotan, si bien es cierto que en algunos casos se han prorrogado. "Se viene observando cierta presión para acelerar algunas desinversiones y así poder devolver el capital. Se prevé que el cambio de tendencia iniciado en 2013 permanezca a lo largo del 2014, sobre todo con aquellas empresas de la cartera con mayor antigüedad", según recoge el informe anual de ASCRI.

También influirán en ese despegue el cierre de grandes operaciones a las que restan algunos flecos, como la de KKR en Portaventura o CVC en R Cable, además de la incorporación de nuevos fondos extranjeros al sector. Durante el último año, 15 entidades de capital riesgo debutaron en España con su primera operación, de las cuales 14 eran fondos internacionales, como el alemán Triton Partners (Befesa) o los suizos Partner Group (Softonic) y Springwater Capital (Indra). El hueco dejado por las firmas españolas ha sido ocupado por inversores foráneos.

Economía
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios