Es noticia
Menú
La Seguridad Social saca la cabeza y la destrucción de empleo toca a su fin
  1. Economía
64.097 COTIZANTES MÁS EN DICIEMBRE

La Seguridad Social saca la cabeza y la destrucción de empleo toca a su fin

La destrucción de empleo toca a su fin. Los datos que ha publicado la Seguridad Social muestran que en diciembre el número de cotizantes creció en 64.097 personas

Foto: La ministra de Empleo y Seguridad Social, Fátima Báñez (Efe)
La ministra de Empleo y Seguridad Social, Fátima Báñez (Efe)

La destrucción de empleo toca a su fin. Los datos que este mismo viernes ha publicado la Seguridad Social muestran que en diciembre el número de cotizantes creció en 64.097 personas. Aunque lo más relevante es que en los últimos doce meses, el ritmo de destrucción de puestos de trabajo ha bajado hasta el 0,52%.

O lo que es lo mismo, el año 2013 se cerró con 85.041 ocupados menos en términos de afiliación a la Seguridad Social. Si bien si la comparación se hace en términos de afiliación media (lo cual es más representativo) se destruyeron algo más de medio millón de empleos. En todo caso, de seguir este ritmo, ya en febrero o marzo de 2014 es probable que la economía española vuelva a crear puestos de trabajo.

De hecho, ya en diciembre de 2013 el número de afiliados al régimen general, el más numeroso y por lo tanto el más relevante en términos económicos, creció un 0,04%, lo que significa que el ajuste ya ha terminado. En el caso del régimen de autónomos, la variación es ya del 0,85%, aunque esta tasa tiene un fuerte sesgo al alza debido a que en muchas ocasiones se trata en realidad de asalariados que por razones económicas de sus empresas se convierten en trabajadores por cuenta propia.

La caída del número de parados a lo largo del año pasado -147.385 desempleados menos registrados en las oficinas del antiguo Inem- tiene que ver con el descenso de la población activa (a causa de los flujos migratorios) y con el agotamiento de las prestaciones de desempleo para muchos trabajadores en paro que dejan de estar registrados como demandantes de empleo. Es decir, que la economía española, sigue sin crear empleo neto, pero muy pronto lo hará. La bajada del paro, por lo tanto, no tiene que ver por el momento con la creación de empleo.

En total, la Seguridad Social acabó el año pasado con 16,35 millones de afiliados. Para hacerse una idea de lo que ha significado el año 2013 hay que tener en cuenta que en 2012 se destruyeron -a la luz de la Seguridad Social- nada menos que 787.240 puestos de trabajo. En 2013, por el contrario, en términos de afiliación media, se destruyeron 553.695 empleos, a un ritmo del 3,29%. En diciembre de 2011, cuando llegó al Gobierno el Partido Popular, el ritmo de destrucción de empleo era del -2%. Pero en los momentos peores de la segunda recesión se llegó a alcanzar el -4,59%.

La estrategia del ajuste

Lo que ha pasado es coherente con la estrategia de política económica del Gobierno, que planteó la reforma laboral como una especie de ‘acelerador’ del ajuste laboral durante los años 2012 y 2013 (periodo en que se han destruido más de un millón de empleos) para lograr que a partir de 2014 la economía hubiera acabado su ciclo de ajuste laboral. Y eso es ahora lo que está sucediendo.

De confirmarse que en 2014 se vuelve a crear empleo se pondrá fin a un largo periodo de seis años consecutivos en los que la Seguridad Social ha perdido algo más de tres millones de cotizantes, lo que revela la naturaleza y la intensidad de la crisis económica. De hecho, el número de afiliados ha retrocedido hasta niveles de 2002, con el consiguiente deterioro de la salud financiera del sistema de protección social, algo que ha obligado al Gobierno a echar mano en numerosas ocasiones del Fondo de Reserva de la Seguridad Social.

La relación entre afiliados y pensionistas, en concreto, ha bajado hasta 2,27 veces, aunque si se descuentan a los trabajadores que están en paro (por los que cotiza el presupuesto público) el resultado es que ya hay menos de dos cotizantes por persona que percibe una pensión.

El hecho de que en diciembre de 2013 el número de afiliados creciera es muy relevante ya que tradicionalmente el último mes del año es un periodo malo desde el punto de vista de la ocupación. En la última década sólo en dos ejercicios creció el número de cotizantes.

La destrucción de empleo toca a su fin. Los datos que este mismo viernes ha publicado la Seguridad Social muestran que en diciembre el número de cotizantes creció en 64.097 personas. Aunque lo más relevante es que en los últimos doce meses, el ritmo de destrucción de puestos de trabajo ha bajado hasta el 0,52%.

Seguridad Social Recesión Paro
El redactor recomienda