Álvaro Nadal gana poder en Moncloa y monta un ministerio en la sombra
  1. Economía
CON COMPETENCIAS EN POLÍTICA FINANCIERA

Álvaro Nadal gana poder en Moncloa y monta un ministerio en la sombra

Más poder para Álvaro Nadal. Así puede resumirse un Real Decreto en el que Rajoy refuerza las competencias del director de su Oficina Económica

placeholder Foto: Álvaro Nadal (EFE)
Álvaro Nadal (EFE)

Más poder para Álvaro Nadal. Así, de esta manera tan simple, puede resumirse un real decreto publicado en el Boletín Oficial del Estado en el que el presidente del Gobierno refuerza las competencias del director de su Oficina Económica. Nadal -con rango de secretario de Estado- ya no contará sólo con un departamento de economía internacional destinado a asesorar al presidente del Gobierno en las cumbres multilaterales, sino que se crea una Dirección General de Políticas Financieras, Macroeconómicas y Laborales, además de contar con su propio gabinete.

No se trata de un mero cambio legal de carácter puramente administrativo. Al contrario. El real decreto publicado el pasado sábado en el BOE fija una excepción en el nombramiento de los directores generales que forman parte de la Oficina Económica. En concreto, y “en atención a la importancia del seguimiento y valoración de las políticas financieras” se permite que el titular de la Dirección General de Políticas Financieras, Macroeconómicas y Laborales quede “excluido” de las reglas generales de nombramiento para este tipo de cargos. O dicho en otros términos, el elegido no estará obligado a ser funcionario.

Se rompe un principio legal aprobado durante la primera legislatura de José María Aznar

Se rompe, de esta manera, un principio legal aprobado durante la primera legislatura de José María Aznar. Una ley de 1997 estableció que el nombramiento de directores generales se hiciera entre funcionarios de carrera del Estado, de las comunidades autónomas o de las entidades locales, a los que se exige para su ingreso el título de doctor, licenciado, ingeniero, arquitecto o equivalente.

Hecha la ley, sin embargo, hecha la excepción, y ya en el propio texto legal se permitía que un real decreto de reestructuración del departamento concernidotuviera la potestad de eliminar la obligación de ser funcionario. A esta excepción es a la que se ha acogido ahora el Gobierno para elegir al número dos de Álvaro Nadal.

El ascenso de Nadal

El ‘ascenso’ de Nadal es notorio. Cuando Rajoy reestructuró la Oficina Económica, nada más llegar al Gobierno, limitó sus competencias a las labores de coordinación de la Comisión Delegada para Asuntos Económicos (que mantiene) y a la creación de una dirección de economía internacional, pero sin competencias concretas más allá de la mera coordinación.

Ahora, con el nuevo real decreto, Nadal seguirá ejerciendo las competencias de “realización de estudios e informes sobre las políticas de índole financiera y de empresa, así como de índole macroeconómica, social y laboral”. Pero también se establece que bajo la dependencia directa del director de la Oficina Económica existirá la Subdirección General de Políticas Sectoriales, que realizará “labores de análisis de la regulación económica y análisis sectorial que le encomiende el director de la Oficina”. Y en concreto, se precisa que entre las funciones se encuentra el “seguimiento de la economía internacional, la coyuntura macroeconómica y el sistema financiero”.

De hecho, si a la llegada de Rajoy la Oficina se constituyó como un órgano prácticamente de carácter unipersonal, ahora se configura como de carácter orgánico, ya que Nadal tendrá su propio gabinete.

En la anterior legislación, las competencias de Nadal se limitaban a asesorar al Gobierno en la preparación y coordinación de los Consejos Europeos en el ámbito económico, así como de las reuniones del Eurogrupo a nivel de jefes de Estado y de Gobierno o del G20 y otras instituciones económicas internacionales.

placeholder Rajoy con dirigentes asociación constructores europeos de automóviles

El reforzamiento de las competencias de Nadal tiene mucho que ver con la creciente influencia del ‘aparato’ de Moncloa en la política económica del Gobierno, que se manifestó de forma nítida en junio de este año, cuando el BOE publicó un real decreto que incluía de forma expresa a la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, como miembro de la Comisión Delegada para Asuntos Económicos. En ese texto se precisaba que en caso de ausencia, vacante o enfermedad de Rajoy, la presidencia sería asumida por la vicepresidenta del Gobierno. Es decir, en ningún caso por Montoro o De Guindos, los ‘dos ministros’ económicos del Ejecutivo.

Se refuerzan, de esta manera, los poderes del equipo parlamentario que tuvo el Grupo Popular durante los años de oposición, donde Nadal fue portavoz de Economía junto al ministro Montoro. Esta presencia reforzada de Nadal en cuestiones económicas ya se ha manifestado en algunos asuntos peliagudos como la reforma eléctrica, que al final se decidió en Moncloa frente a Industria. El director de la Oficina Económica también ha demostrado su capacidad de influencia en el nombramiento de varios consejeros del macrorregulador de la competencia.

Moncloa Eurogrupo Funcionarios Industria Laboral Sistema financiero
El redactor recomienda