ATERRIZAN EL TRIPLE EN BARCELONA QUE EN MADRID

El Prat desbanca a Barajas del podio aeroportuario gracias al turismo ruso

Barcelona ha conquistado a los turistas rusos y ha ido robando poco a poco viajeros europeos a la capital, situándose como primer aeropuerto español

Foto: Pasajero en la T1 del aeropuerto de El Prat, Barcelona (Reuters)
Pasajero en la T1 del aeropuerto de El Prat, Barcelona (Reuters)

Los millonarios rusos son la tabla de salvación del turismo y Barcelona los ha conquistado: viajan a El Prat el triple que a Barajas y sus llegadas se han multiplicado por 2,5 en los últimos cuatro años. En el sexto puesto, todavía no son los más numerosos, pero sí los que más crecen, pasan más tiempo en España y gastan más. Son el nuevo dorado del sol y del lujo. Madrid no solo tiene que lamentar haber pinchado como destino aeroportuario para estos turistas; el número de viajeros que aterrizan en Barajas desde Reino Unido, Alemania y Francia también se ha resentido frente al atractivo de la ciudad condal para los extranjeros. Por eso, el de Barcelona fue en agosto el aeropuerto con mayor número de pasajeros de España, por primera vez en la historia.

Los rusos llegan en masa a Barcelona. Y es una tendencia al alza. Si en 2005 El Prat registró la entrada y salida de 53.370 rusos, en Barajas fueron 120.746. Sin embargo, la situación ha cambiado completamente: en 2012 aterrizaron y despegaron en el aeropuerto catalán 705.854 ciudadanos de la Federación Rusa, mientras que en el de Madrid el número de pasajeros de vuelos comerciales regulares de este país fue 317.485, según las estadísticas de Aena. Entre enero y agosto de 2013 los viajeros rusos de El Prat subieron hasta 618.770 y los de Barajas fueron 208.698. Una soberana 'paliza aeroportuaria'.

Tienda de Loewe en el Passeig de Gràcia (EFE)
Tienda de Loewe en el Passeig de Gràcia (EFE)
Las empresas del sector turístico y de servicios catalanas son muy conscientes de la importancia del turista ruso y han puesto todo su empeño en ‘cazarlo’. Tienen dinero y una de sus actividades preferidas es ir de compras. Así, las tiendas de lujo y los hoteles de más categoría tienen contratado personal de este país o que habla el idioma para facilitar su experiencia en Cataluña. En Barcelona les encanta recorrer las tiendas más exclusivas de Paseo de Gracia y de La Roca Village. Gastan al día unos 150 euros y disfrutan de estancias de 12 días de media: son una mina de oro teniendo en cuenta lo deteriorado que está el turismo nacional. Desde la Generalitat destacan que la mayor llegada de ciudadanos de este país a Barcelona se debe, entre otras cosas, a la agilización de los trámites de los visados y a los acuerdos del Gobierno catalán con los turoperadores rusos. La previsión es que su llegada aumente un 40% este año.

El declive de Madrid

Los datos de Frontur de agosto indican que Cataluña se ha convertido en el principal destino turístico. "La marca Barcelona está batiendo todos los récords, es muy potente", destaca Agustín Rodriguez, portavoz de El Prat. Y mientras en el conjunto del país el número de viajeros internacionales creció, en Madrid experimentó un descenso del 10,7%. Desde la consejería de Turismo de la Comunidad de Madrid explican esta caída, en parte, porque la capital de España no es un destino veraniego -los nacionales y extranjeros prefieren la playa en los meses estivales- y donde el visitante español representa entre el 50 y el 60% de las llegadas y dada la situación económica actual, viaja menos.

Otra explicación para el declive madrileño es el desplome del mercado italiano, que ocupaba el segundo lugar y que en lo que va de año ha bajado más de un 30%. Los representante hoteleros y los partidos de la oposición han expresado en los últimos meses su preocupación por esta decadencia y han lanzado un aviso a las autoridades: es necesario que el Gobierno haga algo para mejorar el atractivo turístico de la capital y sus alrededores.

Vista exterior de la T4 de Barajas (EFE)
Vista exterior de la T4 de Barajas (EFE)
En este trasvase de pasajeros de Barajas a El Prat también han desempeñado un papel importante las aerolíneas de bajo coste: a Madrid operan menos vuelos baratos y, por tanto, vienen menos turistas. Entre enero y agosto, al aeropuerto catalán llegaron 8,12 millones de pasajeros con Vueling, 2,93 con Ryanair y 1,58 con EasyJet. Iberia ocupa el sexto lugar por aerolíneas y British Airways, el séptimo. "Un elemento fundamental para que haya subido el número de pasajeros de Barcelona es la clara apuesta de Vueling", destacan los portavoces de El Prat. También comentan el empuje que representa que las compañías intercontinentales como Qatar o Emirates hayan incrementado sus frecuencias y el tamaño de sus aviones.

En cambio, a la capital española la mayoría de pasajeros llega con Iberia (7,2 millones), compañía que ha sufrido un declive de viajeros en verano, puesto que el perfil del cliente de la aerolínea es predominantemente de negocios, explican desde El Prat. Mientras que Ryanair ocupa el tercer lugar, EasyJet, el sexto y Vueling, el séptimo. La Ryanair canceló el verano pasado once rutas con origen o destino en Madrid y redujo la frecuencia de otras 24 rutas. Easyjet ha recortado casi a la mitad la oferta para Barajas.

El aeropuerto de Barajas remitió a El Confidencial a las estadísticas oficiales, dado que "no tenemos análisis cualitativos que constaten el descenso de pasajeros", afirmaron las fuentes consultadas por este periódico.

Barcelona también conquista a los europeos

El tráfico de pasajeros acumulado en 2013 de Barcelona se mantiene estable en los 23,9 millones, mientras que el de Barajas ha caído un 14,3% hasta 26,6 millones en los ocho primeros meses, según Aena. El punto de inflexión para el aeropuerto catalán ha llegado en agosto, cuando ha incrementado su tráfico un 8% hasta los 3,9 millones, superando en 100.000 personas a Madrid, que ha sufrido un descenso del 11,7%. En 2012 llegaron a Barajas 45,1 millones de viajeros (un 9% menos interanual) y a El Prat, 35,1 millones (un 2,2% más).

T1 del aeropuerto de El Prat (Barcelona)
T1 del aeropuerto de El Prat (Barcelona)
A pesar del fuerte incremento de viajeros de Rusia, la mayoría de los turistas que llegan a ambos aeropuertos son nacionales y europeos. Eso sí, el número de pasajeros españoles ha caído con fuerza en los últimos años como consecuencia de la crisis y el acumulado hasta agosto de 2013 en Barajas es de 3,9 millones y en el Prat, de 3,4 millones.

Los británicos, como los rusos, han cambiado su destino y ahora llegan más ciudadanos de Reino Unido a Barcelona (1,6 millones en los ocho primeros meses) que a Madrid (casi 900.000). Las llegadas y salidas de franceses se mantienen estables en el caso del aeropuerto de la capital (1,6 millones en 2012), mientras que en el catalán han ido incrementándose cada año desde 2005 hasta alcanzar en 2012 los 1,35 millones. La Generalitat reconoce que los franceses son uno de los principales impulsores del turismo internacional en la comunidad. Barcelona ofrece playa y cultura y ha sabido vender mejor la imagen de ciudad cosmopolita y de carácter europeo que Madrid.

Otro de los motivos por los que Barcelona ha ganado atractivo frente a Madrid es el crecimiento del turismo de cruceros: el puerto de la ciudad condal se ha convertido en el primero por pasajeros de Europa y el cuarto del mundo por detrás de los del Caribe, según informa Puerto de Barcelona. La importancia de los cruceros para la capital catalana es tal, que El Prat ha organizado un servicio específico de facturación para este tipo de turistas con el objetivo de evitar el colapso en las terminales. En 2013 los pasajeros de cruceros han crecido un 12,7% y la previsión es que este flujo siga aumentando el año que viene. "Los aviones de Estados Unidos vienen llenos gracias al atractivo de los cruceros", termina el representante del aeropuerto catalán.

Economía

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
62 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios